Cultural Educación


Incentivan a jóvenes a descubrir interés por la ciencia

Incentivan a jóvenes a descubrir interés por la ciencia
El proyecto propone un espacio donde se construyen entornos de aprendizaje

Publicación:13-02-2020
++--

Las alumnas reconocen que el proyecto les permitió conocer nuevas carreras, querer seguir estudiando y tener más confianza en ellas mismas

Monterrey, NL.-Un total de 85 alumnas de nivel pre-paratoria participaron en oportunidades de desarrollo para despertar intereses en convertirse en profesionales de las ciencias, esto mediante un acercamiento que tuvieron con mujeres científicas dentro del proyecto WILL-STEM: Mu-jeres en la Ciencia y la Tecnología.

Dirigido por la Universidad de Mon-terrey, el proyecto propone un espacio donde se construyen entornos de aprendizaje para las jóvenes mediante un programa de mentoreo realizado en 10 encuentros, en donde se cuenta con la participación de 40 mujeres profesionales.

Así mismo, se realizan visitas a universidades y cuatro excursiones a en-tornos informales de aprendizaje, tanto en planta de manejo de residuos SIMEPRODE y Parque Eólico Santa Cata-rina.

El programa se encuentra apoyado por la Convocatoria para Proyectos de Apropiación Social del Conocimiento de las Humanidades, Ciencias y Tecno-logías 2019 del Conacyt, quienofreció talleres y mentorías durante los meses de agosto a noviembre del año pasado a 85 mujeres de las preparatorias de Escobedo y García II del CECyTE Nuevo León.

Jenny Díaz Ramírez, responsable técnico del proyecto ante el Conacyt y además profesora de la Escuela de In-geniería y Tecnologías de la UDEM, explicó que el nombre del proyecto proviene de STEM, que en sus siglas en inglés significa Ciencias, Tecnolo-gías, Ingenierías y Matemáticas, así como la participación de la Fundación Olascoaga, con la experiencia en el desarrollo e implementación de una metodología de mentoría en Educación para el Desarrollo Sostenible aplicada en mujeres jóvenes.

Indicó que el programa ayudó a que las mujeres jóvenes identificaran más carreras de ciencias y algunas de ellas consideraran continuar estudiando uno de los planes académicos.

"El programa WILL-STEM ayudó a incrementar la confianza y autoestima en las aprendices, la conciencia de su propia capacidad, la convivencia y la decisión de seguir estudiando después de la preparatoria".

En este sentido las historias de vida de las mujeres profesionales como referentes para mujeres jóvenes jugaron un papel fundamental”.

La catedrática señaló que, con las asesorías, también disminuyó su miedo al fracaso y a identificar modelos de vida cercanas, pero diferentes a su ámbito familiar.

"Las alumnas reconocen que el proyecto les permitió conocer nuevas carreras, querer seguir estudiando y tener más confianza en ellas mismas; también ayudó a cambiar la percepción que tenían sobre las mujeres científicas", indicó.

Por último, destacó que la participación de las mentoras, los talleres y salidas de campo y a las universidades, fueron parte de las razones que motivaron a las jóvenes a cambiar su decisión respecto a la selección de una carrera STEM.



« El Porvenir »