Económico Valores


Peso podría fluctuar en la semana entre $18.65 y $19.03: spot CIBanco


Publicación:04-02-2020
++--

Los costos económicos de las medidas adoptadas para combatir el brote comienzan a reflejarse en el sector industrial del gigante asiático.

México.- El coronavirus acapara la atención de los inversionistas, y se ha convertido en el factor de mayor incertidumbre para los  mercados financieros globales, informó hoy CIBanco, Institución de Banca Múltiple. 

 

La institución agregó que a lo largo de la semana pasada, aunque por momentos hubo cierta tregua, conforme aumentaron las especulaciones del impacto negativo que tendrá el virus en China, se incrementaron los episodios de ventas de activos riesgosos y la búsqueda de los considerados como seguros.

 

Adicionalmente, los mercados estuvieron muy atentos a la temporada de reportes corporativos y a la decisión de política monetaria del Sistema de la Reserva Federal (FED), el banco central de Estados Unidos.

 

Además, el balance de víctimas sigue creciendo, y ya son más de 362 fallecidos con 17 mil contagiados. La Organización Mundial de la Salud ya declaró al coronavirus como una emergencia sanitaria global, pero no recomienda establecer restricciones de viaje, ni de comercio de bienes.

 

Los costos económicos de las medidas adoptadas para combatir el brote comienzan a reflejarse en el sector industrial del gigante asiático, señaló CIBanco.

 

Agregó que grandes multinacionales cierran fábricas y establecimientos comerciales, los transportes se paralizan y las aerolíneas cortan sus rutas al país y en algunos casos cancelan los viajes del exterior hacia China.

 

Al mismo tiempo, en la conferencia de prensa para presentar los resultados de la última reunión de la FED, el presidente Jerome Powell admitió los riesgos derivados del enfriamiento en la segunda economía del mundo por el virus, pero apuntó que es demasiado pronto para evaluar el impacto.

 

Lo anterior ha sido aprovechado por los inversionistas para tomar utilidades en los principales activos de inversión de mayor riesgo, después de las fuertes ganancias con las que iniciaron 2020.

 

De esta forma aumentan las inversiones hacia los activos seguros. El bono del Tesoro de Estados Unidos (a 10 años) bajó su rendimiento por debajo de 1.60 por ciento y por momentos la curva de rendimientos volvió a invertirse para ciertos plazos.

 

Similar comportamiento mostraron los bonos europeos. El precio del petróleo volvió a caer y el precio del oro se recupera. El tema del coronavirus seguirá teniendo impacto en los mercados en las próximas semanas, pero poco a poco el inversionista se irá acostumbrando a lidiar con esta eventualidad.

 

La temporada de reportes corporativos correspondientes al cuarto trimestre del año le robó algo de protagonismo a los temores del virus. En Estados Unidos, en términos generales las cifras han superado las expectativas, y destacan los resultados de Apple, Amazon, Microsoft, Tesla y General Electric.

 

Alrededor del 75 por ciento de las empresas que han dado a conocer sus resultados han estado mejor de lo esperado, indicó CIBanco.

 

Por otro lado, no hubo sorpresas con la FED en su conclusión de la reunión de política monetaria. La autoridad estadunidense mantuvo sin cambios su tasa de fondeo y reitera que la postura actual de la política monetaria es apropiada para apoyar un crecimiento económico sostenido.

 

Tampoco entregó una nueva guía sobre su práctica actual de comprar 60 mil millones de dólares mensuales de bonos del Tesoro de Estados Unidos para garantizar una liquidez adecuada a corto plazo en los mercados de financiación bancaria.

 

Sólo se limitó a decir que han estado discutiendo cómo y cuándo finalizar el programa temporal. Por su parte, la expansión económica de Estados Unidos continúa sólida, aunque mostró una desaceleración con respecto de los crecimientos de los últimos tres años.

 

El Producto Interno Bruto (PIB) aumentó 2.3 por ciento en todo el año pasado, con el consumo privado compensando el deterioro en los volúmenes de inversión y producción manufacturera de empresas por las tensiones comerciales con China.

 

Adicionalmente, concluyó el último paso en Estados Unidos en lo relacionado al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), con la promulgación por parte del presidente Donald Trump.

 

El episodio del T-MEC podría cerrarse definitivamente en abril próximo, una vez que el Parlamento canadiense apruebe el acuerdo y los tres presidentes sellen definitivamente con sus firmas el nuevo tratado. Su entrada en vigor sería 90 días después de ese evento.

 

En México, de acuerdo a la estimación oportuna del PIB, la economía se contrajo en términos real en el cuarto trimestre de 2019, aunque la caída fue menor a la esperada. Con ello, en el acumulado en 2019 la economía mexicana registró una reducción de 0.1 por ciento, su primera baja en una década.

 

Así, aunque el resultado no es tan débil como se esperaba, sí se confirma que la segunda mitad del año fue más endeble que la primera.

 

Además, dado que la economía está en terreno negativo, podría complicarse su recuperación para este año. Lo que implica que la debilidad económica podría extenderse por lo menos durante el primer tercio de 2020.

 

El peso mexicano tuvo una semana de altibajos, pero con tendencia negativa. Por momentos presionándose a niveles cercanos a los $19.0 spot, muy sujeto a la especulación en torno a los impactos negativos que podría tener el coronavirus en el crecimiento económico mundial.

 

Esta semana la atención de los mercados financieros seguirá en las noticas sobre el coronavirus, el informe oficial de empleo en Estados Unidos correspondiente a enero, la continuación de la temporada de reportes corporativos empleo y el informe de gobierno de Trump.

 

El mercado cambiario mexicano seguirá muy dependiente de la evolución del tema del coronavirus alrededor del mundo y la especulación en torno al impacto que tendría en la economía global, afirmó CIBanco.

 

Las cifras económicas en Estados Unidos y los reportes empresariales le quitan algo de protagonismo a los temores del virus, destacando el informe de empleo, la actividad manufacturera medida por el índice del Instituto de Gestión de Suministros (ISM), así como los resultados de empresas como Alphabet y Twitter.

 

Adicionalmente, el discurso sobre el Estado de la Unión que dará el presidente Trump será seguido con atención por los inversionistas, porque puede haber anuncios importantes en materia fiscal y comercial. Con ello, durante la semana la moneda mexicana podría fluctuar entre los $18.65 y $19.03 spot.

 

En el mercado primario, la tasa de Cetes a 28 días podría registrar una baja o mantenerse sin cambios. Por su parte, el rendimiento para los bonos de 10 años en el mercado secundario, podría moverse entre 6.58 por ciento y 6.75 por ciento, concluyó el reporte de CIBanco.



« Notimex »