Legal


Tiene una amplia visión por el Estado de Derecho


Publicacion:11-06-2018

+ + - -

Cuando estaba más joven el gustaba mucho el mundo de las letras, le gustaba mucho leer.

Hombre de entrega total por su prójimo, con una amplia visión por el Estado de Derecho, pero sobre todo rectitud y laborando en pro de los derechos humanos, es por lo que el jurista local Alejandro Alzaga Loreto opta por desarrollarse en las ciencias legales y esto lo hace con suma pasión.

Al hablar de Alejandro Alzaga Loreto es referirnos más que a un jurista que naciera un 8 de abril,  egresado de la Facultad de Derecho y Criminología  de la Universidad  Autónoma de Nuevo León  (UANL), pues es hablar de una persona con una alta calidad humana que labora por el bien social y común.

Su visión en la vida a sido muy recta y sencilla, ver por que a cada quien se le de lo que se merece, sin altibajos ni presiones, sin violaciones  ala  justicia y mucho menos a la equidad. 

El primeramente cuando uno es joven estudia sus habilidades, sus gustos y los talentos que cree tener y es así como determina una carrera, la de jurista.

Cuando  estaba más joven  el gustaba mucho el  mundo de las letras, le gustaba mucho leer, también el sentimiento de justicia lo traía muy palpable, esa era  su ideología en un inicio.

Comienza así la carrera y fue conociendo todos este ambiente jurídico y que había otras funciones, no sólo el litigio dentro del mismo y poco a poco le fue llevando a una fuerte  apasionando por la carrera.

“Toda mi familia paterna, casi todos son abogados, solo se que ellos.  Pero ellos viven en la ciudad  de México y no los frecuento mucho, mi padre es abogado, pero si bien ellos son abogados pienso que eso no fue lo determinante de que yo eligiera la carrera, fue más el hecho de que me atraía la función como yo la percibía, quizá mis familiares me ayudaron mucho a tener la idea de que era el derecho y como se ejercía”.

“Creo que un poco antes de la adolescencia  en la secundaria tuve un maestro se llama Rogelio, ese maestro nos motivaba mucho a leer  mi primer libro que leí con el fue El Periquillo Sarmiento y era una lectura muy interesante, después  nos hizo leer  “El Quijote de la Mancha” y organizó un concurso de lectura sobre El Quijote y ese personaje para mí tuvo mucha implicación en mi vida, no sólo personal, sino académica y estudiantil porque el personaje del Quijote de la Mancha fue una persona a quien todo mundo lo juzgaba como loco, pero era un loco que solo perseguía la justicia, el amor, la caballerosidad y el respeto y muchos buenos principios y que toda la historia va enfrentándose a una sociedad que se burla de ese tipo de cosas y ese personaje me inspiró mucho y fue así como entre al mundo de la lectura y ya este gusto fue lo que me lleva a estudiar derecho”.

Al inicio  la carrera la veía un poco como puro litigio, ir a los tribunales y llevar casos, pero cuando entra a la carrera notó diferentes áreas pues tenía maestros,  jueces, maestros litigantes, otros que eran ministerios públicos y se  da cuenta  que  esta profesión se diversifica y  tenía diferentes áreas y entonces se empieza  a preguntar ¿qué es lo que él haría? .

Y  a través de la carrera toma cursos, diplomados, congresos  y concursos en los que participa  y fue como se  encaminé en esta carrera que ahora  lleva como funcionario jurisdiccional.

“Esta carrera es de mucho estudio, jan sido bastantes y muy diversos, múltiples congresos y diplomado que nombrarte cada uno de ellos sería mucho, peor lo que más destaca i que más reconozco en lo que participado es en diferentes actividades meramente la capacitación”.

“Por ejemplo en el año 2016 fui consejero juvenil del consulado juvenil de Estados Unidos aquí en Monterrey, ahí realizaba diferentes actividades que algunas organizaba el consejo juvenil y el gobierno de los Estados Unidos a través del Consulado”.

“En este tipo de actividades lo que buscábamos era el fomento de la relación viví lateral entre  México y Estados Unidos y la conexión de la juventud mexicana con las oler unidades que otorga el gobierno norteamericano, es decir implicaba becas, programas de apoyo financiero, proyectos  sociales y otro tipo de actividades y todo eso realizábamos”.

“A mí en este tiempo me empieza a  gustar mucho el Derecho Internacional y en el ámbito de este tipo de derecho internacional y de los estudios que realice en la facultad de derecho donde estudie, fui titular del  Taller de Derecho Internacional Público por un año y medio , en ese tiempo yo de forma gratuita o pro bono impartía clases los fines de semana a todos aquellos estudiantes que estuvieran interesados en el derecho internacional pública y esto era como una actividad extra curricular, no era tomada como una materia  ni te daban puntos ni nada por eso estilo”.

