En Escena Personalidades


Britney gana pequeña batalla; podrá contratar a sus abogados

Britney gana pequeña batalla; podrá contratar a sus abogados


Publicación:15-10-2020
++--

Esto significa un paso para que la estrella del pop logre su libertad y así eliminar la tutela de su padre.

A Britney Spears se le permitirá contratar a su propio equipo legal luego de que se aprobara este miércoles en la corte una solicitud de petición, con lo que la cantante podrá continuar su batalla legal por su tutela contra su padre, Jamie Spears , reportó Variety.

Britney está buscando que a su papá le sea retirada su tutela, que ha estado en vigor desde hace 12 años; en esta ocasión la estrella del pop no estuvo presente en la audiencia, a la que acudieron su abogado, Samuel Ingham, y su madre, Lynne Spears.

Jamie por su parte, se ha estado oponiendo a la petición de su hija para que sea ella misma quien elija quien la represente en la corte, alegando que eso incrementa el costo de abogados.

El padre de la intérprete de Circus ha sido cotitular de su tutela desde el 2008, cuando ella sufrió un colapso mental público, y se volvió su tutor exclusivo en 2019 luego de que el abogado Andrew Wallet renunciara al cotutelaje.

Quienes celebraron el acierto legal de Britney fueron los fans a través del movimiento #FreeBritney, que inició en redes sociales con seguidores que argumentan que la intérprete está secuestrada por su tutela, y que ha desencadenado protestas públicas afuera de las audiencias judiciales.

No obstante, en una presentación este pasado agosto, el abogado de la famosa dijo que su tutela era voluntaria, y que a lo que ella se opone es a que sea su padre su tutor exclusivo.

"Britney cree firmemente que es consistente no sólo con sus mejores intereses personales, sino también con la buena política pública en general, con que la decisión de nombrar a un nuevo tutor de su patrimonio se tome de la manera más abierta y transparente posible", indicó Ingham.

Spears solicita que su tutora temporal, Jodi Montgomery, asuma el cargo de forma permanente, y estableció que se opone al total control de su padre sobre su patrimonio, y que le gustaría recuperar la supervisión de sus propias finanzas.

"Britney prefiere encarecidamente que se designe a un fiduciario corporativo calificado para desempeñar esta función", se lee en la presentación de la demanda.

La corte le había otorgado un pago anual a Jamie de alrededor de 130 mil dólares por controlar el patrimonio de su hija y, según documentos judiciales, el mayor gasto de Britney en 2018 fueron sus honorarios legales y de tutor, los cuales, en total, superaron los 1.1 millones de dólares en ese año.



« Especial »