Cultural Más Cultural


Pide Arzobispo por los fieles difuntos

Pide Arzobispo por los fieles difuntos
El Arzobispo de Monterrey presidió la celebración de la Santa Misa en el panteón del Roble

Publicación:03-11-2020
++--

El Arzobispo invitó a vivir con esperanza y salir fortalecidos de estos tiempos de pandemia, valorar cada minuto de nuestra vida y ser mejores

Monterrey, NL.- Teniendo como marco del Día de Muertos, el Arzobispo de Monterrey, presidió la celebración de la Santa Misa en el panteón del Roble, en la que acompañado de sus obispos auxiliares pidió por todos los fieles difuntos.

"Queremos poner en este altar la vida de todos los hermanos y hermanas que han muerto, especialmente los que han muerto a causa de Covid, sabemos que a través de las redes sociales nos han pedido su deseo de oración, estén seguros de que en está Eucaristía nos unimos a todos ustedes a los que son de nuestra Iglesia de Monterrey, pero también a los que nos siguen en otros lugares de México y del mundo entero", expresó Cabrera López.

"Me llama la atención que un lugar como este se le llame panteón o se le llame cementerio, dos palabras de origen griego, que tienen un gran significado, panteón: es el lugar donde todos se acercan a Dios, todos son de Dios, pero también cementerio, quiere decir dormitorio, donde todos los que están aquí o en criptas duermen en el Señor, esperando siempre la resurrección final", puntualizó.

Asimismo, durante la celebración el también presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, invitó a los fieles católicos a tener una vida eucarística.

"La Eucaristía nos da vida para siempre, por eso hermana y hermano quiero animarte a participar de la Euca-ristía, lo puedes hacer de manera espiritual, pero igualmente intenso o lo pue-des hacer de manera real cuando vas a la iglesia y comulgas. Es entrar en la comunión, en la comunicación con Je-sús y eso es ganar vida eterna".

"En la Eucaristía tenemos que compaginar dos miradas, nuestra mirada humana, que siempre nos llena de tristeza de lágrimas, el despedir a los hermanos a las hermanas, ayer domingo decíamos: felices los que lloran, hoy puedo repetir estas palabras, dichosos ustedes hermanos y hermanas que lloran por aquellos que han muerto, esas lagrimas son lagrimas son de deseo de eternidad", externó.

Cabrera López, explicó que el Señor pide también desplazar la mirada, la mirada al cielo, la mirada a la eternidad, citando al Apóstol Pablo quien dice "nosotros no podemos ser como los paganos que mueren en la angustia, sino con esperanza miramos el futuro".

"Si uno mira los problemas y no mira a Dios, los problemas tienen dimensiones insuperables, dimensiones catastróficas, pero cuando los miramos desde Dios, nos ayuda a darle la justa medida, mirar también los rasgos positivos de todo, incluso en la muerte hay signos de vida. Cuantas personas han dado su vida por la entrega a los hermanos, por la ayuda al prójimo, todo eso es anuncio de vida y de eternidad", recalcó Cabrera López.

Por último, el Arzobispo invitó a vivir con esperanza y salir fortalecidos de estos tiempos de pandemia, valorar cada minuto de nuestra vida y ser mejores discípulos de Cristo en la caridad.



« El Porvenir »