Opinion Columna


Suicidio

René Rodríguez Guajardo


Autor: René Rodríguez Guajardo | Publicacion:19-09-2019
+ + - -

Cuando una persona se quita la vida, además de causarse el daño más severo, éste se esparce entre su familia, amigos y la sociedad en su conjunto; hay una sensación de malestar general entre la población cuando nos enteramos que una persona, - más si es conocida -, comete “suicidio”; tenemos la sensación de que algo más se pudo hacer para prevenir y falló; ello se intensifica en el seno familiar del suicida; por desgracia, tal evento negativo va en acenso a escala local, nacional y mundial debido a que las enfermedades mentales que conducen al suicidio son el común denominador, y dentro de éstas, más específicamente la depresión que también va en ascenso; según la Organización Mundial de Salud la depresión será la causa número uno de enfermedad para el 2020 y México no escapará; particularmente y sin tener la evidencia de lo mismo, creo que tal enfermedad ya ocupa tan nefasto lugar.


La ola de violencia social que padecemos en nuestro país desde hace más de una década, misma que sigue incrementándose año con año es un factor estresante muy serio además de otras situaciones que se generan en las grandes metrópolis afectadas por una competencia exagerada, pobreza, contaminación, suciedad, adicciones, vialidad asfixiante, amén de extorsión, amenaza, secuestro, robos a mano armada y otras muchos más eventos que están al asecho de desencadenar en una persona susceptible tristeza, aislamiento, depresión y llegar al extremo del suicidio.


El suicidio es la segunda causa de muerte en jóvenes de entre los 15 y 29 años solo superado por los accidentes viales en nuestro país; a escala mundial una persona se suicida cada 40 segundos; el trasfondo del suicidio es una enfermedad mental misma que suele ser depresión; la tendencia mundial es al alza motivado por determinantes sociales más que por lo genético de la enfermedad mental, es decir, un entorno social violento y devastador es el factor más importante para llevar a una persona a quitarse la vida; de cada cuatro familias en México, una tiene un miembro con alguna afectación mental; es muy escaso el presupuesto del sector salud en el país que se asigna a las enfermedades mentales, no llega ni al 2 por ciento del total.


Faltan psiquiatras a escala nacional y la mayoría están concentrados en las grandes metrópolis; la OMS recomienda 5 psiquiatras por cada 100 mil habitantes y en México tenemos un faltante de un 25 por ciento, es decir, hay 3.7 por ciento, y lo peor, es reconocido que aproximadamente un 30 por ciento de la población tiene una patología mental, empero, tan solo una de cada cinco reciben la óptima atención de tratamiento, por ende, existe una enorme cantidad de personas en riesgo de hacerse daño; de acuerdo con datos del INEGI, la tasa de suicidios por cada 100 mil habitantes subió de 4.3 en el año 2010, a 5.2 en el 2017; la desesperanza y la soledad son los dos grandes enemigos que acompañan a las personas que llegan al suicidio; si alguien menciona que se quiere suicidar, hay que hacerle caso e inmediatamente busca atención médica a fin de prevenir.


El pasado 10 de Septiembre se conmemoró el día mundial del suicidio, fecha que marcó la OMS para resaltar tal situación que conlleva quitarse la vida a fin de educar a la población y reconocer a las personas con padecimientos mentales que son potenciales suicidas para prevenirlo; se ha avanzado en tal aspecto, pero la ola de violencia a escala mundial hace que no podamos contenerlo y siga al cielo su frecuencia; habrá que estar atentos en nuestro entorno personal para detectar aquellas personas susceptibles y brindarles la atención debida; particularmente debemos cambiar el entorno del tejido social negativo que no solo es causa de un mayor número de suicidios sino de la mayoría de las diez principales causas de morbimortalidad nacional; tal enmienda requiere de una tarea titánica que estamos obligados a enfrentar y resolver… ¿será?, ¿le gustaría opinar?


renerdzgdo@yahoo.com.mx



« Redacción »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario