Económico Valores


Se requieren apoyo fiscal a empresas en riesgo de quebrar

Se requieren apoyo fiscal a empresas en riesgo de quebrar
El CCE planteó estas medidas, que se suman a otras propuestas que hace unos días presentaron otros organismos

Publicación:20-03-2020
++--

Todo ello es parte de un paquete de propuestas que hizo el CCE en cinco frentes

CIUDAD DE MÉXICO.- El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) propuso al gobierno federal una serie de medidas para conservar los empleos y enfrentar así la situación económica que genera la pandemia Covid-19, como el dar incentivos fiscales a aquellas empresas que tendrían que liquidar personal ante la situación actual.
Todo ello es parte de un paquete de propuestas que hizo el CCE en cinco frentes: Asegurar liquidez al mercado interno; estimular el consumo privado; facilitar y estimular la inversión privada; elevar consumo e inversión del sector público; y dar señales positivas a los mercados internacionales.
El CCE planteó estas medidas, que se suman a otras propuestas que hace unos días presentaron otros organismos como la Coparmex, Concamin y Canacintra.
Para preservar el empleo, el gobierno deberá de otorgar apoyos mediante recursos fiscales en las empresas en que sea inevitable el recorte de puestos de trabajo, para que a estos trabajadores se les otorgue al menos un salario de subsistencia.
Permitir la deducción inmediata de las inversiones que las empresas realicen sin limitación geográfica durante el ejercicio de 2020, así como apresurar las devoluciones pendientes de IVA.
Se debe respetar el Estado de Derecho; acelerar los pagos pendientes a proveedores de CFE y Pemex; pero también pagar todos los adeudos de los tres niveles de gobierno, federal, estatal o municipal que tienen con proveedoras privadas de bienes y servicios.
Conformar un equipo con representación tripartita del sector privado, trabajadores y el Gobierno, para analizar el impacto económico, así como determinar acciones a seguir en esta crisis económica, como tener programas especiales de garantías para fortalecer algunos de los sectores más afectados.
Piden que la intermediación financiera sea fluida en el corto y en el largo plazo; descartar el objetivo de lograr el 1% del PIB de superávit primario, porque así se liberarán recursos que pueden utilizarse como apoyos a la reactivación de la economía.


« El Universal »