Tabasqueños en EU: "criminal abrir presa"

Un número importante de paisanos de todas partes de México no sólo están preocupados, también están indignados

MIAMI, EU.- En Estados Unidos, la gran mayoría de los mexicanos y tabasqueños están muy enojados, frustrados e indignados con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, debido a la deliberada decisión de inundar las zonas más bajas y pobres de Tabasco.
"Tan siquiera hubieran avisado lo que iban a hacer para que la gente salvara lo que más pudiera de sus pobres pertenencias y buscaran dónde refugiarse", dice a EL UNIVERSAL Yari Méndez, originaria de Tabasco y con residencia en Nueva Jersey desde hace 10 años.
"Es criminal saber que vas a abrir las compuertas de una gigantesca presa y vas a inundar las casas de miles de familias, que va a provocar muertes, damnificados, pérdidas materiales y no hacer algo por ellos antes de eso que llamaron: 'Necesaria acción', para no inundar Villahermosa [capital de Tabasco].
"La mayoría de mi familia votó por el presidente [López Obrador], pero ¡qué arrepentidos están! Varios parientes se afectaron, nosotros allá [en Tabasco] no somos de dinero.
"Creímos que sí iba a haber un cambio [en el gobierno federal], pero no, nos equivocamos; yo hablo con ellos seguido y con esto [de las inundaciones] todos están muy enojados y hasta me han dicho que qué bueno que yo no voté [en las elecciones de 2018] porque estaba ya aquí [en Nueva Jersey] y la verdad no hice nada para eso del voto desde aquí [el voto de los mexicanos en el exterior]", enfatiza.
Según el Consejo de Federaciones Mexicanas en Norteamérica (COFEM), no existen clubes o asociaciones de tabasqueños registradas; "sin embargo, un número importante de paisanos de todas partes de México no sólo están preocupados, también están indignados de lo que provocó el gobierno federal", dijo a EL UNIVERSAL el mexicano Francisco Moreno, desde Los Ángeles, California, director del COFEM.
"Más que nada porque sabemos que fueron provocadas, se pudo haber minimizado el impacto y simplemente no les interesó [en el gobierno federal]. Como director de COFEM puedo decirte que los mexicanos de este lado estamos impresionados de lo sucedido [en Tabasco] y particularmente de la falta de apoyos económicos, de salud y de toda índole a la población afectada. Eso de 'cuidar a los más pobres' [lema del presidente López Obrador] es una rotunda mentira.
"¿Cómo es posible que de buenas a primeras abrieran las compuertas y sin remordimiento dejaran que se inundaran las zonas bajas de Tabasco?", se pregunta. "Y todavía [el presidente López Obrador] tiene el descaro de declarar arriba de un helicóptero que él ordenó que abrieran las compuertas, que había que tomar una decisión, habiendo tenido tiempo de prever alternativas. Ya sabían que iban a llegar a ese punto por la cantidad de lluvias, ¿por qué no las abrieron [las compuertas de la presa] semanas antes, poco a poco, para no desbordar los ríos?", dice.
"No es novedad que Tabasco sea un estado que siempre se inunda, año con año se inunda; lo que pasa es que hay años que son peores", señala Patricia de la Cerda, tabasqueña y quien ha vivido entre Los Ángeles y Miami los últimos 15 años.
"Tampoco es la primera vez que dejan salir el agua de alguna de las presas, pero se van poco a poco abriendo. El gobierno debería estar organizado y tener ya un presupuesto para atender esta situación que sucede.
"Si encima le sumamos el problema de los mosquitos, las infecciones, el dengue y el Covid... ¡imagínate! En mi caso, mi familia, muchos de ellos viven también de rentas [habitación], rentas de negocios y pues a quienes les rentan ya no están vendiendo igual y es como si no fuera suficiente con lo que ya tenemos año con año con las inundaciones. Es un dilema por donde se le vea: social, de salud, económico, en fin.
"Tengo amigos que perdieron sus cosas, otros que se tuvieron que salir de sus casas y otros que se han puesto a ayudar. Lo único que sí pudiera ayudar es que haya una mejor preparación sabiendo que Tabasco siempre va a sufrir de inundaciones".
Se sabe que algunas agrupaciones de mexicanos de distintos perfiles han estado recaudando de más bien discreta algunos víveres, agua, medicinas, ropa y juguetes para hacerlos llegar a las zonas más afectadas por las inundaciones en Tabasco y sumarse a la solidaridad para que las familias afectadas traten de sentirse lo mejor posible ante estas circunstancias, especialmente en las fechas que se aproximan.