Cultural Más Cultural


Inician nueva etapa de restauración en Dolores

Inician nueva etapa de restauración en Dolores
Resaltan la importancia de enaltecer el patrimonio con el que cuenta el estado de Nuevo León con dicho templo.

Publicación:29-06-2020
++--

El mural localizado en la entrada del Templo de Nuestra Señora de Dolores continuará con la segunda etapa de su restauración

Monterrey, NL.-Tras más de 100 años de haberse construido el Templo de Nuestra Señora de Dolores (1909), el mural localizado en la entrada de la iglesia continuará con la segunda etapa de su restauración.

El Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (CONARTE) anunció la continuidad de la restauración que atenderá la pintura mural localizada en la entrada de la iglesia, el coro y sotocoro; el coro es la parte superior, donde está el órgano y el sotocoro, la parte que está justo debajo.

Realizado con fondos del Fideicomiso de Patrimonio Cultural (FIDECULTURAL), la restauración será realizada por la empresa Restáurika, que ha hecho trabajos similares en otros estados, como en Guanajuato en la Parroquia del Inmaculado Corazón de María, mientras que en Monterrey se encargó de la primera etapa de restauración del mencionado proyecto, así como del conjunto escultórico de la Purísima, entre otros.

Fue entre el 2013 y el 2014 que el mural restauró, en una primera etapa, el mural de los tres segmentos de la nave principal del recinto con sus muros inferiores, superiores, arcos y bóvedas, así como la luneta del ábside.

Para Carmen Junco, ex presidenta de CONARTE, promotora cultural e impulsora de FIDECULTURAL, el hecho de que el templo pase a una siguiente etapa resulta una muestra de la unión de diferentes frentes en una sola causa.

"(Esta segunda etapa) es un hecho muy importante porque es un proyecto que tiene casi seis años de haberse iniciado, ha habido una confluencia de muchas voluntades del gobierno federal, del gobierno estatal y de la iniciativa privada. Este proyecto ha ido a más, despacio, pero constante".

"Es importante mencionar que el tema de patrimonio nos compete a todos, el compromiso de la comunidad para con su patrimonio es el más importante, porque es que puede articular diferentes procesos de recaudación de fondos y lograr el cometido que estamos viendo este momento", mencionó.

Además, destacó que el Templo de Nuestra Señora de Dolores es un edificio único en el noreste del país por la cantidad de pintura mural que tiene en todo el edificio.

"El espacio que alberga el órgano es muy interesante. Veremos las diferentes etapas pictóricas del Templo de Nuestra Señora de Dolores, a diferencia de la parte inferior, aquí no va se verá el repinte de los 60; vamos a encontrar solo la pintura de 1909, que es la primera que se hizo y que está ligada con los orígenes del Templo. Pero después veremos la segunda capa pictórica de 1938-39. Además, veremos en los guardapolvos y las tarjas repintes con color vinílico crema colonial", expresó la arquitecta Selene Velázquez, directora de Restáurika.

Por último, Ricardo Marcos González, Presidente de CONARTE, resaltó la importancia de enaltecer el patrimonio con el que cuenta el estado de Nuevo León con dicho templo.

"Cualquier Estado debe de apostarle a su patrimonio en cualquiera de sus vertientes, ya sea tangible o intangible, es la memoria que tiene cualquier pueblo, entonces no podemos ni siquiera tener una valoración de lo que somos el día de hoy si no tenemos una conciencia también de lo que ha ocurrido antes y por supuesto toda esa actividad cultural humana, queda retratada en los vestigios materiales e inmateriales, aunque esta tiene otras perspectivas".

"En este caso pues, es lo que aconteció en momentos históricos específicos, nos muestran una forma de manifestaron de arte al ver las pinturas, por ejemplo, de un Templo como este de Dolores", expresó Ricardo Marcos González, presidente de CONARTE.

Cabe mencionar que el Templo de Nuestra Señora de Dolores está ubicado en la esquina de las calles Ruperto Martínez y Juan Méndez en el centro de Monterrey, Nuevo León.



« El Porvenir »