Legal


Analizan Ley Antiacoso


Publicacion:16-05-2018

+ + - -

Se exhorta al gobierno federal a generar indicadores sobre la aplicación de métodos para prevenir y eliminar la discriminación y la violencia en las escuelas.

Por un mejor desarrollo legal del estado y de los niños, expertos en Derecho como Julio Díaz, dijo que se debe de analizar el punto de Acuerdo para que el gobierno estatal cumpla con la obligación de contar con psicólogos y trabajadores sociales en todas las escuelas del Estado, que está establecida en la Ley para Prevenir, Atender y Erradicar el Acoso y la Violencia Escolar.

Así es que con ello, se exhorta al gobierno federal a generar indicadores sobre la aplicación de métodos para prevenir y eliminar la discriminación y la violencia en las escuelas.

“De acuerdo a la legisladora, el hecho de violencia sucedido el 19 de enero de 2017 en el Estado de Nuevo León, en el que un estudiante de una escuela privada realizó disparos en su aula de clases contra la maestra y varios compañeros; obliga al gobierno a cumplir con las obligaciones establecidas para prevenir, atender y erradicar la violencia escolar”.

“Ante lo ocurrido, es importante hacer una profunda reflexión, y asegurarnos de que nunca más vuelva a suceder una tragedia así. Y esto, no solo es tarea de los padres de familia, maestros y sociedad en general. Es deber del gobierno tanto federal como estado, garantizar el cumplimiento de la Ley para Prevenir, Atender y Erradicar el Acoso y la Violencia Escolar”, comentó la Diputada.

“Esta ley instruye a las escuelas a que cuenten con algún psicólogo y/o trabajador social, que tengan como pilar fundamental prevenir, atender y erradicar la violencia física, verbal, psicológica, cibernética sexual y de exclusión social, de todas las escuelas”.

Por lo que éste presente punto de acuerdo, dijo, tiene como objetivo exhortar a autoridades estatales a que vigilen y coordinen en las escuelas públicas y privadas, el cumplimiento del Plan General de Prevención del Acoso y la Violencia Escolar, así como el Programa de Apoyo Psicosocial.

“De igual forma, se solicita a las autoridades federales a generar indicadores sobre los avances en la aplicación de métodos para prevenir y eliminar cualquier forma de discriminación y de violencia, como se señala en el artículo 30 de la Ley General de Educación”.

“Combatir el bullying en las escuelas de México ya no sólo será obligación de cada escuela, sino que el gobierno estará obligado a crear políticas para prevenirlo y combatirlo”.

Por ello se dan los cambios a la Ley General de Educación, aprobados por los diputados, establece que las autoridades del nivel federal, estatal y municipal deberán instrumentar políticas para diagnosticar, prevenir, controlar y erradicar este problema.

El acoso escolar o bullying es un problema que ha ido empeorando en el país. Tan sólo en el Distrito Federal, las últimas cifras oficiales disponibles (de 2009) apuntan que se reportaron 148 casos de suicidio vinculados a la violencia en las escuelas.

“Es un fenómeno que no se atendió a tiempo y se convirtió en un problema de salud, de seguridad y de educación, sea por daños psicológicos, gastos que produce en la atención de las víctimas, baja calidad educativa, la descomposición social y, sobre todo, lo más lamentable, que nuestras niñas, niños y jóvenes se están involucrando en algunos casos en actividades delictivas”.

Además, el Instituto Nacional de Evaluación indica que uno de cada 10 alumnos de educación básica, alrededor de 2.5 millones de menores, son o han sido víctimas de violencia en los centros escolares.

“Sin embargo, debido a que en la violencia escolar están involucrados el agresor, la víctima y un sin número de observadores, las estadísticas pueden ser peores; y si la aritmética no falla, al tener por lo menos 3 o 4 alumnos involucrados en este problema, la cifra puede llegar hasta 10 millones de alumnos involucrados en el tema de la violencia escolar”.

Los cambios legales establecen que se debe orientar la educación hacia criterios que eviten la discriminación, fomenten la cultura de la paz y la ausencia de maltrato físico, verbal o psicológico.

“Establece además que cuando una institución tenga conocimiento de algún caso de violencia, de abuso en cualquiera de sus manifestaciones o la comisión del algún delito grave de los estudiantes, deberá notificarlo de inmediato a la autoridad competente”.

“El proceso educativo se basará en los principios de libertad y responsabilidad que aseguren relaciones armónicas, de respeto e igualdad entre educandos y educadores, y promoverá el trabajo en grupo para asegurar la comunicación y el diálogo entre educandos, educadores, padres de familia e instituciones públicas y privadas. De igual manera, se fomentará el uso de todos los recursos tecnológicos y didácticos disponibles”.

En la discusión, los legisladores apuntaron que es fundamental trabajar también en la educación de los padres, para que aprendan a detectar cuando un menor es víctima de bullying y aseguraron que buscarán etiquetar recursos el próximo año para fomenta programas que terminen con el problema, que es semilla de otros mayores.

“El combate a la violencia en este país no puede ser exclusivamente por la vía policial, no puede ser exclusivamente por la vía represiva, tiene también que combatirse por la vía educativa”. Sólo en educación preescolar, primaria y secundaria, México tiene aproximadamente 27 millones de estudiantes, alrededor de 1.1 millones de docentes y 220,000 escuelas.

“Niñas y niños que desertan de la escuela por condiciones económicas, pero también aquellos que la abandonan porque no le ven sentido o porque sufren de obesidad o la violencia que se genera en el entorno escolar”.

“Hoy el acoso escolar conocido también como “bullying” es un problema que afecta tanto el desarrollo personal como el desempeño académico de alumnas y alumnos, y se convierte regularmente en el principio de la violencia”.

“De acuerdo a la OCDE, México cuenta con el ambiente escolar más violento y sólo 1 de cada 10 alumnos reciben una atención especializada”.

El Estudio Internacional sobre Docencia y Aprendizaje, publicado por la OCDE, coloca a México como el país con el ambiente escolar más violento en secundarias de 24 países estudiados.

Para la CNDH, el número de casos de acoso o bullying en nuestro país ha aumentado y afecta a 40 por ciento de los 18 millones 781 mil 875 alumnos de primaria y secundaria, en instituciones educativas públicas y privadas.

Por lo que de acuerdo con la CEPAL (2011), en México, el 11% de los estudiantes mexicanos de primaria ha robado o amenazado a algún compañero, y en la secundaria el 7% lo ha hecho.

“44 de cada 100 alumnos de primaria en México dice haber sido víctima de algún tipo de violencia por parte de algún compañero”.

“Tomarnos los derechos de las niñas y de los niños en serio y debemos educar para la paz, contando con condiciones de vida más justas, con padres y madres con trabajo, con salario digno, con respeto a la vida de los otros”.

Debe de haber además tolerancia y defensa de los derechos humanos, sin violencia, porque los alumnos tienen que responder con formas no violentas, demostrando que podemos romper la espiral de violencia, y teniendo un manejo creativo del conflicto.

Permitir que los niños y niñas ejerzan sus derechos de forma activa, el derecho a participar, a ser escuchado, a manifestarse, a decidir, a ser respetado, los derechos a su autonomía, a participar en comunidad y a exigir a las autoridades que los protejan de cualquier acción que vulnere sus derechos.

Aprender a manejar las emociones. Quienes hacen bullying lo hacen porque tienen una idea relacionada con el dolor que se causa, con la agresión a los otros por ser diferentes, o por el poder que se ejerce sobre los demás.

La escuela no es sino el reflejo de lo que pasa en la sociedad.

“Por el “adultocentrismo”, que nos ha acostumbrado a la violencia, no podemos permitir que los niños y niñas sufran más violencia. En realidad, nos piden que la detengamos ya”.

 

LO QUE SE PUEDE HACER

Para el jurista la Secretaría de Educación Pública (SEP), debe de apegarse a las  15 acciones contra el acoso escolar o bullying, entre las que se encuentra crear una instancia oficial en cada estado para atender casos, así como campañas permanentes contra la violencia en los planteles.

Esto en pro de las aulas educativas de las 32 entidades del país, el Convenio de Coordinación para Facilitar el Combate a la Violencia en las Escuelas, documento que incluye las referidas acciones contra el bullying.

“Este instrumento no es la única respuesta al problema de la violencia. Se trata del primero de muchos pasos que debemos dar la sociedad y todos los niveles de la autoridad educativa en su conjunto”.

1. Fortalecer los mecanismos de alerta temprana para identificar oportunamente las manifestaciones de violencia escolar, conocer sus causas, sus alcances y sus consecuencias, así como diseñar las estrategias para contribuir a su prevención y contención.

2. Incorporar en las páginas electrónicas institucionales vínculos para la recepción y canalización de las denuncias.

3. Fomentar la creación de redes de colaboración interinstitucionales para coadyuvar en la prevención y atención de la violencia escolar.

4. Desarrollar protocolos de actuación para directores, maestros, alumnos y para auxiliar a los padres de familia con el propósito de prevenir, y en su caso, encauzar adecuadamente situaciones de violencia en el entorno escolar y propiciar que se proporcione de inmediato el apoyo que se requiera en cada caso.

5. Enriquecer las currículas de la educación básica, media superior y de formación de maestros con instrumentos que permitan la prevención y atención de casos de violencia escolar.

6. Organizar foros de consulta sobre temas relacionados con la violencia escolar.

7. Reforzar en las estrategias de gestión y organización escolar, la promoción y la supervisión cotidiana del ejercicio y protección de los derechos humanos, la vida democrática y el aprecio a la diversidad, como elementos de la convivencia escolar, de manera tal que en todo momento quede asegurado el respeto por el principio del interés superior de la infancia.

8. Proveer los materiales para fortalecer las labores de los consejos técnicos escolares, para que en el mes de junio la discusión se concentre en los temas de la mejora del ambiente escolar y propicie la realización de talleres con el mismo tema para padres de familia.

9. Establecer en la entidad federativa una instancia oficial, dependiente de la autoridad educativa local, para la atención de casos de violencia escolar.

10. Reconocer y fortalecer la función de maestros y directivos dotándolos de las herramientas que les permitan la comprensión de la cultura infantil y juvenil, el fomento de una cultura de inclusión, paz y tolerancia, así como el establecimiento de relaciones sustentadas en el respeto mutuo y la resolución de los conflictos en un marco de sana convivencia.

11. Incorporar en los programas de “escuelas para padres de familia” los elementos que permitan dar atención a la violencia en el entorno escolar y en el seno familiar.

12. Promover que el consejo nacional, el consejo estatal, los municipales y escolares de participación social en la educación, realicen actividades para la prevención y atención de la violencia.

13. Impulsar la participación de los padres de familia y otros actores sociales en la vida cotidiana de los planteles, para desarrollar una comunicación continua y efectiva que propicie la prevención y atención de la violencia escolar y acompañen las trayectorias educativas de los alumnos.

14. Desarrollar campañas sistemáticas y permanentes de comunicación social para difundir las acciones emprendidas para la prevención de la violencia escolar, y de los medios de que se dispone para recibir asesoría o formular denuncias.

15. Elaborar estudios a nivel nacional, estatal y regional respecto del problema de la violencia escolar; identificar las escuelas con mayor incidencia de problemas, a efecto de contar con elementos que permitan diseñar un mapa e implementar soluciones así como concientizar a padres, alumnos y maestros.

Dijo que la SEP iniciará un programa piloto contra el acoso escolar, en el que dará seguimiento a las acciones propuestas.

En estas tareas legales, los padres de familia suman sus propuestas donde se desea el poder promover la capacitación de las familias en la prevención del acoso escolar.

Los padres propusieron a la dependencia fomentar la colaboración entre los directivos, maestros, padres de familia y alumnos, incluir el tema en los libros de texto, así como promover la existencia de consejos escolares en las instituciones para evitar casos de violencia en los planteles, medidas que se incluyen entre las acciones presentadas.

“Hacemos un llamado a los legisladores para que promuevan políticas familiarmente responsables; a empresarios y Gobierno para crear jornadas en donde los trabajadores tengan mayores espacios de convivencia familiar”.

Y es que del 2011 a 2013 los casos de bullying aumentaron 10% a nivel nacional en México, de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). En 2011, el organismo reportó que el 30% de los estudiantes de primaria declaraba sufrir algún tipo de acoso, para 2013, el porcentaje subió al 40%.

De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México ocupa el primer lugar a nivel internacional de mayores casos de bullying a nivel secundaria, informó la CNDH a través de un comunicado emitido en enero pasado.

 



« El Porvenir / Alberto Medina »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario