Cultural Más Cultural


Domingo de Ramos, marca el inicio de la Semana Santa

Domingo de Ramos, marca el inicio de la Semana Santa
. La palma, tiene que ser bendecida por el sacerdote el domingo de Ramos durante la misa.

Publicación:04-04-2020
++--

Con el Domingo de Ramos, se recuerda la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén en medio de una multitud que lo aclamó como el Mesías

Monterrey, NL.- Mañana domingo, cinco de abril, se celebrará el tradicional Domingo de Ramos que da inicio a la Semana Santa, uno de los tiempos litúrgicos más importantes en la vida cristiana.

Con el Domingo de Ramos, se recuerda la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén en medio de una multitud que lo aclamó como el Mesías.

Para este año las circunstancias son especiales por la pandemia del coronavirus COVID-19, sin embargo, el Domingo de Ramos se caracteriza por la bendición de las palmas, la procesión, la Misa y la lectura del relato de la Pasión durante la Eucaristía.

Además, se entrecruzan las dos tradiciones litúrgicas que han dado origen a esta celebración: la de Jerusalén y la de Roma.

En la tradición litúrgica de Jerusalén se recuerda el gesto profético de Jesús siendo aclamado al ingresar como Rey de Paz y el Mesías y después condenado para el cumplimiento de las profecías.

Cabe mencionar que, como se celebra la Pasión de Cristo en el Domingo de Ramos el color de la liturgia es el rojo.

Las palmas del Domingo de Ramos

Cuando Jesús entró a Jerusalén, el pueblo le vitoreó con palmas en las manos. Pero, ¿este es el único significado o hay algún simbolismo más en este elemento para que fueran precisamente las palmas y no otro los que se utilizaran para recibir al hijo de Dios?.

La palma es considerada como símbolo de fecundidad y de riqueza, sobre todo por el pueblo judío. Muy provechosa, la palma servía para hacer pan y miel y, además, se aprovechan sus fibras para elaborar tejidos.

Cuando Jesús llegó se le recibió como rey de los hombres, además de como un hombre de paz, lo cual se representa por medio del olivo, que también estaba presente en el recibimiento y lo está en la liturgia.

Todavía hoy se continua con la tradición de adquirir una palma o rama de olivo. La palma, tiene que ser bendecida por el sacerdote el domingo de Ramos durante la misa.

La tradición manda que la palma debe colocarse en un lugar privilegiado durante toda la Semana Santa y cuidarse, para proteger el hogar.

Una vez pasada la festividad, la palma se lleva a la iglesia para que sea quemada y reutilizada en forma de ceniza para el siguiente miércoles de ceniza.



« El Porvenir »