Cultural Más Cultural


Industria editorial pone en marcha campaña antipiratería

Industria editorial pone en marcha campaña antipiratería
En México 44 por ciento de los consumidores de libros físicos, compran libros piratas

Publicación:25-04-2020
++--

Busca advertir acerca de las afectaciones a editoriales, autores y libreros; además de fomentar la compra legal de libros

México.— La Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) y la Asociación de Libreros de México (Almac) buscan crear conciencia e involucrar a la sociedad en la defensa de los autores, editores y libreros a través de la campaña Antipiratería de Libros #PongamosPuntoFinal.

      La iniciativa se basa en tres acciones: Exponer el problema que existe sobre la piratería física y digital en México; invitar a la sociedad a defender el libro original comprando en librerías, comercios electrónicos y establecidos, y denunciando la piratería; así como reafirmar el valor de comprar el original a través de una serie de acciones que generen conciencia para fomentar el consumo de libros originales.

      La iniciativa cuenta con el apoyo del Centro Mexicano de Protección y Fomento de los Derechos de Autor Sociedad de Gestión Colectiva (CeMPro), dentro de su compromiso en la lucha contra este delito, ya que el consumo ilegal de las obras literarias está acabando con la industria editorial del país.

      "Se estima que 4 de cada 10 libros físicos que se venden, son piratas. Una cadena de personas que van desde el autor, las editoriales, los libreros y distribuidores, entre otros, se ven seriamente afectados cada vez que se consume un libro no original. Si a esto agregamos que el dinero recaudado cae en las arcas del crimen organizado, estamos hablando de un serio peligro", advierten en un comunicado.

      Los organismos destacaron que la campaña consiste en generar un impacto sobre el público a través de una serie de actividades, con el fin de combatir la piratería y fomentar la compra legal de libros, mediante la compra en librerías, tiendas departamentales, el comercio físico establecido y el comercio electrónico; en vez de hacerlo en la calle, el tianguis o a las afueras del metro, pues es en este último donde se venden libros piratas o robados.

      De acuerdo con la encuesta realizada en 2017 mediante la Coalición por el Acceso Legal a la Cultura, A.C. (Calc), en México 44 por ciento de los consumidores de libros físicos, compran libros piratas y 48 por ciento de los lectores en formatos digitales acceden a ellos de manera ilegal.

Habilitan "De la librería a tu casa"

Por otro lado, también con motivo del Día Internacional del Libro (celebrado el 23 de abril) y el Día Internacional de los Derechos de Autor (el próximo 26 de abril), la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), en conjunto con la Asociación de Librerías de México, lanzaron la campaña "De la librería a tu casa".

      Esta iniciativa fue desarrollada por la editorial Penguin Random House como una colaboración gremial; sin embargo, la cedieron para que pudieran usarla, de manera gratuita, las editoriales y librerías que quieran promoverla.

      Se trata de un estímulo al consumo mediante el e-commerce o "punto de venta en línea", con el objetivo de hacer saber al público en general que, a pesar de que las librerías y las ferias del libro se encuentran cerradas o suspendidas hasta nuevo aviso, es posible adquirir los libros que sean de su interés.

      Así, desde el 23 de abril y durante todo el mes de mayo, los ejemplares se pueden adquirir en los diferentes formatos disponibles, a través de las librerías o editoriales que tienen punto de venta en internet con dicha campaña.

      "La Caniem y la Almac desean que esta contribución sea de ayuda para sus respectivos afiliados y contribuya a mantener el acceso al libro mientras se regresa a la normalidad", señalaron en otro comunicado.

      La Caniem aseguró que seguirá al pendiente de la situación relativa al Coronavirus (COVID-19), por lo que atiende, cumple y refuerza las recomendaciones de las autoridades sanitarias; al tiempo que se adapta para asegurar la continuidad del desarrollo de las actividades del sector librero.



« Notimex »