A diario piden auxilio dos mil 522 mujeres

Sólo cuatro de cada 10 llamadas al 911 de mujeres que son agredidas reciben atención.

Ciudad de México/El Universal.- En México, las principales causas por las que las mujeres realizan llamadas de emergencia al 911 son violencia familiar, agresiones cometidas por la pareja, acoso y abuso sexual y violación.

De enero a septiembre de 2022, el 911 atendió 680 mil 941 peticiones de auxilio por esos motivos; es decir, 2 mil 522 diarias, de acuerdo con la Información sobre violencia contra las mujeres, del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Sandra Quiñones, coordinadora del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem) comenta a EL UNIVERSAL que sólo cuatro de cada 10 llamadas al 911 de mujeres que son agredidas reciben atención.

"La eficacia del 911 es muy menor, porque sólo 40% de esas llamadas efectivamente llega la policía a atender el caso; es decir, muchas llamadas que tienen un reporte, que se solicitó la atención, se quedaron sin atención... mujeres que se dejaron en la más completa indefensión", asegura.

"En término promedio, son 45 minutos los que tarda un policía en llegar al lugar de los hechos a partir de la llamada. Y eso es un promedio, porque existen casos en los que la policía tarda dos o tres horas en llegar", comenta.

Explica que existe una cifra negra en las llamadas al 911, pues por cada llamada que es captada, dos mujeres optan por no pedir ayuda a ese número, pese a ser víctimas de una agresión. El reporte del SESNSP revela que de enero a septiembre, por violencia familiar, el 911 atendió 464 mil 450 llamadas realizadas, principalmente, en la Ciudad de México, con 54 mil 605, seguida por Guanajuato, con 47 mil 183; Sonora, 40 mil 609; Nuevo León, 28 mil 298 y Jalisco, 27 mil 64.

Estas agresiones se han mantenido, desde 2016, entre 700 y 680 mil casos anuales. En 2020 y 2021, años en los que se mantuvo aislamiento por la pandemia, la cifra llegó a 689 mil 388 y 690 mil 295 casos, respectivamente. Las solicitudes de emergencia por ataques cometidos por la pareja ocupan el segundo sitio en llamadas al 911, con 199 mil 975.

Febrero, abril y mayo son los meses en que se recibieron más llamadas, con 22 mil 132, 23 mil 959 y 25 mil 139, respectivamente. Baja California encabeza la lista con el mayor número de peticiones de emergencia por ese motivo, con 34 mil 265. Le siguen Jalisco, con 25 mil 586; Quintana Roo, 17 mil 738; Sonora, 14 mil 325 y Guanajuato, 13 mil 792.

El 911 recibió, de enero a septiembre de este año, 8 mil 521 llamadas por acoso u hostigamiento sexual, un promedio de 32 diarias. Los estados con mayor incidencia son la Ciudad de México, con mil 195; Chihuahua, mil 27; Guanajuato, 739; Estado de México, 702 y Baja California, 594.

Por abuso sexual, el SESNSP destaca que el 911 recibió 5 mil 267 llamadas, principalmente de Ciudad de México, Chihuahua, Baja California, Sonora y Nuevo León.

En tanto, por violación se captaron 2 mil 728 llamadas; esto es un promedio de 10 solicitudes de auxilio diariamente. La coordinadora de Cladem expone que el reporte pretende enviar el mensaje de que sí funciona el 911 porque existe coordinación entre las distintas corporaciones policiacas y se brinda atención inmediata, pero desde su óptica, esto no es así.

"Lo que hay detrás de estas llamadas, en el día a día, es que la reacción, la respuesta y la atención por parte de las autoridades responsables es casi nula y se va agravando en algunos lugares y en zonas del país por múltiples factores, como la falta de personal o porque, por ejemplo, se sigue viendo la violencia familiar como un problema de pareja, algo privado, en donde nadie se debe de meter", comenta.

Para una de las fundadoras del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), Guadalupe Ramos, es "impresionante" el número de llamadas que recibe el 911 por las violencias que enfrentan las mujeres.

Al igual que Quiñones, la activista comenta que existe un número importante de mujeres que deciden no llamar al 911 cuando sufren violencia por desconfianza en las autoridades, porque no se le da seguimiento a sus llamadas o porque no han recibido la atención necesaria.