Ubican focos de contagios en Iztacalco

La colonia Pantitlán tiene dos puntos muy complejos, estamos seguros que son la fuente de mayor contagio, uno es el Metro Pantitlán

 Ciudad de México.- Los principales focos rojos de contagio de Covid-19 en la alcaldía Iztacalco, en mayor medida, son las zonas de aglomeraciones como las inmediaciones del Metro Pantitlán, a donde arriban un millón de usuarios diarios, y el mercado de carnes de San Juan Pantitlán, en donde diario se congregan 35 mil personas, dijo el alcalde Armando Quintero en entrevista.

Comentó que estas colindancias con la demarcación son un foco rojo de contagio para la colonia Pantitlán, la cual se encuentra en el programa de atención prioritaria. En total se incluyen 10 colonias: Pantitlán con sus cinco secciones, Ramos Millán, en dos secciones de Bramadero, Campamento 2 de Octubre sección 1 y dos secciones de Granjas México.

En estas zonas de Pantitlán se registran altas concentraciones de personas, las cuales no son sólo de la Ciudad de México, también del Estado de México, que llegan a la estación del Metro y al mercado, y que afectan mayoritariamente, explicó.

A pesar de esas aglomeraciones, las sanitizaciones no se han detenido y se han instalado tres Kioscos de la Salud —uno en la colonia Pantitlán— para detectar a las personas contagiadas. Independientemente, refirió que la demarcación determinó que sus cinco centros de salud atendieran Covid-19.

"La colonia Pantitlán tiene dos puntos muy complejos, estamos seguros que son la fuente de mayor contagio, uno es el Metro Pantitlán, a donde llegan un millón de usuarios que provienen de todo el oriente del Estado de México, vienen desde Ixtapaluca y llegan hasta el Metro. Tomando en cuenta que Pantitlán es la estación que recibe un millón de usuarios al día.

"Luego tenemos la calle 7, que da enfrente a Ciudad Nezahualcóyotl, que tiene un problema serio de contagios [de Covid-19], pero esa calle es muy relevante porque es en donde más carne de puerco de toda la Zona Metropolitana se vende. De tres de la mañana a 8 de la mañana hay 35 mil personas [...] Todos los días, es ese número de personas que tienen contacto", aseguró.

La alta concentración de personas en la estación Pantitlán no es lo único que afecta a esta colonia, también la realización de fiestas, en donde las autoridades han tenido que intervenir.

"Hay una multitud de fiestas grupales y familiares que aparecen cotidianamente y tenemos que estar yendo a buscar disolver, principalmente en Pantitlán. Hay en otras colonias, pero ahí el número es mayor. El viernes [inicio de ley seca] recibimos cinco quejas", afirmó.

Por ello, se desplegó "un ejército" conformado por personal de la alcaldía, del Gobierno capitalino y de la dirección sanitaria, quienes diariamente tocan puerta por puerta para detectar casos activos de coronavirus. Además exhortan para que no se hagan fiestas.

Quintero refirió que la gran mayoría de los habitantes de Iztacalco respeta las medidas sanitarias, pero que hay un grupo minoritario de personas "resentidas" que aún se mantienen incrédulas al Covid-19.

Vida nocturna no se detiene en Polanco

 A las personas que buscaban por la noche un lugar donde tomar una copa en la zona restaurantera de Polanco, les pasó casi inadvertido el operativo de la alcaldía Miguel Hidalgo para informar sobre la aplicación de la ley seca durante este fin de semana por los contagios de Covid. Si bien los restaurantes están exentos de la medida si hay consumo de alimentos, se notó una importante asistencia.

Ni el despliegue de resguardo de la Policía Auxiliar los inmutó. La zona lució llena de comensales congregados en mesas amplias o pequeñas, de acuerdo con la cantidad de personas. Todos luciendo copas de vino o vasos cortos Old Fashioned con alcohol.

El viernes, la bebida corrió por las mesas de los restaurantes hasta su cierre en punto de las 22:00 horas.

En uno de los establecimientos que fueron supervisados por las autoridades, los comensales presenciaron el arribo del comisionado de seguridad de la alcaldía, Abraham Borden, quien recordó la entrada de las medidas restrictivas, pero esto no impidió que los clientes continuaran comiendo y bebiendo en las mesas.

Aunque la disposición permite la venta de bebidas alcohólicas en restaurantes siempre y cuando haya consumo de comida y no botanas, en muchos negocios de Polanco no se respetó del todo esta condición.

Se realizó en recorrido para registrar la actividad en la zona de bares y restaurantes la noche del viernes. Se observó a algunas personas llegar al lugar sin cubrebocas.

Las aglomeraciones tampoco pudieron ser evitadas, pues había mesas juntas, algunas respetando el metro y medio de distancia, otras no tanto, como el caso de los negocios en la calle Anatole France.

"Seguro vamos a estar en rojo"

Sábado, 21 de noviembre de 2020 21:54 | CDMX - EDOMEX | CDMX-CORONAVIRUS

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

Emmanuel Camacho

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 21 (EL UNIVERSAL).- "Estamos aprovechando esta última semana que podemos salir, entre comillas, ya que seguramente el próximo fin de semana volveremos a aislarnos, así como van las cifras", comenta Cecilia Chavarría, quien pasea, junto con su familia, en las calles del Centro Histórico, cuando la capital está al límite del semáforo naranja, como advirtió la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo.

En la zona, Claudia Estrada sale para lo esencial, pero augura que pronto se va a regresar al semáforo rojo.

"La verdad es que se veía venir con esto de El Buen Fin que íbamos a regresar a rojo. Nos mantenemos en el naranja, pero incluso con lo que dijeron de las restricciones que habrá en distintos lugares, vamos a estar de nuevo en rojo, esperemos que no, pero lo veo difícil".

Las calles del primer cuadro de la Ciudad lucen abarrotadas. Muchas personas compran artículos necesarios; otros, productos navideños, a un día de que el Gobierno capitalino lanzó la alerta por el incremento de hospitalizados por Covid-19, y por ello desde mañana los negocios cierran más temprano.

Alrededor de las 11:00 horas, en avenida Juárez, Eje Central Lázaro Cárdenas, Francisco I. Madero y hasta la plancha del Zócalo capitalino, un gran número de personas transita por dichas calles, la mayoría porta su cubrebocas; sin embargo, es imposible respetar la sana distancia.

"Creo que está bien salir a las calles, pero si es por necesidad, ya que si nada más vienen a pasear, pues no vale la pena. Mucha gente tenemos que salir para ganarnos el pan, pero si las otras personas que no tienen a qué salir y no siguen las medidas, pues ahí está el problema", considera Joaquín Godínez, comerciante y habitante de la alcaldía Venustiano Carranza, colindante con la Cuauhtémoc, quien acude a surtirse de mercancía para su negocio.

Algunos tienen la esperanza de que con las medidas restrictivas de la próxima semana no se regrese al semáforo rojo.