“En este camino del derecho internacional y de los derechos humanos me llevó a participar en distintos concursos de modelos de juicios ante la corte interamericana de derechos humanos, uno de ellos fue organizado por  la Facultad Libre de Derecho, y una de las mas importante fu en el que participamos en la Ciudad de Washington, en la University Washington Collage y ahí participamos en la vigésima primera edición, representando  a los agentes del estado en la simulación de un juicio ante la corte Interamericana, donde nosotros  teníamos que defender una postura, en ese concurso os otros éramos como litigantes éramos agentes de estados y enviamos a representar un país defendiendo  una postura que consistía en nosotros no violamos derechos humanos y si lo hicimos fue una restricción  legítima y necesaria. Este fue  uno de los concursos más importantes”.

Además también dentro del ámbito del derecho internacional participa en diferentes modelos de Naciones Unidas.

Donde  en estos modelos  toma el papel de un agente diplomático de algún país  asignado y adquiere esa postura y  la política internacional desde ese  país.

“Ahí se requiere para esto estudiar el país, la cultura y todo del país, y así  ante diferentes adversarios en una asamblea defiendes tu punto hacia  un tema en específico. Me tocó participar en temas de drogadicción internacional, tráfico de armas internacional, financiamiento de proyectos culturales, combate a la población y combate a la desnutrición infantil, y otros más que son de interés internacional”.

Su vida ha sido de sano desarrollo y crecimiento trabajó  en el Consejo juvenil del  Consulado, donde  se maneja por generaciones, la primera y segunda generación organizaron muchos congresos de derechos internacionales, muchos eventos y conferencias, a los cuales por  su  gusto se fue  al derecho internacional, y este lo  llevó a enterarse mejor  de ellos y fue así como conoció  a los consejeros de esas generaciones.

“Posteriormente conociendo a muchas personas lanzan una convocatoria para una nueva generación y yo aplico, me hacen pruebas como de currículum y todo lo que he hecho mi actividad y al final una evaluación por parte de los mismos consejeros y gente del mismo consulado y fue así como aprobé las pruebas que me pusieron y fui admitido como consejero juvenil”.

“Ahí tuve diferentes adiestramientos, conversé con diferentes agentes diplomáticos, recibí diferentes capacitaciones, las cuales me fueron llevando a perfeccionándome en mi ámbito del ejercicio, porque en ese consejo no solo había abogados sino también politólogos, químicos, biólogos y diferentes profesiones y el consejo juvenil buscaba que cada uno desarrollará su profesión dentro de la oportunidad que eran las el acciones internacionales”.

Es de subrayara que esta fue una etapa  muy emocionante;  y admite que de todos los equipos con los que ha trabajado en diferentes proyectos, este fue el equipo con el que más ha disfrutado laborar.

“Ahí me gustó mucho,  dimos resultados, fue una experiencia multidisciplinar e interdisciplinaria, fue una experiencia  apasionante; cada vez que llevábamos a cabo un proyecto había mucha diligencia siempre no sólo por parte de los miembros del  consejo, sino también del mismo consulado, el apoyo que se nos ortiga a y las capacitaciones, todo ello fue algo muy importante y gratificante,  profesionalmente hablando”.

Después de esto vinieron otros proyectos; tiene la oportunidad de participar representando a la Universidad Autónoma de Nuevo León en un concurso de legalidad a nivel nacional organizado por en Centro de Estudios para la Enseñanza y Aprendizaje del Derecho.

“El CEEAD organiza concursos de cultura de la legalidad dos veces al año y nosotros fuimos a participar a uno de ellos y afortunadamente ganamos el primer lugar, con un proyecto que buscaba vincular a la juventud con las instituciones, crear espacios para que hubiera mayor confianza entre la población y el gobierno y así hubiera una mayor comunicación, pues  a mayor comunicación se tienen mejores herramientas para combatir lastres como la corrupción, o el mal manejo de los fondos públicos, o la mala atención por parte de las autoridades las necesidades de la población. Todo esto se vence cuando hay una correcta comunicación entre población y estado, y cuando el estado conoce a su población y la población conoce cómo funcionan sus instituciones todo puede funcionar mejor”.

“Es distinto pero no no es independiente del otro, la verdad que el ejercicio profesional que uno tiene no se puede ver desarrollado a plenitud si uno no tiene las bases de la educación ni la teoría es como la frase que dicen, si la práctica puede ser muy importante pero que vas a llevar a la práctica si no tienes nada en la teoría. Y la teoría fue elemental, la educación que yo recibí en la universidad para entender lo que ahorita estoy viendo en mi trabajo, para entender lo que yo vi en las diferentes partes en las que estuve, fue como yo pude relacionarme mucho mejor, en lugar de empezar desde cero sin saber nada. Es decir, conoces la teoría solo falta usar esa la materia prima y construir algo, eso es lo que te enseña la práctica”.

Al ser un hombre  de derecho  sabe que la carrera implica mucho trabajo  y esfuerzo por eso siempre ha sido un hombre  convencido de poder combinar la teoría  y la práctica.

“Definitivamente nos pone en ventaja poder combinar la teoría con la práctica porque si solo nos circunscribimos a la práctica sabremos mucho sobre trámites, sabremos mucho sobre temporalidades y otras cosas, pero a la hora de redactar una demanda de amparo, cuando llevábamos un caso a un tribunal federal  no estamos notan bien preparados no sabemos argumentar en una demanda a la luz de los derecho humanos si no sabemos interpretar un derecho humano, cuales son las restricciones de la suprema corte de un derecho humano y todo eso es la teoría. Cómo implementar tarea en una demanda en la práctica, uno se quedaría corto si no incursiona en lo teórico, por el contrario si uno solo incursiona en lo teórico y estudia mucho pero  no hace el esfuerzo por materializarlo de alguna forma, ya sea académica, social o profesionalmente si uno no se esfuerza por querer tener un impacto real y quedarse solo en los libros todo lo que sabemos no rendirá ni un fruto, ni para nosotros ni para nuestra sociedad”.

Además y dicho ello, un profesional del derecho debe de salir a la calle y  pedir oportunidades laborales.

“Definitivamente hay que romper los miedos, porque el no!! ya lo tenemos asegurado. Si uno busca las oportunidades, porque esas ahí están,  no se presentan mágicamente; hay que buscarlas y luchar por conseguir lo que uno quiere, tienes que tocar puertas y en algún momento se va dar la oportunidad  es poco probable que se de a la primera puede pasar pero no es seguro pero hay que seguir y seguir insistiendo pues la persistencia forma carácter y cuando uno tiene carácter  eso ayuda bastante en la vida profesional. Por eso es muy bueno jamás rendirse y tocar puertas”.

“Gracias a  los  lugares a donde he llegado hoy, que aún no es un lugar alto me falta mucho por recorrer, peor lo mucho o poco que he conseguido a sido que tengo el concepto de Yo no me rindo, simplemente las oportunidades se dan y solamente sigo trabajando para que  usando aparezcan o las encuentre aprovecharlas”.

Y es que esta  ideología  la tiene en la mente,  y lo  ha llevado al aspecto  profesional y laboralmente  hablando.

“Yo realicé prácticas como meritorio en  varios juzgados del poder judicial del estado. Estuve seis e meses en un juzgado menor, estuve otros seis meses en un juzgado de jurisdicción concurrente, un tiempo en la Comisión estatal de Derechos Humanos pues siempre me ha gustado la materia de derechos humanos y quería experimentar que era trabajar en ese lugar y desde tercer semestre  cuando conocí la estructura del Poder Judicial de la federación y que son tribunales constitucionales que estudian derechos humanos dije tengo que estar ahí. Así que estudié y me informé que había un sistema de Prácticas judiciales pero que uno solo accedía a ellos haya cursar el séptimo semestre, ahora ya se puede desde quinto, en aquel tiempo no. Al llegar a séptimo semestre  esa fue mi primera intensión buscar una oportunidad como practicante judicial en un tribunal federal o en un juzgado federal , buscando toque puertas,a lagunas erradas pero afortunadamente encontré la oportunidad”.

Actualmente está  en el primer tribunal colegiado  en materia civil teniendo como jefe al magistrado Antonio Ceja Ochoa quien realmente inspira profesionalmente.

Cita que es  una persona con gran calidad humana y una persona que tiene una noción de la justicia muy clara y que  le importa el crecimiento profesional de su personal.

“Ahí ya tengo un año y medio ahí y he aprendido muchas cosas, he crecido profesional en de una manera impresionante y estando aquí he llegado a la conclusión de que definitivamente lo que a mí me apasiona y que quiero ser es dedicarme a la función jurisdiccional de control constitucional”.

