Opinion Editorial


El petate del muerto

Nelly Cepeda González


Autor: Nelly Cepeda González | Publicacion:16-09-2019
+ + - -

Reza un adagio mexicano que asustar con el “petate del muerto” se refiere a la acción ejecutada por una persona con información falsa o exagerada.

Se dice que esta frase nace en Jalisco, donde los caballeros de la Santa Cruz, quienes eran los responsables de los servicios funerarios de todo condenado a muerte, recorrían, antes del suceso, las calles exhibiendo el petate que serviría de última morada al preso, lo cual, sin duda, generaba inquietud entre la población que tenía acceso a este “espectáculo”.

Es así que utilizar la expresión de “el petate del muerto” se refiere a un modo de asustar, aún sin fundamento.

Vaya, es como decirle coloquialmente a un niño “ahí viene el coco”, sabiendo que generará en él cierto temor.

Pues resulta que hace prácticamente un año, el 17 de septiembre del 2018, se emitió el acuerdo aprobado por el Consejo Estatal del Transporte, que implicaría que la tarifa ordinaria en efectivo llegaría a 19 pesos al finalizar el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón.

Y no es que me esté quejando del congelamiento provisional de las tarifas, mi molestia es que ha sido un año de malas decisiones, reviradas y pausas. Y nomás no pasa nada.

Es decir, si el Ejecutivo se lo propusiera, el cualquier momento podría publicar en el periódico oficial el acuerdo de hace un año y sanseacabó.

Pero todos los cabos están sueltos: los empresarios y permisionarios no quieren o dicen no poder comprar nuevo parque vehicular, dicen no poder sobrevivir con el esquema actual donde los insumos y los combustibles son caros y por ello ya han dado cuenta de que pueden reducir las unidades en circulación.

El gobierno del Estado por su parte, les ha hecho una promesa tras otra a los empresarios, sin cumplirla, como aquella oferta de conseguir diesel más económico.

Y desde el Legislativo nomás no se ve un avance claro en la ya muy manoseada Ley de Movilidad.

Porque además de la ley, los legisladores tienen pendiente el decirle sí o no al gobernador en su loca idea de endeudarse para comprar todos los camiones que dice, pondrá en marcha para dejar de lado a los empresarios y asumir el control del sistema.

Ni los empresarios, ni el Ejecutivo ni el Legislativo ven que tanta larga sólo afecta al usuario que ha tenido que tolerar los paros injustificados de los prestadores del servicio. Y hoy como hace un año y varios años más atrás, el servicio sigue siendo malo y caro, el más caro del país.

Ni a unos ni a otros les importa que la gente deba esperar mucho tiempo por su ruta, que deba proyectar paseos más cortos pues de no regresar temprano a casa deberá desembolsar más por un taxi.

Indefensión total con pocos camiones, malas rutas, terribles prestadores del servicio; taxis que cobran altísimas tarifas dinámicas, un Metro y una Ecovía que ya no dan para más.

Todo esto pasa en el pujante estado de Nuevo León. Por ahora parece ser que los usuarios somos asustados con el “petate del muerto”, pero no vaya siendo que mañana o pasado nos den un “madruguete”.

Comentarios: nelly.cepedagzz@gmail.com

 



« Redacción »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario