Pide GLPAN dejar a un lado las "fantasías Samuel"

Al considerar que lejos de solucionarse el problema del transporte, este ha empeorado, la bancada del PAN en el Congreso local le pidió al Gobierno.

Al considerar que lejos de solucionarse el problema del transporte, este ha empeorado, la bancada del PAN en el Congreso local le pidió al Gobierno del estado dejar a un lado las "fantasías Samuel" y atender el problema porque la gente ya está harta.

Carlos de la Fuente Flores, coordinador de la fracción señaló que en un año con tres meses que lleva la actual administración es evidente que el asunto de la movilidad simplemente ha dejado mucho a deber.

El diputado de Acción Nacional cuestionó que el gobernador Samuel García Sepúlveda continúa haciendo promesas fallidas.

"Las inversiones que han llegado es el avance de muchos años de gestión lo que está haciendo el secretario de Economía o Desarrollo Económico actual es para los siguientes años ni modo que la gente diga: ´Ya llegó Samuel, ya podemos ir a invertir en Nuevo León, ya todo va estar en orden, bien bonito".

"Por eso estas "fantasías Samuel", ahora es el lugar que está de moda, ¿quieres salir de la realidad? puedes ir a "fantasías Samuel" ahí es donde se vive la irrealidad que presenta el señor gobernador".

"Siempre están vendiéndonos nuevas ideas, queremos realidades, no las fantasías de Samuel. Queremos las realidades como la problemática que la ciudadanía está viviendo en el tráfico en el transporte público", agregó.

El líder de la bancada albiazul afirmó que no era posible ver todos los días enormes cantidades de filas, de la gente que se dirige hacia su trabajo o a sus distintos planteles educativos.

"El problema de movilidad, lo primero que debe hacer el gobernador y su equipo es que no está cumpliendo, no le puede pedir más paciencia a la ciudadanía. Ya tienen un año y seis meses al frente del Gobierno, ya tienen un año de retraso de los camiones", comentó.

El diputado de Acción Nacional indicó que al secretario de Movilidad también le ha quedado grande el puesto.

"Le ha quedado grande al secretario de Movilidad que cuando era ciudadano, Hernán Villarreal sí exigía y ahora debe aceptar que le ha quedado grande la Secretaría de Movilidad y que tiene que mejorar el servicio de los ciudadanos".

"No podemos estar manejando 2, 3 y hasta 4 horas en un sólo trayecto, estas hablando de 5 a 7 horas arriba de en un transporte público, eso no es calidad de vida", concluyó Carlos de la Fuente.

Solicita gobernador no perder tiempo en pleitos.

Nuevo León no puede perder un minuto más en pleitos, advirtió ayer el gobernador Samuel García Sepúlveda.

Durante la firma de un Memorándum de Entendimiento con la Organización de las Naciones Unidas; el mandatario estatal señaló que el boom económico y crecimiento poblacional que espera la entidad, obligan a poner manos a la obra en garantizar servicios básicos y una mejor calidad de vida a sus habitantes.

Se estima que en diez años, derivado del crecimiento económico por la llegada de nuevas inversiones, la población aumente a 10 millones de personas,

"En los últimos 10 años crecimos 40 por ciento en población: de 4 millones, hoy somos 6.1 (millones), y a como pinta la cosa, si hacemos la secuencia exponencial de población con esto que viene, volveremos a crecer 45 por ciento en los siguientes 10 años, vamos a ser entre 9 y 10 millones de habitantes en 2032", expuso.

"Es un reto que no permite un minuto más peleados, sin comunicarnos, perdiendo el tiempo. Esto trae consecuencias, y tenemos que desde ahorita planearlas".

Es de destacar que García Sepúlveda mantiene una confronta desde hace poco más de tres meses con el Congreso local, por la selección del nuevo Fiscal General de Justicia.

El conflicto llegó a tal grado que el Ejecutivo omitió la publicación en el Periódico Oficial del Estado de más de 50 decretos, reformas y acuerdos aprobados por el Poder Legislativo.

Sentido en el que los diputados locales iniciaron un juicio político contra Javier Navarro Velasco, secretario General de Gobierno.

A la par, el Estado incurrió en la retención de recursos a alcaldes, quienes al verse presionados abandonaron la Mesa Metropolitana de Coordinación, y exigieron un aumento en aportaciones.