Cultural Más Cultural


Crear, aprender y adaptarse son retos de los artistas

Crear, aprender y adaptarse son retos de los artistas
La bailarina y coreógrafa Aurora Buensuceso y el teatrista Gerardo Valdez exponen sus experiencias

Publicación:05-06-2020
++--

Es vital reflexionar sobre esta situación de distanciamiento social que viven miles de personas para mejorar, adaptarse y así seguir creando, aún en la pandemia

Monterrey, NL.- Es vital reflexionar sobre esta situación de distanciamiento social que viven miles de personas para mejorar, adaptarse y así seguir creando, aún en la pandemia del COVID-19, coincidieron anoche la bailarina y coreógrafa Aurora Buensuceso y el director teatral Gerardo Valdez.

Ambos artistas participaron en el programa Diálogos con Creadores, que se transmitió a través del Facebook de CONARTE.

"Yo nunca me había imaginado que iba a vivir una situación como esta generada por la pandemia. No me termino de acostumbrar, pero es un llamado al sentido común, a entendernos, a ser empáticos con nosotros mismos, y comprender y vivir con ella", manifestó Buensuceso.

"Sigues haciendo tu vida con muchas precauciones. Hay momentos en que caes en un poco en la desesperación. Lo que me sostiene es pensar en las cosas que estamos creando y esa voz que tienes con tus amigos, compañeros y alumnos, es lo que mantiene esa vitalidad".

Para Valdez el cambio de vida por esta situación ha sido muy violento.

"El cambio fue muy violento, sin embargo, esta situación yo sí lo me la había imaginado quizás en la fantasía futurista de las posibles catástrofes de la humanidad, pero la verdad supera la ficción, y ese mundo imaginado de lo posible, de lo terrible que puede pasar, pues llega y la realidad es tan lacerante, tan cruel, con esta pandemia que supera lo imaginado", expresó Valdez.

"La característica de lo que estamos viviendo es que fue muy rápido y muy violento, no estábamos preparados en muchos sentidos, pero lo que nos salva como seres humanos es el instinto de supervivencia y la vitalidad de querer mejorar y adaptarnos a los caminos que debemos enfrentar en esta realidad que se está prolongando, y que puede seguir por mucho tiempo; entonces tenderemos que modificar muchas acciones de aquí en adelante", expuso el director escénico.

El diálogo con estos destacados artistas de nuestro estado fue moderado por Rualdo Rodríguez, coordinador de Danza de CONARTE.

El trabajo creativo

en tiempos de pandemia

"Desde el 14 de marzo, que fue la última clase que dimos, me acuerdo que en esa sesión les empecé a dar a mis alumnos ciertos tips de trabajo para que los muchachos pudieran continuar en sus casas.

"Ya también teníamos varias sesiones tomado ciertas acciones. Y ese sábado empiezo a cargar en la mochila laptops, libros, mi cuaderno de trabajo y personal, porque la idea era continuar trabajando y no detenernos. Ha sido difícil y diferente pero no nos hemos detenido", manifestó la directora de la compañía Teoría de Gravedad, uno de los ensambles de danza contemporánea emblemáticos de Nuevo León.

El propósito, dijo, fue organizarse rápidamente y empezar revisar las mecánicas con las que se iba a trabajar, desde lo que se hace en el escritorio hasta las clases que se comparten vía remota, proceso que ha sido muy enriquecedor.

"La danza te da flexibilidad en el cuerpo, pero también en la mente, y en esta situación no iba a ser la excepción para salir lo mejor librados y no dañados ni física ni emocionalmente", expresó.

Cambio radical

Para el maestro Gerardo Valdez la situación por la pandemia del COVID-19 le ha llevado a explorar lo senderos de la tecnología de la comunicación para su labor docente.

"Para mí el cambio fue muy radical, porque estoy activo en la Facultad Artes Escénicas de la UANL; afortunadamente, este semestre tenía materias de producción, donde los alumnos tienen que producir una puesta en escena.

"Y el cambio fue muy fuerte en el sentido de que no estaba acostumbrado a estas cuestiones digitales, batallé un poco, pero había que entender los nuevos lenguajes. Afortunadamente hubo cosas muy favorables, siento que los jóvenes se hicieron muy participativos, y en una materia difícil como iluminación tuvimos que apelar a la imaginación para crear en el espacio vacío los detalles de la luz, los tiros y todas estas cuestiones técnicas, por ello agradezco a los alumnos que pusieron mucho de su parte para entender esto.

"Y fue muy violento porque en las artes escénicas el fin último, es el encuentro del actor, del bailarín con el espectador; la presencia del otro, incluso en las clases, ver sus caras y comportamientos corporales y ahora verlos pixeleados en las pantallas con movimientos difíciles de continuidad, y los problemas de los alumnos, que algunos no tienen computadoras, ni internet; sin embargo, debemos adaptarnos y salvar esta nueva modalidad en línea", señaló.



« El Porvenir »