Cultural Más Cultural


Reflexionan sobre invisibilización de escritoras en el canon

Reflexionan sobre invisibilización de escritoras en el canon


Publicación:20-10-2020
++--

Se sumaron en una celebración del Día de las Escritoras

CIUDAD DE MÉXICO.- La escritora mexicana Carmen Boullosa, la ecuatoriana María Fernanda Ampuero y la chilena Alejandra Costamagna, junto con la editora mexicana Socorro Venegas, se sumaron en una celebración del Día de las Escritoras y a propósito de celebrar las letras escritas por mujeres, en este caso latinoamericanas, celebraron la aparición próxima de la antología "Vindictas cuentistas latinoamericanas" que muy pronto publicará la UNAM, a través de la Coordinación de Difusión Cultural y la dirección de Publicaciones, junto con la editorial española Páginas de Espuma.
La tarde de este lunes, a través de Libros UNAM, las cuatro escritoras se dieron cita en el diálogo "Vindictas reivindica: día de las escritoras", con la propuesta de recordar a escritoras que han sido invisibilizadas por el canon literario y que de poco en poco sus obras han ido apareciendo en la colección Vindictas que publica la UNAM. "Es una fecha en la que hemos querido dedicar a recordar nombres, voces, obras de autoras a las que nos parece esencial que no se olvide y más aún que sean reivindicadas, eso solo va a suceder si seguimos leyéndolas, si seguimos editándolas, publicándolas para que sus libros lleguen de nuevo a las manos de los lectores y es el espíritu de la colección de novela y memoria Vindictas que la UNAM comenzó a publicar el año pasado", afirmó Socorro Venegas.
La directora General de Publicaciones y Fomento Editorial de la UNAM dijo que desde esa colección han recuperado voces de varias novelistas mexicanas, argentinas, de Costa Rica y están en ese esfuerzo de reunir a las cuentistas latinoamericanas. "Ese es también un esfuerzo que nos reúne hoy, es un marco muy propicio para contarles cómo con la ayuda de muchas personas, de escritoras, de académicas de todo el continente hemos ido tejiendo para que esta antología sea posible", dijo Venegas.
Desde Nueva York, Carmen Boullosa reivindicó la historia de las mujeres y su libertad a partir de su historia familiar. "Tengo la suerte de pertenecer a una generación de mujeres formidables, cuando comenzamos a publicar decir poeta mujer, que no poetisas, era decir poeta buena, éramos lo mejor de la generación, Verónica Volkow, Coral Bracho, Gloria Gervitz, o sea era una generación de joyas". Dijo que a ellas les habían abierto el poder de la palabra y lo hicieron esa camada de feministas que estuvieron atrás de ellas, "nosotras ni siquiera veíamos la invisibilidad a la que nos querían condenar o a la que condenaba el canon a las mujeres", afirmó.
Luego Alejandra Costamagna, se fue más atrás a la escritoras chilenas de comienzos del siglo XX para hablar de cómo la obra de muchas escritoras de entonces están atravesadas por la construcción de mitos biográficos y la relación entre escritura y vida, pero a las que muchas veces se les lee con esas coordenadas y parece que no se les invisibiliza. "Hay varias estrategias desde el patriarcado que está por una parte en invisibilizar algunos otros aspectos de las obras de estas escritoras y de sus producciones en su quehacer intelectual y crítico, a Gabriela Mistral a Marta Brunet a la que no tenemos acceso a sus escritos sobre pensamiento ensayístico brillantes como críticas, o hay una tendencia a masculinizarla, se hablaba de la varonalidad de su talento como formas de piropearlas", afirmó Costamagna.
María Fernando Ampuero destacó que Alejandra Costamagna proviene de Chile el país de Gabriela Mistral, la única mujer Premio Nobel y Carmen Boullosa proviene de México que dio al mundo de Sor Juana Inés de la Cruz, "la madre de todas nosotras", pero ella proviene de Ecuador, un país donde la literatura en general no ha sido parte de ningún canon, "somos la periferia de la periferia".
Por eso le resulta tan interesante lo que está ocurriendo con Ecuador en este momento con escritoras super potentes, "la literatura contemporánea está escrita desde la mujer, es una literatura escrita además no solamente por mujeres sino una literatura que busca y que aborda los temas que nos interesan a las mujeres, es una literatura de mujeres y muy femenina, quitándole todo lo peyorativo al género femenino", afirmó Ampuero.


« El Universal »