SabiasQue


En la UNAM estudian la ira de los mexicanos al volante


Publicacion:24-05-2018

+ + - -

Los académicos están solicitando al público en general contestar una encuesta a fin de saber qué despierta el enojo de los mexicanos cuando manejan.

Al verse atrapado en un embotellamiento a mitad de la Harbor Freeway de Los Ángeles, justo en el día más caluroso del año, William Foster —protagonista de la cinta Un día de furia— monta en cólera y decide abandonar su automóvil en plena carretera. Este tipo de arranques por parte de los conductores son muy frecuentes en la vida real y ello ha intrigado a diversos especialistas desde hace tiempo, en especial por el impacto de esto en la movilidad urbana.

El sitio web de UNAM Global publicó que este fenómeno se empezó a analizar en 1994 —un año después del estreno en Cannes de la película de Joel Schumaher—, cuando Jerry Deffenbacher, profesor de Psicología de la Universidad Estatal de Colorado, evaluó el caso de varias personas que, al estar detrás del volante y perder los estribos, se convertían en un peligro para los demás. Fue él quien acuñó los términos road anger y driving rage, y su trabajo fue el detonante de una cascada de estudios sobre el tema.

“Esto se ha hecho en Finlandia, Suecia, Japón, Inglaterra y, por supuesto, en Estados Unidos. Ahora queremos realizar algo similar en México, con los que seremos los primeros en hacer algo en así en Latinoamérica”, explicó Ana María Hernández, becaria del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) de la UNAM, a través de una de sus cátedras extraordinarias.

A partir de los que se ha hecho en este renglón hoy sabemos que los ingleses, suecos o finlandeses son propensos a enfurecer si alguien cambia de carril sin encender sus direccionales, mientras que los japoneses lo hacen al sentirse objeto de una falta de respeto, pero ¿y los mexicanos? Los indicadores cambian de una cultura a otra y es momento de esclarecer qué enfada a la gente de nuestro país, añadió el profesor Jesús Siqueiros, también del IIMAS.

Para este fin, los académicos están solicitando al público en general contestar una encuesta a fin de saber qué despierta el enojo de los mexicanos cuando manejan. Responder las preguntas demora cerca de 20 minutos y quien desee apoyar puede hacerlo en la dirección http://mmss.iimas.unam.mx/IIMAS-ira-por-manejo/inicio.html.

“Nos interesa la opinión de todo aquel que conduzca y en especial de quienes lo hacen todo el día, como taxistas, chóferes de autobús o transportistas. Hacemos un llamado especial a todos ellos”.

Un asunto complejo

Para Jesús Siqueiros la movilidad urbana es un sistema complejo y, por lo mismo, su estudio requiere el cruce de disciplinas. Por ello, los cuatro investigadores del IIMAS que integran este proyecto son de formaciones muy distintas y, en este caso, complementarias.

“Está Ana, física de la Universidad Nacional de Colombia; el doctor Carlos Gershenson, quien es computólogo; el profesor Eduardo Robles Belmont, de Sociología, y yo, que soy antropólogo, y aunque nuestras visiones del mundo son distintas, todos compartimos un lenguaje en común: la modelación computacional”.

En el clímax de la cinta Un día de furia, William Foster le grita a su exesposa: “He rebasado ese punto en el cual no hay retorno y tú sabes cuál es Beth: ese punto en la ruta en el que ya no te es imposible retornar al inicio”. Las preguntas del cuestionario están encaminadas a determinar cuál es ese punto en el cual un conductor mexicano ya no puede controlar su enojo y pierda los estribos.

“Hombres y mujeres reaccionan a estímulos diferentes: ellos son más reactivos a la presencia de la policía o porque su auto no avanza (como el personaje interpretado por Michael Douglas), y las mujeres lo son al ver que se infringen las leyes, como cuando alguien se pasa un alto o estaciona en un lugar indebido”, señaló Ana Hernández.

No obstante, dijo la académica, esto por sí mismo no permite inferir cómo será la movilidad en las calles, pues es asunto complejo. “A veces los impulsos iracundos hacen que el conductor alcance una velocidad correcta y maniobre de forma adecuada, agilizando el tránsito, y en ocasiones éstas pueden llevar a la colisión de vehículos, lo que afecta a todo el mundo. Esto es lo que queremos estudiar”.

Por ello, la encuesta es crucial, ya que permitirá formular estadísticas sobre las decisiones de los conductores según sexo y edad. “Una vez que tengamos esta fuente de datos aplicaremos una metodología llamada Modelación Basada en Agentes; además, las respuestas serán examinadas bajo la Teoría de Juegos, pues cada individuo actúa según la ganancia que cree obtendrá y no para todos es lo mismo ganar en una situación que en otra, añadió Jesús Siqueiros.

El investigador espera tener los primeros resultados a mediados de junio, “pero para lograrlo necesitamos que la gente participe. A quienes deseen colaborar me gustaría advertirles que la tecnología no es perfecta y si experimentan dificultades al entrar en nuestra plataforma es porque el internet a veces funciona así, de maneras misteriosas. Si la movilidad de la red les parece lenta no caigan en la ira; en vez de ello tengan paciencia y anímense a contestar”. (UNAM GLOBAL)



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario