Económico Valores


BID ve presión en América Latina por regreso económico

BID ve presión en América Latina por regreso económico
Tomar la decisión de salida de la cuarentena representa un duro equilibrio entre proteger la vida y cuidar los medios de subsistencia, ponderó.

Publicación:26-05-2020
++--

Por lo que pidió a los países de la región no bajar la guardia, expandir la inteligencia epidemiológica, hacer más pruebas de diagnósticos

CIUDAD DE MÉXICO.- La salida del confinamiento será la decisión política más trascendente que tomarán los gobiernos de América Latina en un contexto de gran incertidumbre, destacó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Advirtió que los gobiernos estarán volando casi sin instrumentos, presionados para reabrir la economía ante el efecto conocido como fatiga de comportamiento.
Por lo que pidió a los países de la región no bajar la guardia, expandir la inteligencia epidemiológica, hacer más pruebas de diagnósticos, pues basta con mirar la segunda oleada de casos de Covid-19, incluso en lugares en donde no se impusieron restricciones para contener la pandemia.
"Es mucho lo que está en juego", aseguró en un nuevo documento que dio a conocer, titulado: Del confinamiento a la reapertura: Consideraciones estratégicas para el reinicio de las actividades en América Latina y el Caribe durante la pandemia del Covid-19.
Lo anterior porque salir de la cuarentena puede tener un elevado costo en contagios y muertes, advirtió. Especialmente porque si al mismo tiempo no se expanden sustancialmente las herramientas con las que los países enfrentan la enfermedad Covid-19 provocada por el virus SARS-CoV-2, alertó.
Tomar la decisión de salida de la cuarentena representa un duro equilibrio entre proteger la vida y cuidar los medios de subsistencia, ponderó. Expuso que no sólo involucran el momento de la flexibilización de las restricciones impuestas, sino también la modalidad que tomará esta relajación.
Se debe invertir en la contención de la pandemia y asegurarse de que la reapertura ocurra en las mejores condiciones posibles, dijo.

¿Cómo hacerlo?
El BID señaló que la desescalada y reanudar actividades otra vez, es importante que se tenga conciencia que será bajo una semi normalidad, porque ya no será lo mismo de antes.
Para ello, se requiere robustecer en mayor o menor grado, dependiendo de la situación de cada país, la coordinación y la gestión estratégica.
Mejorar los equipamientos y los protocolos para tratar los casos más graves; proteger al personal de salud; expandir la inteligencia epidemiológica; incorporar tecnología; reforzar la comunicación y la participación de la comunidad, y facilitar el abastecimiento de insumos médicos clave.

El costo de la cuarentena.
En el documento se hizo una revisión de cómo los países de América Latina han enfrentado los efectos económicos de la emergencia sanitaria.
Los especialistas que elaboraron el reporte destacaron que el costo de quedarse en los hogares de la región es mayor respecto a los países desarrollados.
Se encontró que al menos un miembro de la familia perdió el trabajo en 59% de los hogares; se ha exacerbado la violencia intrafamiliar, la alta informalidad laboral enfrentó la cruda realidad de no tener un seguro de desempleo ni sistema de seguridad social y condiciones precarias para el teletrabajo.
Y se suman consecuencias sociales, como problemas de ansiedad, depresión y seguridad alimentaria.
El coronavirus tomó a América Latina con una población con la mayor incidencia con enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes y una menor capacidad hospitalaria, así como baja disponibilidad de pruebas diagnósticas para manejar la pandemia.

Región confinada.
Son 11 países los que declararon una cuarentena de manera total e igual número lo ha hecho de manera parcial. Nicaragua es el único que no impuso ninguna medida de confinamiento.
Comprobaron que las medidas de confinamiento han resultado efectivas a la hora de reducir la movilidad de las personas.
Los datos confirman que los movimientos de las personas desde y hacia el lugar de trabajo han disminuido considerablemente en la región durante las fechas en que se impusieron las restricciones.
Otros aspectos, como la movilidad hacia el transporte público o hacia los parques, o el número de personas que se desplaza al menos un kilómetro al día, han sufrido caídas similares.
Algunos países, como Bolivia, Ecuador y Perú, que implementaron medidas de confinamiento total, registran cifras de hasta 80% de reducción en los desplazamientos de las personas.
En otros casos, como el de Haití, se observa un descenso mucho menor, a pesar de haber decretado también el confinamiento total.


« El Universal »