Económico Valores


Reapertura de actividades impulsa confianza del consumidor

Reapertura de actividades impulsa confianza del consumidor


Publicación:20-08-2020
++--

El Indicador de Confianza del Consumidor, derivado del cuarto levantamiento de la encuesta telefónica, registró un balance de 34.4 puntos en julio pasado

CIUDAD DE MÉXICO.- La percepción de las familias sobre su situación económica y del país ser recuperó por segundo mes consecutivo durante julio pasado gracias a la reapertura de actividades, pero todavía se mantiene muy por debajo de los niveles reportados un año antes, de acuerdo con los resultados más recientes de la Encuesta Telefónica sobre Confianza del Consumidor , levantada por el Inegi en alianza con el Banco de México.
El Indicador de Confianza del Consumidor, derivado del cuarto levantamiento de la encuesta telefónica, registró un balance de 34.4 puntos en julio pasado, cifra 2.4 puntos superior con relación al mes inmediato anterior, llegando a su nivel más alto de los últimos cuatro meses de la contingencia sanitaria.
Pese a lo anterior, el indicador todavía es 8.9 puntos menor al compararse con el dato relativo al mismo mes de 2019, que se sitúo en 43.3 puntos; este descenso en el indicador de 2020 con relación a lo que se observó el año pasado, es menor a la caída del mes de junio de 2020 respecto al de junio de 2019, que fue de 11.7 puntos.
El valor del indicador de julio se ve afectado por los valores bajos de la percepción de la posibilidad de consumo de bienes duraderos, así como de la situación económica actual del país (de 15.7 y 28.5 puntos respectivamente).
Se presentan valores más altos en los indicadores de las expectativas para los próximos 12 meses, situación económica de los miembros del hogar, y condición económica del país (48.2 y 43.2 puntos respectivamente), circunstancia que señala una percepción de los consumidores más positiva para el futuro.
De junio a julio en este 2020, la percepción de los consumidores en el país tiene un incremento en los cinco componentes de la confianza del consumidor. El indicador con mayor aumento con relación a junio pasado es el que corresponde a la percepción de la condición económica del país dentro de 12 meses, respecto a la actual, que subió 5.2 puntos.
Ahora bien, al comparar los componentes del indicador con el mismo mes de julio de 2019, se identifica en todos ellos un descenso; el más amplio corresponde a la percepción de la situación económica actual de los miembros del hogar comparada con la que tenían hace 12 meses. que retrocedió 11.7 puntos.
Le siguen en disminución, la percepción sobre la situación económica del país hoy en día, comparada con la de hace 12 meses, bajó 11.3 puntos. Esto es muestra de la identificación que los consumidores tienen del impacto que la pandemia ha ocasionado en la situación económica del país, con una percepción más negativa para este indicador.
Por lo que se refiere a los indicadores complementarios sobre la confianza del consumidor, que se refieren a las posibilidades de comprar bienes no duraderos como ropa, zapatos, alimentos, etc.; salir de vacaciones, compra de vehículo, posibilidades de ahorrar, entre otros, se observa en general una percepción poco positiva de los consumidores en estos meses de la contingencia por el Covid-19, pero con un ligero aumento de junio a julio en los diez indicadores.
De los indicadores complementarios, el que tiene un mayor incremento de junio a julio en la percepción de los consumidores es el que refiere a las posibilidades actuales de ahorrar alguna parte de sus ingresos, con un alza de 5.9 puntos.
Por el contrario, el componente con el menor incremento corresponde a la percepción sobre planeación de algún miembro del hogar de comprar, construir o remodelar una casa en los próximos dos años, con un aumento de solo 0.1 puntos con relación al dato del mes anterior.
En su comparación anual, todos los indicadores tuvieron un descenso. El de mayor caída lo tiene la percepción sobre las posibilidades económicas para salir de vacaciones de los miembros del hogar durante los próximos 12 meses, con una contracción de 14.3 puntos.
Una reducción similar se observa en la percepción sobre posibilidades actuales de comprar ropa, zapatos, etc., con una caída disminución de 13.6 puntos; y en la percepción de la situación económica personal en este momento comparada con la de hace 12 meses, que desciende 11.8 puntos.
El comportamiento del resto de los indicadores complementarios va de 9.9 puntos menos que corresponde a la percepción de la situación del empleo en el país en los próximos 12 meses, hasta 2.9 puntos, que pertenece al indicador sobre la planeación de algún miembro del hogar para comprar un automóvil nuevo o usado en los próximos 2 años.


« El Universal »