Respiran regios entre 3 y 4 veces más contaminación

Los regiomontanos respiran entre 3 y cuatro veces más contaminación que la permitida por la OMS.

Los lineamientos emitidos por la Organización Mundial de la Salud, que limitan los contaminantes, dejaron al descubierto un problema de contaminación del aire, mucho más grave en Nuevo León.

Lo anterior, debido a que según los nuevos umbrales, los regiomontanos respiran entre 3 y cuatro veces más contaminación que la permitida por la OMS.

Cabe destacar, que la OMS, determinó que las afectaciones a la salud a causa de la contaminación por partículas suspendidas son más graves de lo que se pensaba y recomendó a los países reducir los umbrales de concentración de partículas PM2.5 y PM10.

Las reformas a los lineamientos vigentes desde hace 16 años, redujeron a la mitad el límite anual de partículas menores a 2.5 microgramos por cada metro cúbico de aire, es decir de 10 que establecía la norma internacional del 2005 a solo 5 microgramos.

En este sentido,  ocurrió lo mismo con las partículas menores a 10 micras, cuyo umbral permisible bajo de 20 a 15, es decir se redujo un 25 por ciento  por metro cúbico.

Con ello, la Secretaría de Salud Federal, emitió también nuevas normas ambientales de contaminación de aire, para reducir el límite de partículas PM2.5 de 12 microgramos por metro cúbico, como establecía la norma de 2014 a 10 microgramos, que aun así es el doble de lo permitido por la OMS.

Los reportes del programa AIRE Nuevo León, determinan que en 2020 el promedio anual de concentración de partículas PM2.5 fue de 21.36 microgramos por metro cúbico, mientras que el de PM10 fue de 53.56 microgramos.

Mientras que, en el 2021 que concluyó recientemente, el promedio diario de concentración de partículas suspendidas superó en todos los meses la norma internacional, así como en más de 200 días superó la norma mexicana, mucho más laxa.

Selene Martínez Guajardo, directora del Observatorio Ciudadano de Calidad del Aire señaló que los gobiernos deben trabajar de la mano para reducir gradualmente la contaminación y las normas mexicanas a fin de acercarse a los umbrales recomendados por la OMS, y evitar más riesgos a la salud de las personas.

"La peligrosidad de estas partículas radica en su tamaño, pues por ejemplo las pm2.5 son 20 veces más pequeñas que un grano de arena, lo que les permite pasar por el sistema respiratorio y llegar al torrente sanguíneo", detalló.

Las partículas permanecen en el organismo y a medida que se acumulan más y más a lo largo de nuestra vida, pueden desencadenar en diversas enfermedades cardíacas isquémicas, pulmonares, cerebrovasculares, asma y demencia, entre otras.

Según datos de la Secretaría de Salud Federal, las enfermedades del corazón representan la primera causa de muerte en Nuevo León, hasta antes de la llegada de la pandemia.

La tasa de fallecimientos por estas enfermedades se duplicó en los últimos 10 años en la entidad, en este sentido, la OMS estima que en México más de 25 mil personas pierden la vida cada año a causa de enfermedades relacionadas con la contaminación del aire.

Permanecerán malas condiciones del aire con el invierno

Las malas condiciones en el aire, permanecerán en el área metropolitana de Monterrey, por lo menos hasta que termine el invierno, por el fenómeno de la inversión térmica que prevalece durante esta temporada del año.

Martínez Guajardo señaló que con ello, se seguirán teniendo días difíciles en los próximos meses.

"En enero y febrero hay algunos días difíciles también en contaminación, por el tema de la inversión térmica, que hace que sea más difícil para los gases y las partículas, dispersarse hacia arriba", señaló.

En este sentido, destacó que en el 2021 se presentaron más de 200 días arriba de la norma que marca la Secretaría de Salud en materia de contaminación.

"2021 si de hecho tuvimos un aumento en el número de días en el año, que sobrepasamos los límites que recomienda la norma de Salud, se vio mucho el tema del intento de la recuperación económica".

"Y si efectivamente, este año que acaba de pasar tuvimos bastantes días, más de 200 sobre la norma y también un gran número de alertas, inclusive hubo algunas alertas ambientales en diciembre, que no se dieron y diciembre fue un día difícil por el tema del invierno", advirtió.

"Estuvimos más de 200 días, sobre la norma de salud, hay diversas normas de salud en México que son elaboradas por Cofepris y Secretaría de Salud y estas normas lo que hacen es recomendar unos límites", reiteró.

La reactivación de las actividades y las ganas de recuperación de la economía tuvieron sus consecuencias de ozono, de gruesas, de partículas, en fin de diversos contaminantes criterios.

"Entonces aquí nos damos cuenta que tan elevadas están nuestras concentraciones diarias, basadas en los monitoreos tanto del Estado, como del monitoreo ciudadano", manifestó.

Realizan análisis de

contaminación

El Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire del Área Metropolitana de Monterrey (OCCAMM) realizó un análisis de concentraciones de contaminantes.

Con el estudio, el Observatorio confirmó que en diciembre pasado el Gobierno de Nuevo León debió emitir algunas alertas ambientales.

El estudio, se realizó con la colaboración de las Organizaciones No Gubernamentales, Comité Ecológico Integral y Padres por el futuro Mty, dichos días alcanzaron los criterios para emitir Alertas Ambientales y una Contingencia Fase 1.

Lo anterior, por concentraciones de partículas menores a 2.5 micras; pero la Secretaría de Medio Ambiente en Nuevo León no activó ninguna de éstas.

La directora del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire del Área Metropolitana de Monterrey señaló que las razones por las cuáles no las han publicado no las saben.

 En este sentido dijo "nos inquieta como organización, por ejemplo, el Observatorio pues una de las cosas que hacemos es difundir la información para proteger la salud humana".

Explicó que el análisis se hizo también pensando en los criterios del programa de Respuesta a Contingencias Atmosféricas de Nuevo León que debe actualizar sus parámetros en 2022.

"El objetivo era poder decir claramente que sí se llegó a una alerta durante todos los días, básicamente. Incluso el sábado tuvimos concentraciones muy altas de PM2.5 entonces alguno de esos días también hubo Contingencia por Fase 1", puntualizó.