Económico Valores


Prevén alza en incumplimiento de pagos a bancos

Prevén alza en incumplimiento de pagos a bancos


Publicación:01-10-2020
++--

Al cierre del 2020

CIUDAD DE MÉXICO.- En el último trimestre de 2020 se podría generar un alza en el incumplimiento de pagos de créditos a los bancos, una vez que han vencido los programas de diferimiento que aplicaron las instituciones financieras para apoyar a los clientes afectados en sus ingresos por la pandemia de Covid-19, de acuerdo con el Informe anual del Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero en México.
"Para el último trimestre de 2020 podría generarse un aumento en la tasa de incumplimiento una vez que se reactiven los pagos de los créditos amparados por la facilidad regulatoria, lo que se reflejaría en pérdidas por riesgo de crédito", dice el documento.
El texto explica que ante la pandemia de Covid-19, los índices de morosidad (IMOR) y de morosidad ajustado (IMORa) de la cartera de crédito de la banca múltiple, en términos generales, presentaron incrementos marginales durante 2019 y hasta junio de 2020.
"El IMOR de la cartera comercial se mantuvo en un promedio de 1.3% durante 2019, cerrando en junio de 2020 en 1.2%. En la cartera de vivienda se observó un promedio de 2.7% en 2019 y aumentó a 3.1% en junio de 2020. En cuanto a la cartera de consumo, el indicador se mantuvo en promedio en 4.4% para 2019 y aumentó a 4.8% en junio de 2020", detalla.
En ese sentido, explica que en el índice de cobertura de reservas de las quitas y los castigos para la cartera crediticia de la banca múltiple, durante el último año se observa que las reservas crediticias son suficientes para cubrir las pérdidas esperadas.
"En particular, las reservas constituidas en julio de 2019 cubren con un aforo de 1.2 a 1 las quitas y los castigos acumulados por las instituciones bancarias en los doce meses siguientes", detalla.
El documento explica que derivado de la expectativa de un deterioro futuro, los bancos crearon mayores estimaciones preventivas para riesgos crediticios. Dichas estimaciones constituyen herramientas que ayudan a mitigar el impacto en la solvencia que podría tener la morosidad en el futuro.
Así, a junio de 2020, el Índice de Cobertura (ICOR) se ubicó en 164.7%, por lo que los bancos registraron estimaciones crediticias suficientes para cubrir la totalidad de la cartera vencida.
Así, el saldo de las estimaciones preventivas adicionales registró un nivel histórico de 31 mil millones de pesos en junio de 2020, cuando el promedio desde 2008 había sido de 8 mil millones de pesos.
Aumenta cartera vencida en sector popular
El reporte detalla que las Sociedades Financieras Populares (Sofipos) muestran deterioro en la calidad de su cartera crediticia, misma que empeoró desde 2019.
Prueba de lo anterior, añade, es el índice de morosidad (IMOR) de la cartera de crédito de las Sofipos, que presentó una tendencia al alza, al pasar de 9.9% en junio de 2019 a 13.3% en junio de 2020.
En ese sentido, al 30 de junio de 2020, 27 de las 39 sofipos del sector habían reestructurado 180 mil créditos por un monto de 5,188 millones de pesos, al amparo de los criterios contables especiales, emitidos para facilitar la instrumentación de programas de apoyo para los acreditados afectados por la contingencia sanitaria.
"Este monto representa 23.7% de la cartera total y el 24.9% de la cartera neta del sector, equivalente al 118.6% del capital neto, por lo cual, en caso de no recuperarse estos créditos se tendría un impacto significativo en la solvencia del sector, cuyas reestructuras están concentradas en un 80.5% en las cinco entidades más grandes atendiendo al monto, aunque también hay sofipos en donde la cartera reestructurada supera el 30% de la cartera total.
Ante este entorno, el Consejo de Estabilidad Financiera explica que con el fin de robustecer la solvencia y estabilidad del sector, se trabaja en la actualización de disposiciones en materia de capitalización y de liquidez para las Sofipos.
"Se desarrollan modelos de pérdida esperada para la determinación de estimaciones preventivas por riesgo crediticio, así como un monitoreo cercano bajo una supervisión basada en riesgos", añadió.


« El Universal »