Cultural Más Cultural


Pandemia nos arrebató el contacto físico: Horacio Franco

Pandemia nos arrebató el contacto físico: Horacio Franco
Seguimos vivos, estudiando, y haciendo lo que nos gusta, pero una parte importante del instrumentista, del intérprete, es tocar para la gente

Publicación:01-08-2020
++--

El hecho de ser músico nos hace tener un mensaje de un compositor vivo o muerto y deseamos transmitir ese mensaje al público

 Monterrey, NL.-   Para el flautista, Horacio Franco, la pandemia del COVID-19 ha arrebatado ese contacto físico, emocional con el público que se establece en un concierto en vivo o espectáculo en vivo.

Durante su participación en el ciclo Hablando de la escena, que ofreció CONARTE a través de la plataforma virtual ZOOM, el músico mexicano expresó su deseo de continuar dando el mensaje de los compositores.

"Estamos siendo muy limitados en la cuestión física de hacer lo que deseamos, seguimos vivos, estudiando, y haciendo lo que nos gusta, pero una parte importante del instrumentista, del intérprete, es tocar para la gente. El hecho de ser músico nos hace tener un mensaje de un compositor vivo o muerto y deseamos transmitir ese mensaje al público", comentó Franco. 

"Necesitamos de ese momento místico, de magia, que se genera a partir de estar en un escenario y con el público para crear ese fenómeno de comunicación. Extrañamos estar con el público", aseveró. 

"El hecho de estar allí, la vibración de la música, de la danza, del teatro en vivo, del entorno y de estar haciendo lo que te gusta, no tiene comparación. Aunque pudiéramos tener la mejor tecnología, o las mejores ideas para hacer eventos en línea, siempre lo presencial será más vivencial", añadió. 

Franco, vertió estos comentarios en su conferencia Mitos y vicios en la interpretación de la música clásica: la educación musical como formadora de intérpretes, que ofreció anoche a un grupo de compositores y músicos, y público en general, interesados en esta charla virtual.

El papel del intérprete 

En su conferencia, Franco disertó sobre el actual papel de los músicos y la educación musical como formadora del intérprete.

"Las escuelas profesionales de música pueden ser muy dedicadas a formar profesionistas músicos con un buen nivel técnico, y su formación se basa en la ciencia. Sin embargo, hay otros aspectos que no se cultivan en las escuelas de música, como lo es la pedagogía", apuntó.

"Hablo de cómo convertirte en un buen maestro de música, y cómo, realmente capitalizar tu potencial y el de los alumnos para llegar a tener un adecuado entorno, digno y decoroso, para su correcto desarrollo.

El maestro de música, añadió, tiene que tener esa intuición, esa preparación para poder otórgale a los alumnos las herramientas adecuadas para que encuentren su técnica, su voz, y su manera de ejecutar y de ser buenos músicos y forjar una carrera exitosa.

Entonces, dijo Franco que, para llegar a ser un buen músico, un buen intérprete, "lo primero es tener una buena técnica, esto es fundamental; lo segundo es la preparación técnica musical, que tenga conocimiento de los intervalos, las armonías, los acordes, el contrapunto, que esto lo entienda perfectamente".

El tercer peldaño, describió, es la combinación del primero y el segundo; "en este momento ya puedes tocar, eres un músico y cuarto el peldaño es cuando trabajas para llegar a ser un artista, un recreador, un intérprete, que se tiene que poner a la par con la partitura.

"Debes", agregó, "analizar la partitura, establecer una relación intelectual, emocional, musical, mental y técnica con ella, hacerla tuya, para lograr realizar tu propia interpretación".



« El Porvenir »