En América protegen al árbitro señalado

La directiva del América reaccionó positivamente ante los errores del Secretario Técnico, Mario Peniche, ante la alineación indebida de Federico Viñas

Ciudad de México.-La directiva del América reaccionó positivamente ante los errores del Secretario Técnico, Mario Peniche, ante la alineación indebida de Federico Viñas. Primero fue Joaquín Balcarcel, el poderoso directivo de Televisa que maneja el futbol en la empresa y quien nunca acepto negociar el castigo, es decir, asumió internamente que el error existió y solamente se sentó a esperar la decisión de Eugenio Rivas, Presidente de la Comisión Disciplinaria.

Pero antes de que esto sucediera, llego a oídos de Santiago Solari que posiblemente el América no sería castigado y si el cuarto oficial, Edgar Ulises Rangel, ante lo que el argentino reaccionó de inmediato y le hizo saber a Santiago Baños que eso no era leal, que estaba fuera de toda realidad ya que el responsable fue un funcionario del América.

Las cosas cambian en el América. En época de Miguel Herrera siempre los árbitros eran los culpables, hoy, le dieron su lugar al cuarto oficial que tiene por cierto, que estar pendiente de más de 100 personas que intervienen en un partido de futbol.

Y sobre Balcarcel, es el mismo funcionario del América que no permitió que Solari saliera a la banca en el partido de la Jornada 1 cuando aún no tenía su visa de trabajo e hizo esperar hasta que se pudiera hacer de formas legal todos los trámites.

Brizio "analizar" las jornadas

En su análisis arbitral de la Jornada 7, Arturo Brizio, presidente de la Comisión de Arbitraje, dio a conocer los errores y aciertos de de varios juegos, como el de Cruz Azul-Toluca donde criticó la mala actuación de Óscar Macías al interponerse en un tiro de Jonathan Rodríguez a portería.

El Atlas-América, cuando aún era un juego válido, donde dio el visto al penalti marcado por Fernando Guerrero, además del Querétaro-Puebla y Tijuana-Tigres. Pero..., al ex mundialista, se le olvidó o no quiso analizar, el juego donde quizá hubo más errores: el de Necaxa-Monterrey donde pitó Luis Enrique Santander, el "Rey de las polémicas".