Cultural Más Cultural


Paco Ignacio Taibo II, a un año de su cargo público


Publicación:22-01-2020
++--

Lo ha dicho numerosas veces, pero en su caso la reiteración es una brújula de trabajo.

 Porque no puede desviarse de la dirección que ha seleccionado. Y escuchamos de nuevo a Paco Ignacio Taibo II hablar sobre su función laboral en el Fondo de Cultura Económica…

México.- Paco Ignacio Taibo II (Gijón, España, 1949), director del Fondo de Cultura Económica (FCE), habla fuerte y claro cuando informa que finalizó 2019 con 32 títulos publicados en la colección popular “Vientos del Pueblo”, lo que representa un millón 700 mil ejemplares editados, de los cuales se habían vendido, hasta finales del año, más de 600 mil.

      ?Durante diciembre pusimos a la venta seis nuevos títulos: El zoológico de Vasili Grossman, La noche del 15, la madrugada del 16 de Luis Castillo Ledón, La primavera magisterial de Luis Hernández Navarro, Vidas criminales de Juan Madrid, Morelos. El Sitio de Cuautla y los Sentimientos de la Nación de Heriberto Frías y José María Morelos y Pavón y La madre del metro y otros cuentos (infancia interminable, Manual de lujuria) de Oscar de la Borbolla ?añade el promotor de la lectura.

 

 

 

Los vientos populares

 

Entrevistado por Notimex en su oficina del FCE en la carretera Picacho-Ajusco a fines del año 2019, Taibo II, autor de novelas y biografías ya clásicas, señala que el criterio de selección de obras que integran esa colección descansa sobre tres pilares fundamentales: autores, temas y “lo que el público desea leer”:

      ?Tenemos autores clásicos, mexicanos contemporáneos y nos abrimos a autores latinoamericanos, así como a otros conocidos en el universo literario. Eso nos permite empezar a distribuir “Vientos del Pueblo” en América Latina. Ya incorporamos a autores bolivianos y ecuatorianos y estamos por incluir a un argentino? subraya.

      En ese contexto, la colección cuenta ya con un par de títulos para el público infantil que ha servido especialmente para abastecer los Librobuses que están recorriendo las escuelas de la Ciudad de México, de la zona conurbada y parte de la geografía nacional, de acuerdo con el escritor que tomó ese cargo público justo hace un año.

      ?Al difundirse en ediciones de 40 mil ejemplares en promedio, “Vientos del Pueblo” abre la puerta para que autores ya muy leídos vuelvan a ser leídos. No sólo relanzamos a Rosario Castellanos con una obra determinada, sino invitamos a los lectores a acercarse a su obra completa…

 

 

 

Distribución para agotarlos

 

Taibo II dice que el ritmo de lanzar un nuevo título de esa colección popular a la semana ha resultado “tan exitoso como pesado”:

      ?Probablemente tendremos que bajar el ritmo durante este mes. Además, hemos tomado la decisión de no reimprimir de tal manera que el público siempre tendrá en sus manos libros nuevos…

      Lo cierto es que cuatro títulos de la colección: Los yanquis en México de Guillermo Prieto, De noche vienes de Elena Poniatowska, El Rayo Macoy de Rafael Ramírez Heredia y La muerte tiene permiso de Edmundo Valadés ya están agotados, afirma el director del FCE:

      ?Tiene lógica: son los primeros cuatro publicados. Se están agotando por orden de aparición y por el sistema de distribución que echamos a andar. “Vientos del Pueblo” está en los puntos de venta tradicionales, en los consulados de México en el extranjero, en hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social, en mercados del norte de la capital del país, y el pasado 27 de noviembre cerramos un convenio para colocarlos en las oficinas de la Secretaría de Educación Pública.

      Los libros de esta colección tienen entre 16 a 64 páginas, todos ellos ilustrados y a precios que van de los 9 a los 20 pesos:

      ?Es decir, la razón económica puede dejar de ser obstáculo para no leer, al menos esta colección, porque los libros se venden al precio que nos cuesta producirlos: no ganamos un solo centavo. Otro impedimento por vencer es precisamente la distribución. Estamos tratando de repotenciar la red de librerías del Fondo de Cultura, los librobuses y los Tendidos de Libros, como el más reciente que hicimos en Iztapalapa donde el 23 y 24 de noviembre vendimos 10 mil libros. Y vamos a Los Pinos y a Querétaro y Manzanillo…

      Taibo II se naturalizó mexicano en 1984. Entre sus numerosas acciones para incentivar la lectura destaca la fundación de la Brigada Para Leer en Libertad AC. También creó y dirigió el encuentro internacional Semana Negra de Gijón hasta el año 2012, cuando tomó el cargo de secretario de Arte y Cultura del Comité Ejecutivo Nacional del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

 

 

 

Una tercera pata a la mesa

 

Cuando fue designado dirección del Fondo de Cultura Económica, la editorial del Estado mexicano era ésta, según dice, “una mesa con sólo dos patas”:

      ?Una la representaban las publicaciones infantiles y juveniles y la otra era la reproducción y reimpresión de clásicos que abastecen a la educación media y superior. Mantenemos un tercio de esos títulos que incluyen ensayo político, ciencia, sociología y arquitectura…

      ?¿Qué viene con el año 2020?

      ?Un crecimiento de la red de librerías, una transformación en la red de distribución para que los libros lleguen más rápido al lector, el final de la limpieza de las filiales en el extranjeros (todas estaban con números rojos y a la fecha cuatro ya están en números negros), el crecimiento a un ritmo de 100 títulos por año de las colecciones “popular” y “negra”, con más textos de fantasía, ciencia ficción y novela histórica…

      Taibo II busca crear “una enorme capa de lectores con jóvenes que han dejado de leer” porque no han encontrado “eco” en las librerías:

      ?La fuerza que estamos consolidando va hacia ese sector de la sociedad. Para eso estamos diseñando una intervención masiva del Fondo de Cultura en todas las ferias de libro de este país. Además, vamos a seguir bajando los precios de los libros para que más mexicanos se acerquen a la lectura…

 

 

 

Libros que no valen ni un peso

 

Por otro lado, al tomar posesión de su cargo “descubrió” que en las tres bodegas del Fondo de Cultura, en Educal y en la Dirección General de Publicaciones, que a partir de la actual administración trabajan como una sola entidad, “había miles de libros echándose a perder, húmedos, maltratados y, por añadidura, de títulos de escaso o nulo interés para el público”:

      ?Había libros escritos por los ex presidentes Miguel de la Madrid o Vicente Fox, y sobre las reformas educativa y energética, que al final fracasaron, en cantidades de hasta 25 mil ejemplares. Los pusimos a la venta como saldo y nadie los compró, los rebajamos más… y tampoco. Los expusimos a un peso… ¡y ni así se vendieron!

      Paco Ignacio Taibo II menciona que “la filosofía” con la que ha “permeado” al Fondo de Cultura “es muy clara” en el sentido de que “un libro en bodega vale cero”:

      ?Un dato curioso es que al sacar esos libros mediante diversas estrategias nada más vendimos uno, lo que viene a significar que ahora están en las bodegas 24 mil 999 ejemplares…

 

 

 

8.5 millones de libros estancados

 

Esos 25 mil ejemplares no representan, ni remotamente, la pesadilla que vivió Taibo II cuando llegó al Fondo de Cultura Económica:

      ?Al hacer el inventario en las tres bodegas de la Ciudad de México, más las existentes en Guadalajara, Monterrey, en las librerías del Fondo, y en nueve países donde tenemos filiales: había 8.5 millones de libros estancados. Apenas descubrimos en bodega una colección de cuentos populares sobre la historia de México que suman alrededor de 30 mil ejemplares, los cuales vamos a rematar en 29 pesos en los próximos Tendidos de Libros…

      El Fondo de Cultura Económica tiene presencia en Estados Unidos, España, Guatemala, Colombia, Chile, Argentina, Venezuela, Brasil y Perú:

      ?Todas las empresas en el extranjero estaban en números rojos, perdiendo dinero. Tuvimos que hacer cirugía de contacto, una por una, porque cada caso era diferente. Una tenía un edificio que costaba una fortuna mantener, pero fuera de la zona comercial. Otra era atendida por un equipo personal que era la tía de quién sabe quién que llegó a hacerse cargo de la filial. Cada una tenía un problema diferente. Lo primero que hice fue cambiar a los nueve directores, y en la Ciudad de México cambié al personal del Departamento Internacional, que es el que las controla…

 

 

 

Las huellas del pasado

 

?Siendo el país tan poblado, muy extenso en su territorio y con una orografía extremadamente accidentada en muchas regiones, lo que dificulta llevar la oferta cultural a millones de mexicanos, ¿cómo hacer para que el ideal de “País de lectores” se haga realidad?

      ?Ese es el gran problema. Ya tenemos un proyecto piloto súper exitoso, con números que son admirables, que ha atacado positivamente la zona conurbada de la Ciudad de México y el Estado de México, que ha visitado 180 de las escuelas más pobres de la periferia… pero, ¿cómo lo convierto en un programa nacional? Estoy pensando que a partir de la descentralización y redistribución de las librerías voy a encontrar algunas ciudades que se pudieran convertir en centros de promoción de este proyecto piloto…

      Sin embargo, dice Paco Ignacio Taibo II que ya trabaja en esos temas, aunque a diario se topa con nuevos problemas, “nuevas huellas de malos manejos del pasado”:

      ?Cuando al principio de 2019 solicité un informe sobre los librobuses, me enteré de que estaban a punto de ser vendidos como chatarra a precio de fierro viejo… ¡cuando estaban en buen estado y valían una fortuna! Detuve ese negocio turbio, los remozamos y ahora están trabajando. Pasamos de tener cuatro a contar hoy con nueve en activo…

      Por otra parte, en este 2020 va a echar a andar una flotilla de Motolibrerías:

      ?Serán siete al principio, y ya estamos trazando las rutas. El concepto es claro: son minilibrerías que podrán exhibir y vender 500 libros cada una, atendidas por una persona que será motorista, librero y cobrador a la vez. Así mejoramos la plantilla de trabajo que ya tenemos, aprovechando mejor los recursos humanos del Fondo de Cultura Económica.

      En el Fondo de Cultura “se está haciendo más con menos”, asegura Taibo II, porque el presupuesto para 2019 fue inferior al ejercido en 2018:

      ?Cuando llegué a este puesto traje un equipo de 30 colaboradores, todos entusiastas, vibrantes, que discuten y plantean. No he oído a nadie jamás preguntar por el pago de horas extra, porque todos damos por hecho que aquí se trabaja intensamente y con regular frecuencia sábados o domingos, por las ferias y las actividades en las calles…? se despide y corre presuroso a la sala de juntas, donde lo esperan los trabajadores de la editorial.

 

 



« Notimex »