Económico Valores


Menor actividad en la Central de Abasto pegará a inflación

Menor actividad en la Central de Abasto pegará a inflación


Publicación:12-06-2020
++--

Se indicó que por este impacto, aumentaría la vulnerabilidad de la seguridad alimentaria.

CIUDAD DE MÉXICO.- La desaceleración de las actividades en la Central de Abasto de la Ciudad de México (CDMX) por la contingencia decretada por la pandemia del Covid-19, podría impactar a la inflación, advirtió el Banco de México (Banxico).
En un estudio especial, elaborado por el área de investigación económica sobre la distribución en puntos de venta al por mayor de frutas y hortalizas en México, se indicó que por este impacto, aumentaría la vulnerabilidad de la seguridad alimentaria.
Refirió que a finales de abril, la Central de Abasto de la CDMX reportó una menor actividad, lo que podría representar un factor de riesgo asociado a mayores niveles de inflación en frutas y hortalizas frescas e incluso una escasez de 23 productos.
En la lista de los productos con riesgo de que suban de precio para el caso de frutas están el aguacate, durazno, guayaba, limón, mango, manzana, melón, naranja, papaya, pera, piña, plátano y sandía.
Por el lado de las hortalizas, la calabacita, cebolla, jitomate, lechuga y col, nopales, papa y otros tubérculos, pepino, tomate verde y zanahoria.
Destacó que las centrales de abasto fungen como intermediarias a otras entidades federativas, por lo que la irrupción de sus operaciones por las medidas de sana distancia incrementa el riesgo de generar disrupciones en las cadenas de suministro de alimentos frescos en el país.
Destaca que en México varios productos que se incluyen en la canasta básica, del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), del agregado de frutas y hortalizas frescas, se caracterizan por una elevada concentración de su producción en unas cuantas entidades.
Esto podría significar un mayor riesgo de suministro de alimentos o el incremento de precios, estableció.
EL sur, el más afectado
En el documento, se presenta a la región del sur de la República Mexicana como la más afectada por la desaceleración de la actividad del abasto de alimentos, sobre todo por frutas y hortalizas frescas.
Chiapas, Guerrero, Tabasco y Veracruz, lucen desvinculadas debido a que no muestran patrones recurrentes de distribución con alguna entidad productora o intermediaria, precisó.
Sinaloa, con una producción del jitomate del 29% del total, canaliza este producto directamente a 16 estados, mayormente a los de la zona del norte y regiones centro-norte.
Mientras que en todas las entidades federativas de la región sur, la oferta de jitomate proviene de la Ciudad de México que no es productora, sólo funge como intermediaria.
Lo mismo sucede con el aguacate, cuyo productor dominante es Michoacán con el 82.5%, que distribuye a 20 estados y a los del sur a través de la CDMX; mientras que en el norte se abastecen con importaciones.


« El Universal »