##ctrlhtmlheadnotanoticia##
##ctrlheader##

Cultural Más Cultural


Cobran objetos “vida”

Cobran  objetos “vida”
Jorge Vargas, director de escena, participó en el programa Hablando de la escena organizado por Conarte

Publicación:29-08-2020
++--

“Los objetos intensamente vivos son aquellos que han sido intervenidos en los procesos artísticos, son objetos que vienen de la realidad"

Monterrey, NL.-Enseres domésticos, en algunos casos, residuos de alguna obra de construcción en otros, bidones de agua que cumplen una función específica, objetos, cosas al fin, pueden detonar y se ponen a “dialogar” con la trama, afirmó el director de escena Jorge Vargas.

“Los objetos cobran vida y otra dimensión en la escena”, manifestó el creativo del teatro en su conferencia Objetos intensamente vivos, que ofreció en el programa Hablando de la escena, transmitido por CONARTE a través de la plataforma ZOOM.

“Los objetos intensamente vivos son aquellos que han sido intervenidos en los procesos artísticos, son objetos que vienen de la realidad y que los trasformamos en la escena”, señaló.

“Y son objetos que, sin modificar, ni trasformar de manera definitiva su forma y su función han sido intervenidos y han devenido en piezas artísticas, en el contexto de la relación de esos objetos con la escena”.

##ctrlnotapublicidadparrafo##

El programa Hablando de la Escena de CONARTE es una serie de conferencias impartidas por personalidades del mundo de la danza, del teatro y la música, transmitidas vía ZOOM.

“A la relación de los objetos con la escena, a estos objetos los llamamos intensamente vivos, pensando que la intensidad de este objeto proviene de la vida del objeto o de aquello que se ha adherido a su materia”, indicó el destacado teatrista.

“Es importante para nosotros decir que eso es una investigación constante, lo hemos experimentado en muchas de nuestras obras; nosotros pensamos los objetos como crudos y cosidos.

“El objeto crudo es el que ha sido traído al campo de lo artístico, respetando su naturaleza original, sin modificación, sin trasformación de su materia; tenemos muchos ejemplos de ellos en el arte. Y los cosidos son aquellos cuya materia se ha transformado completamente y ya es irreconocible; pensemos en la pintura que está hecha de diversas materias: de tierra y pigmentos y al final esa materia ha sido convertida en otra cosa”, explicó.

La obra Amarillo

En su disertación ante los invitados a la sesión, Vargas expuso su experiencia en algunas de las obras en las que ha participado.

“Amarillo es una pieza que hicimos sobre la migración y la muerte de los migrantes en el desierto en una época que tenía mucha relevancia, porque en algunos años habían muerto 6 mil migrantes intentado cruzar el desierto; esa estadística nos pareció brutal y más terrible fue en los años posteriores”, indicó Vargas.

“Los objetos que aparecen en la escena son básicamente un bidón de agua, unos tenis, una linterna y una mochila, que son los objetos que utilizan los migrantes para cruzar el desierto; le llaman el kit del migrante, pero lo que es importante notar es que son objetos de producción industrial, mercancías de fabricación masiva, de naturaleza utilitaria y que están regularmente fuera del circuito de la estética o de la mirada artística.

“Y eso nos llamó mucho la atención, la posibilidad de que a partir de esos objetos realizar un trabajo de laboratorio, de puesta en escena, donde podamos crear una trasformación de esos objetos”, señaló.



« El Porvenir »
##ctrlfooter## ##ctrlhtmlbodyendnotanoticia##