“Yo llego con conocimientos muy básicos de juicio de amparo, pues esto es lo que s e e aquí al menos en el tribunal donde estoy, llego  lo básico de la universidad, pero aclaró que llegue con muy buenas nociones de amparo pues recibí muy buenas clases de maestros de amparo, especialmente del maestro Morales Ricci, excelente a seguro de amparo de quién aprendí mucho”.

Y estando aquí en el Tribunal te topa con mejoras,  hay muchas cosas  que no sabía hacer, y ya evolucionó.

“Yo  conozco cuando se interpone una demanda de amparo pero el trámite de cómo se admite o se desecha por extemporaneidad todo eso no lo conozco y ya materializado no sé por dónde empezar. Afortunada hay muchas personas muy interesadas en mi aprendizaje, realmente fui arropado por el personal del tribunal, tanto de secretaria de acuerdos,   como de mesas de trabajo y el mismo magistrado, los secretarios donde yo tuve la apertura de hacer una pregunta y obtener la respuesta y que se dedicarán a explicarme cómo hacer las cosas y aclarar todas mis dudas, aquí es un espacio donde serie pare se han tenido las puertas para mí, por eso yo estoy muy agradecido con cada uno d e mis compañeros en el trabajo. La verdad  es que esto es invaluable cuando uno llega a esas oportunidad ese tiene uno que romperse muchas barreras que uno solo se pone m prejuicios de Lens por preguntar y arriesgarse o no aceptar ciertos retos que se presentan en el tábano porque uno se cree incapacitado y no preparado, uno debe tener esa apertura y decir estoy en un lugar donde hay mucho conocimiento  ¿Qué tan receptivo voy a ser a esto?  Inicio uno llega y no sabe nada y toros mucho lo sabe, y si el,os lo saben y tú también porque andar con la pena de lo regular, si uno pregunta aprende mucho y en un lapso de tres o cuarto meses  si uno se arriesga va a demostrar la capacidad que tiene y ya no serás el nuevo que no sabes sino el que está aquí y que trabaja y le hecha muchas ganas y ahora ya sabe”.

De hecho a su paso y de su desarrollo profesional  tiene a muchas personas a quienes agradecer  su sano crecimiento y a quienes valora por ese empeño dedicado a su persona.

“Valoro a muchas personas, actualmente mucho de lo que he logrado ha sido gracias a muchas personas no sólo me lo atribuyó a mi. Primero quisiera mencionar a un muy buen amigo mío, el cual siempre me ha dado muy buenos consejos es mi compañero de generación, él se llama Eliuth Antonio Portilla , es un excelente estudiante y es electo abogado, muy inteligente con quien siempre tengo diálogos jurídicos y filosóficos porque ambos amamos la lectura filosófica y todo esto me ha enriquecido bastante culturalmente hablando”.

“Académicamente debo reconocerle mucho a la licenciada Andrea Rodríguez  Zavala, amiga mía que fue quien nos capacitó para el concurso desasí ganó a mí y a mi compañero Andrés Morales , el también muy buen amigo que ejerce también el  la función jurisdiccional en un juzgado de distrito y a él le debo muchos conocimientos, su compañerismo en el concurso, su paciencia porque la verdad es que cuando estábamos estudiando había cuestiones que yo quería expresar y de pronto era un poco implicado para los dos comunicarnos, pues teníamos diferentes formas de trabajo pero al final trabajamos bien y esa experiencia de haber viajado a  Estados Unidos y de abre obtenido muy buen lugar en ese concurso , fomento una relación mucho más estrecha entre Andrés, Andrea y un servidor”.

Además  a su  amigo Raúl Murrieta, él es una persona muy bien inteligente a quién admiro y que muchas veces quisiera tener su grado de inteligencia  que él tiene en muchos aspectos como análisis, publicaciones y participaciones académicas que a veces te inspiran a querer llegar a ese tipo de lugares.

“Y laboralmente hablando he tenido muchas jefes pero quisiera mandarle un gran saludo y un agradecimiento a mi actual jefe el magistrado Antonio Ceja Ochoa quien ha tenido esa apertura conmigo, quien me recibió y me ha fomentado el estudio y que ha tenido mucha confianza en mí y en mis capacidades”.

Tablita

Nombre.- Alejandro Alzaga Loreto

Fecha de Nacimiento.- 8 de abril

Padres.- Alejandro Alzaga Alcántara y Mónica  Loreto Vargas

Hermanos.- Miguel Ángel Alzaga Loreto y  Erick Daniel Alzaga Loreto

-Es eresado de la Facultad de Derecho y Criminología  de la Universidad  Autónoma de Nuevo León  (UANL),



« Alberto Medina Espinosa / Legal »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario