Investigan como "crimen de odio" tiroteo en Buffalo

Cuatro de las víctimas eran trabajadores del supermercado

Buffalo, Nueva York.- El FBI dijo este sábado que investiga como "crimen de odio" el tiroteo que dejó 10 personas muertas en una tienda de alimentos de Buffalo, Nueva York. "Investigamos este incidente como un crimen de odio y un caso de violencia de extremismo racista", dijo a la prensa Stephen Belongia, agente especial de la oficina del FBI en Buffalo. Al menos 10 personas murieron este sábado y otras tres resultaron heridas en el tiroteo, informó el comisario de Policía del condado, Joseph Gramaglia. Gramaglia confirmó en una rueda de prensa que el tirador, un joven blanco de 18 años, iba fuertemente armado y ataviado con equipo militar antibalas. Cuatro de las víctimas eran trabajadores del supermercado, uno de ellos un guardia de seguridad.

CREEN QUE HOMBRE ARMADO ESTABA TRANSMITIENDO EN VIVO

Los detalles sobre la cantidad de personas adicionales baleadas en el Tops Friendly Market y sus condiciones no estuvieron disponibles de inmediato. A los dos funcionarios no se les permitió hablar públicamente sobre el asunto y lo hicieron bajo condición de anonimato. El sospechoso estaba siendo interrogado este sábado por la noche por el FBI, dijo uno de los funcionarios. Los investigadores creen que el pistolero pudo haber estado transmitiendo el tiroteo a través de una cámara colocada en su casco, dijo uno de los funcionarios. El video mostraba al hombre armado, vestido con ropa militar, deteniéndose frente a la tienda con un rifle en el asiento delantero y luego apuntando con el rifle a las personas en el estacionamiento mientras salía del vehículo y abría fuego, dijo el funcionario. También muestra al sospechoso entrando al supermercado y disparando a otras víctimas adentro, dijo el funcionario. Una de las víctimas era un policía recién retirado que trabajaba como guardia de seguridad en la tienda, según el funcionario.

INVESTIGAN SI CAUSA DEL TIROTEO FUE POR MOTIVO RACIAL

Uno de los funcionarios advirtió que la investigación estaba en sus etapas preliminares y que las autoridades aún no habían discernido un motivo claro, pero estaban investigando si el tiroteo tuvo una motivación racial. El supermercado se encuentra en un vecindario predominantemente negro, a unas 3 millas (5 kilómetros) al norte del centro de Buffalo. El área circundante es principalmente residencial, con una tienda Family Dollar y una estación de bomberos cerca de la tienda. La policía de Buffalo confirmó que el tirador estaba bajo custodia en un tuit, pero no identificó al sospechoso. Los oficiales de policía no respondieron de inmediato a los mensajes de AP en busca de comentarios. Testigos informaron que el hombre armado vestía ropa de estilo militar además de la armadura corporal, dijo uno de los funcionarios. Braedyn Kephart y Shane Hill, ambos de 20 años, entraron al estacionamiento justo cuando el tirador salía. Lo describieron como un hombre blanco en su adolescencia o principios de los veinte que lucía camuflaje completo, un casco negro y lo que parecía ser un rifle. "Estaba parado allí con el arma en la barbilla. Estábamos como ¿qué diablos está pasando? ¿Por qué este niño tiene un arma en la cara? dijo Kephart. Cayó de rodillas. "Se quitó el casco, dejó caer su arma y fue abordado por la policía".

CASA BLANCA INFORMA A BIDEN SOBRE EL TIROTEO

En la Casa Blanca, la secretaria de prensa Karine Jean-Pierre dijo que el presidente Joe Biden recibe actualizaciones periódicas sobre el tiroteo y sus consecuencias. "El presidente ha sido informado por su asesor de Seguridad Nacional sobre el horrible tiroteo en Buffalo, Nueva York, esta tarde. Continuará recibiendo actualizaciones durante la noche y mañana a medida que se desarrolle más información", dijo, y agregó que el presidente y la primera dama estaban orando por las víctimas y sus seres queridos. Tops Friendly Markets emitió un comunicado que decía: "Estamos conmocionados y profundamente entristecidos por este acto de violencia sin sentido y nuestros pensamientos y oraciones están con las víctimas y sus familias". La policía cerró la cuadra, rodeada de espectadores, y la cinta amarilla de la policía rodeó el estacionamiento completo. El alcalde Byron Brown y el ejecutivo del condado de Erie, Mark Poloncarz, estuvieron en el lugar este sábado por la tarde, se reunieron en un estacionamiento al otro lado de la calle de la tienda Tops y esperaban dirigirse a los medios.