Cultural Literatura


Soy monárquico en defensa propia: Arturo Pérez-Reverte

Soy monárquico en defensa propia: Arturo Pérez-Reverte
Pérez-Reverte retrata la batalla del Ebro de la Guerra Civil Española en su novela 30 "Línea de fuego".

Publicación:03-11-2020
++--

El autor español Arturo Pérez-Reverte califica como una "estupidez" juzgar la historia con los ojos del presente

Ciudad de México.- El autor español Arturo Pérez-Reverte califica como una "estupidez" juzgar la historia con los ojos del presente. En su más reciente novela, "Línea de fuego", retrata la batalla del Ebro 84 años después del estallido de la Guerra Civil española desde la perspectiva de los combatientes de ambos bandos, incluyendo mujeres.

"Sé muy bien que el bando legítimo era el de la República y el bando ilegítimo era el de los rebeldes o franquistas, lo tengo claro siempre", dijo Pérez-Reverte en una videoconferencia el martes. "De hecho mi familia luchó en el bando republicano. Yo por razones culturales soy republicano, soy monárquico por obligación porque en España ser monárquico es casi un acto de defensa, soy monárquico en defensa propia".

Una vez aclarado este punto, Pérez-Reverte defendió el enfoque neutral y humano que favoreció en su libro, pues como dijo, los novelistas no tienen una "obligación moral", sino que deben ser amorales y en el caso de escribir novela histórica dejar en claro que es una ficción, no un libro de investigación.

Ante la tendencia actual por juzgar a figuras del pasado a las que antes se había proyectado como héroes erigiendo estatuas en su honor, como Cristóbal Colón y otros conquistadores o esclavistas, Pérez-Reverte pidió no juzgar la historia con los estándares del presente, sobre todo la de la conquista de América.

"Hay una estupidez que se está extendiendo peligrosamente por el mundo, por el llamado occidente, América del Sur, del Norte, Europa, que es considerar la historia del pasado con ojos del presente y eso es imposible", dijo. "Era un mundo diferente, machista, cruel, duro, arcaico, antiguo... Esos animales (conquistadores), esos cuatro gamberros, animales, analfabetos, crueles y sanguinarios cambiaron al mundo. ¿Cómo no va a haber grandeza? Hay horror y grandeza, mirémoslo así con horror y con grandeza, con admiración y con espanto".



« Redacción »