!Son una vergüenza las Chivas!

Chivas cae 2-1 ante Mazatlán FC

Mientras buscaba con la mirada al juvenil Pável Pérez para que de inmediato entrara al campo, Ricardo Cadena se rascó la cabeza.

Fue lo único que el todavía entrenador del Guadalajara atinó a hacer cuando supo que la oportunidad de ganar su primer duelo del torneo se había esfumado.

Y perdió, pese a que el arbitraje le había echado una mano.

Es cierto que las Chivas habían sido incapaces de vencer al portero uruguayo Nicolás Vikonis, pero eran superiores al Mazatlán, eran superiores...

Hasta que Fernando Rubén González cometió el infantil error que le costó la segunda tarjeta amarilla y —por ende— la roja (62´). Jugada catártica, porque el Rebaño Sagrado se derrumbó anímicamente. Su enorme capacidad de autodestrucción volvió a cobrarle factura.

Eso sí, el 2-1 en favor del Mazatlán FC quedó manchado por la terrorífica noche del silbante novato Jorge Camacho, porque el penalti que Ángel Zaldívar falló, pero marcó gol tras el rebote del guardameta Nicolás Vikonis (74´) no debió existir. Pérez se tiró en el área sinaloense, el videoarbitraje sugirió al silbante revisar la jugada (que era muy clara), pero el joven se aferró a su yerro y favoreció a los rojiblancos, con lo que coronó una pésima actuación.

Ya que el joven volante de los locales Emilio Sánchez, quien marcó la anotación que puso adelante al Mazatlán FC, debió ser expulsado tres minutos después de González, por acumulación de amonestaciones, pero Camacho también calificó mal una falta de quien pintaba para ser el héroe en la cálida velada mazatleca.

Por si fuera poco, la anotación del defensa Oswaldo Alanís —previo desvío de Alan Mozo (87´)— también estuvo marcada por la polémica, ya que en la jugada que originó el tiro libre pudo marcarse falta en favor de las Chivas.

Premio a un equipo que hizo la mejor jugada del partido, porque incluso ahogados en su mal desempeño, los dirigidos por Gabriel Caballero sacaron una acción de otro partido, valiéndose de la fragilidad mental de las Chivas del Guadalajara.

Sánchez remató con potente cabezazo un buen servicio y dejó sin oportunidad al guardameta Miguel Jiménez (68´). Daga en los millones de corazones rojiblancos, que se aceleraron cuando Pérez cayó dentro del área mazatleca. Miles de gargantas explotaron en el estadio Kraken, pero sólo fue una ilusión, porque su equipo volvió a ingeniárselas para decepcionarlos... Otra vez.

Sí, Cadena ganó sus primeros cinco juegos al frente del Rebaño Sagrado, pero ahora lleva nueve sin imponerse (seis empates y derrotas), y eso que no se le cuentan las derrotas en los juegos de carácter amistoso celebrados en los Estados Unidos.

Parece que el tiempo se le ha acabado a Ricardo Cadena, mientras que en la tribuna, la directiva, sigue pensando que esto mejorará.