Cultural Salud


Condecoran a trabajadores del IMSS NL

Condecoran a trabajadores del IMSS NL
El enfermero Jaime Leura Hernán-dez recibió la condecoración

Publicación:17-09-2020
++--

Reciben el grado Collar de la Condecoración Miguel Hidalgo

 Monterrey, NL.-El médico cardiólogo Aldo Ariel Ponce y el enfermero, jefe de piso, Jaime Leura Hernández, ambos del Hospital General de Zona (HGZ) No. 17 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nuevo León, se hicieron acreedores al grado Collar de la Condecoración Miguel Hidalgo.

Se trata de la más alta presea que otorga el Gobierno de la República para reconocer el mérito, servicios prestados y actos heroicos del personal de salud que atiende la emergencia sanitaria por COVID-19.

Aldo Ariel y Jaime fueron parte de las 58 condecoraciones Collar, grado mayor del reconocimiento en el certamen nacional, donde participó personal de diversas categorías de las distintas instituciones públicas de salud, postulados por pacientes recuperados de la enfermedad y por sus propios compañeros. 

Para el cardiólogo y subespecialista en eco-cardiografía, es un honor que el Gobierno federal tome en cuenta el esfuerzo del personal de salud frente a la emergencia sanitaria.

En lo personal, esta situación le deja una experiencia profesional difícil, pero a la vez gratificante, que ha permeado el trabajo solidario y una gran enseñanza humana.

"Junto con mis compañeros de otras especialidades, hemos cambiado nuestra rutina de atención para formar equipos de atención COVID-19. Respondimos al llamado de una pandemia, un fenómeno mundial, en el que la gente se está enfermando, la gente se está muriendo, teníamos que entrarle", subrayó. 

Señaló que el reto ha sido fuerte "a lo largo de estos meses he visto todo tipo de casos, pacientes muy delicados, pacientes extremadamente graves, críticos con ventilación mecánica, he visto todos los efectos devastadores que tiene este virus sobre el cuerpo humano". 

Aseguró que, además de darle al paciente lo mejor en atención, han trabajado en el cómo lograr hacerlos sentir bien cuando son atendidos por un personal médico que trae los rostros cubiertos con el equipo de protección personal.

"Tratamos de portarnos con mayor empatía, más humanos, porque sabemos que ni siquiera puedan ver nuestro rostro, queremos demostrarles que estamos ahí para ellos, que estamos ahí para servirles", puntualizó el especialista en cardiología y parte del equipo COVID-19.

Aldo Ariel consideró que son un acierto del Instituto en Nuevo León las estrategias aplicadas: "la respuesta del IMSS con la reconversión fue muy importante. Por ejemplo, mi unidad se reconvirtió, prácticamente todos los médicos y demás personal nos dedicamos a atender esto. Llegaban pacientes COVID-19 hasta que los cuatro pisos estaban llenos y prácticamente todo el personal estamos involucrados", recalcó.

Por su parte, el enfermero jefe de Piso del HGZ No. 17 manifestó que obtener la Condecoración Miguel Hidalgo en el grado Collar significa un reconocimiento del Gobierno federal al esfuerzo que día a día se realiza frente a la batalla en la emergencia sanitaria por COVID-19.

"Nosotros (los premiados) no tenemos más que agradecer al Gobierno federal que volteen a ver a los prestadores de servicio que estamos en la línea de fuego, comprometidos, involucrados con las necesidades y la salud del paciente, sin importar nada más; cuando entramos al área COVID-19 entramos al 100 y hasta que terminamos", expresó Leura Hernández.

"Alguna vez alguien me preguntó: ´¿Y usted, jefe, va a entrar (al área COVID-19)?´. Y le dije: ´¡Claro! Si ustedes se arriesgan, yo también´. Afortunadamente la disciplina y el uso adecuado del equipo y medidas de protección han permitido que nadie del personal en mi piso se haya contagiado, esa una de mis satisfacciones", externó.

Su mayor anhelo es ver a todos los pacientes recuperados y le causa tristeza ver casos complicados que no evolucionan favorablemente, porque el COVID-19 vino a complicar alguna otra enfermedad que ya padecían.

En su opinión, tanto el HGZ No. 17 como el IMSS han hecho lo imposible para que la emergencia sanitaria no se salga de control: "se ha capacitado a mucha gente, hubo nuevas contrataciones, se acondicionaron las áreas. La atención empezó en un piso y se fue aumentando de acuerdo a la evolución de la enfermedad y a las necesidades del hospital".

"Estoy muy agradecido con el Seguro Social, fui egresado de las primeras generaciones de la Escuela de Enfermería del IMSS, me siento muy satisfecho y muy comprometido con mi institución, le debo mi formación profesional y mi desarrollo personal", concluyó Jaime, quien cuenta con 25 años de servicio en el Instituto. 



« El Porvenir »