Opinion Editorial


Nubes de arena

Nelly Cepeda González


Autor: Nelly Cepeda González | Publicacion:24-06-2019
+ + - -

Hace unos días, la autoridad anunció la llegada de una tolvanera proveniente del Sahara. Los memes no se hicieron esperar porque muy pocos daban y dan crédito a una noticia de tal magnitud.

No es sencillo asimilar imágenes sobre el desplazamiento de estas nubes tonalidad amarillenta características del desierto más grande del mundo y quizá por eso pocos tomaron en serio la alerta.

Pero da la casualidad que estas tormentas de arena sí se desplazan y lo hacen de manera recurrente. A decir de los especialistas, el beneficio de la arena es el fortalecimiento de las playas caribeñas y la fertilización de los bosques en Sudamérica.

Y aunque realmente dispararían los índices de PM10, también desmotivarían la aparición de huracanes e impactaría en los arrecifes de coral.

En resumen, no todo es malo ni bueno.

Pero más allá de memes, yo no veo a ningún nivel de autoridad levantar las antenitas ante este fenómeno, y para ser honesta, tampoco me sorprende.

Hablando de Nuevo León, si no hay interés por sacar las pedreras de la mancha urbana, ni regular la actividad industrial o el uso de vehículos ¿por qué habría de preocuparse por la posibilidad de una nube de arena que está a miles de kilómetros?

Se les olvida que el efecto mariposa o la teoría del caos de Eduard Norton Lorenz, es una realidad y tarde o temprano lo que pase en un lugar, terminará impactando a otros, por muy lejos que se encuentren.

La historia está pasando frente a nuestros ojos; ojala todos podamos ver el fracaso independiente, su insensibilidad y su falta de interés por las causas de la mayoría.

Me genera cierta hilaridad la cantidad de “destapados” a los que ya se les cuecen las habas por gobernar, habrá qué ver cuántos de ellos hacen méritos suficientes y de a de veras paraqué usted o y volteemos a mirarlos y tomarlos como opción.

Le concedo razón si me dice que hay hartazgo generalizado por los partidos, yo quiero pensar que aún hay garbanzos de a libra, pero hay que enfocar para verlos y apoyarlos.

Y si llega o no llegan las nubes de de polvo del Sahara, ni se preocupe, con lo que tenemos en la zona metropolitana tenemos pues un día y al otro también, reportamos arriba de los 100 IMECAS por causa de diferentes contaminantes.

Hay tantos motivos para estar alerta. Por ejemplo, los PM10 afectan las vías respiratorias y se generan alergias y cuadros aparentemente gripales.

Los PM2.5 y las partículas finas son más preocupantes ya que afectan lo mismo a os órganos internos, al sistema reproductor, al miocardio y un sinfín de etcéteras más, al menos es lo que dicen académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM.

Y no, casi nadie pone atención a lo que pasa. Dése la oportunidad de barrer el frente de su casa, llene su entorno de plantas, de flores, de árboles, cuídelos como lo hacían antaño nuestras abuelitas que tenían jardines de ensueño. Los resultados eran buenos: se mitigaban los ruidos, el aire en casa era más fresco, había paz.

Comentarios: nelly.cepedagzz@gmail.com



« Redacción »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario