Cultural Más Cultural


Narra sus historias

Narra sus historias
Valdés participó en el programa Diálogos con los autores de CONARTE

Publicación:24-09-2020
++--

Valdés compartió que narrar la ciudad, su historia, sus personajes y trasladarlos al mundo de la ficción lo sigue entusiasmando

Monterrey, NL.-Durante su participación en el programa Diálogos con los autores de CONARTE y Casa de la Cultura de Nuevo León y transmitido por Facebook Live, el escritor regiomontano, Hugo Valdés, compartió que narrar la ciudad, su historia, sus personajes y trasladarlos al mundo de la ficción lo  sigue entusiasmando.

"Hay mucho entusiasmo, y mucho interés concreto en estos temas y sin querer una cosa me ha impulsado a otra", expresó el narrador al hablar de sus novelas El crimen de la calle Aramberri, The Monterrey News, y Días de nadie, entre otras", relató Valdés. 

Hugo Valdés fue entrevistado sobre su trabajo literario por el también narrador David Meraz, en este programa donde los escritores hablan de sus obras, de su experiencia como escritores y su proceso creativo.

"Escribir sobre la cuidad y la región se dio de manera involuntaria. Al escribir The Monterrey News fui planteando temas o ese abanico, en el que luego habría de detenerme en determinados momentos. En la parte final de esta novela, un personaje habla de que más que un conflicto que vivió en 1936 por una cuestión de un enfrentamiento político, lo más que más lo conmovía era el recuerdo del crimen de la calle Arambarri. Entonces, ya tenía en mente el hacer esta novela con ese tema y con otros que han salido sobre la ciudad en distintas épocas", expresó Valdés.

Incuso – dijo- "cuando escribí El crimen de la calle Arambarri, que iba a ser una novela que se ocupara de la ciudad y de un crimen, 25 años después, como en caso del asesinato de Paulina Lee, que se fusionó para entender que en solo cinco años la cuidad había cambiado, tanto la percepción de la justicia, lo épico y la violencia.

"Y fue interesante ver todo ese proceso en la novela, aparte de caso judicial; me causa mucha curiosidad estar escarbando, viendo otros temas en torno a la ciudad en más de cuatro siglos de historia y veo que es inacabable", indicó.

Inclusive, añadió, "alguna vez pensé hacer una novela que transcurriese en 1943, cinco años después del asesinado de Paulina Lee para ver los cambios de la ciudad y en torno alguna actividad criminal, pero eso está pendiente. Tengo otros intereses de otro tiempo, de otras décadas".

 Sus novelas

"The Monterrey News, está a contrapunto siempre en cuanto temas sobre la ciudad de los 80, de la época de Martínez Domínguez, en una semana de agosto. Eso alternaba con ocho fechas que considero significativas de la ciudad, desde la fundación, pasado por cuestiones de la Independencia, la construcción del Obispado, Vidaurri, la visita de Porfirio Díaz a la ciudad, durante el mandato de Bernardo Reyes, hasta el conflicto de la Acción Cívica Nacionalista en 1936", apuntó el narrador.

"Todo esto me propuse que alternara con la cuidad, personajes reales con ficticios que componen la otra parte, ese contrapunto, son de diversos estratos sociales, subrayando cómo el pasado nos hacía ver y comportarnos de determinada manera", señaló.

Además, dijo, procuró que en los capítulos del pasado, además de técnicas narrativas y puntos de vista distintos para el presente, rescatar escrituras, ritmos, eso está muy evidente, en la fundación de la ciudad, hay voces distintas y el lenguaje de ese tiempo.

"Por otro lado, en Días de nadie yo tenía ya un tono muy claro para narrarla, para enfatizar esa nostalgia. Es la novela más personal que he escrito, la gente de la que hablo casi toda es de mi familia paterna, con otros nombres, los sucesos no, no pasó todo eso que se cuenta allí.

"Se trata de un personaje regresa a su pueblo para transcribir sus últimos días, y en vez de alternar presente y pasado, los capítulos del pasado fueron hacia atrás, hasta ir más allá de la semilla. Quería hacer ese tipo de literatura de modo que una celebración antiquísima, una fiesta pagana pudiera hacerse en un público con otros nombres, hacer esta trasposición", señaló.

"Y en el caso de la Breve teoría del pecado decidí traer dos personajes de The Monterrey News, Mario Milmo, y Gilberto Salas, me interesaba más mostrar el proceso de descomposición de una persona, esa ruptura de un personaje que es bastante vulnerable, que con cualquier cosa se derrumba y su recuperación.

"Es una novela masculina, casi no hay mujeres, así se dio en esa baraja de personas, ya en un Monterrey en 1996, el año de la celebración de la fundación, hay contantes referencias al fundador y a los festejos de celebración", apuntó.



« El Porvenir »