Económico Valores


El T-MEC no es una solución absoluta


Publicación:04-02-2020
++--

Por ello, asegura, dar certidumbre a los inversionistas también es clave, a fin de potenciar los beneficios del acuerdo comercial.

 

CIUDAD DE MÉXICO.- El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) no dará resultados por sí mismo, puesto que adicionalmente se necesitan políticas públicas complementarias, reconoce el presidente de la American Chamber Mexico (AmCham), Jorge Torres.
En entrevista con EL UNIVERSAL, explica que los inversionistas tienen interés en el país, aunque siempre requieren de un buen ambiente de negocios.
Por ello, asegura, dar certidumbre a los inversionistas también es clave, a fin de potenciar los beneficios del acuerdo comercial.
"El T-MEC por sí solo no es una bala de plata que mágicamente va a resolver todos los problemas", dice, pues se necesitan acciones complementarias y mayor seguridad en el país, porque la violencia y la delincuencia merman la confianza de las empresas y les generan gastos.
Para Torres, en 2020 se espera lograr un mayor crecimiento económico en México, aunque será solamente a tasa de un dígito. De cualquier manera, considera que el T-MEC será un impulsor de la actividad productiva.
El directivo también reconoce que a causa de la incertidumbre que generó la espera para que se negociara el protocolo modificatorio y se ratificara el T-MEC hubo "inversionistas de capital americano que tuvieron dudas o cautelas respecto a los flujos de inversión para nuevos proyectos o carteras".
Sin embargo, afirma que ya que se concretó la ratificación del tratado y que fue promulgado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se despeja el panorama.
"El ingrediente principal [para lograr el crecimiento] es el que generará la ratificación del T-MEC, en términos de las empresas que conforman AmCham, de esos proyectos que estaban pendientes de confirmarse, de esa cautela de los corporativos para poder liberar los proyectos de inversión en México, porque el tratado blinda los flujos de inversión", asevera.
Torres expone que si se quieren mantener, incrementar o atraer nuevas inversiones es necesario generar las políticas públicas que hagan más atractivo al país, lo que tiene que ver con el fomento a la economía formal, pero también con el combate a la corrupción, al contrabando y la piratería.
Paralelamente, añade, "creemos que [en México] hay necesidad de desarrollo, de modernización y de un ajuste de las políticas públicas para que acompañen la ratificación del tratado, como lo es en el ámbito de la seguridad".
Si bien es una buena noticia que el tratado impulsa las inversiones, agrega, "hay que atender elementos tan importantes como el de la inseguridad, porque merma la contabilidad de las empresas, que tienen que dedicar buena parte de sus gastos en protocolos de protección".
Además, Torres comenta que la AmCham trabaja con los niveles de gobierno en estrategias para combatir los ilícitos.



« El Universal »