Banner de aplicaciones

Cultural Literatura


"Tenebra" retrata el submundo más oscuro de la política

Tenebra retrata el submundo más oscuro de la política
Por las redes sociales

Publicación:23-04-2020
++--

Daniel Krauze ofreció una sesión virtual para conversar sobre su más reciente libro

Ciudad de México.— Para Daniel Krauze (Ciudad de México, 1982) una novela no puede abarcar todo lo que el autor investiga, tal como ocurrió con Tenebra  (2020), un libro que le demandó una investigación periodística muy larga, ya que su universo y ambientes eran algo nuevo para el autor.

      Sobre ello habló el escritor durante la sesión virtual realizada este miércoles a través de redes sociales, como parte de la campaña Keep reading en casa, en la cual charló acerca de su más reciente libro y lo que significó para él escribir en torno al juego oscuro de la política mexicana y su sistema.

      Explicó que esta historia puede servir para vernos reflejados, pues se aleja de los relatos ficcionales para retratar un fragmento de la realidad, que se nutre con una bodega de anécdotas completamente verídicas, ello con la finalidad de construir un retrato de una franja de nuestra clase política en un momento muy específico.

      "Creo que cada libro es una suerte de ecuación que el escritor debe aprender a resolver y cada ecuación es completamente distinta a la anterior; Tenebra es el más diferente de todos. Algunos de los capítulos fueron difíciles de escribir y también de leer, pues es una novela cruda, donde se habla de drogas, violencia, prostitución y el submundo más oscuro de la política y el poder en México".

      Sin embargo, el autor de Cuervos (2007) y Fiebre (2010), señaló que esta no deja de ser una novela de dos seres humanos: "Julio Rangel" y "Martín Ferrer", personajes que resultan ser complejos y con claroscuros; esto le da al trabajo un carácter atemporal al mostrar la ambición desmedida y los deseos de venganza.

      Al escribir Tenebra trató de alejarse de la novela policiaca y otros géneros afines, pues no quería que tuviera esta influencia, por lo que se inspiró en autores muy distintos como David Mitchell, James Salter o Bret Easton Ellis. Finalmente el escritor nacido en Ciudad de México, expresó: “Intento que la prosa no venga primero ni le gane a la historia; a mí me interesa atrapar al lector, eso para mí es lo esencial, más que deslumbrar con mi lenguaje o con retruécanos prosísticos, yo lo que quiero es que una vez que abran mi novela no la suelten”.



« Notimex »