Cultural Más Cultural


Prevén préstamos bibliotecarios a partir del 26 de julio

Prevén préstamos bibliotecarios a partir del 26 de julio


Publicación:18-07-2020
++--

El préstamo de libros solo será posible si se mantienen a la baja la ocupación hospitalaria y el número de casos positivos de Covid-19

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante la videoconferencia de prensa de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México se informó que prevén reanudar los préstamos bibliotecarios a partir del 26 de julio en la capital.
El préstamo de libros solo será posible si se mantienen a la baja la ocupación hospitalaria y el número de casos positivos de Covid-19, indicó Eduardo Clark, director general de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP). Sin embargo, en caso de que se pueda retomar ese servicio, las bibliotecas no permitirán que los usuarios permanezcan dentro de las instalaciones.
La Ciudad de México permanecerá en semáforo naranja la próxima semana, pero la tendencia a la baja de la ocupación hospitalaria de los hospitales de la capital da pie a que se considere posible el préstamo de libros junto con la apertura de los servicios religiosos.
Protocolos que proponen las bibliotecas
A inicios de mes, el Sistema Bibliotecario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) presentó un protocolo de bioseguridad, el cual consta de tres fases: desinfección de las instalaciones, reubicación del mobiliario para garantizar el distanciamiento social y la proporción de insumos sanitarios para el personal.
La Dirección General de Bibliotecas y Servicios Digitales de Información (DGBSDI) también considera el préstamo a domicilio con estantería cerrada y con un aforo limitado entre el 30% y 50% de ocupación.
Discrepancias sobre la cuarentena de libros
Entre bibliotecas y archivo hay discrepancias sobre el tiempo de resguardo que deben tener los materiales que han sido consultados o prestados. Los bibliotecarios han consensuado que cumplirán un periodo de 14 días para evitar cualquier contagio, pero el Archivo General de la Nación (AGN) propone que la reserva de los materiales sea sólo de 24 a 48 horas en promedio, y si acaso que no rebase cuatro días.
"No me imagino en dónde voy a poner todos los documentos de 14 días que estoy prestando a diario durante 14 días. Tendría que tener una bodega enorme para tenerlos en catorcena", afirma Carlos Ruiz Abreu, director del AGN, quien dice que lo más seguro es que los pongan 24-48 horas en un lugar seguro para luego volver a ser prestados.
"Hay muchas diferencias entre el tiempo que se debe poner al papel en cuarentena, la OMS habla de 24 horas, la DGB hace esta recomendación, muchos hablan de las 72 horas en bibliotecas de EU y en otros países, nosotros hablamos de 14 días, lo seguimos discutiendo pero creemos que la mejor herramienta para lograr una desinfección segura en el material son 14 días", señala Norma Angélica Antonio, directora de Acervo Bibliohemerográfico de la Subsecretaría de Educación de la Ciudad de México.


« El Universal »