Monitor Gadgets


Así matan los smartphones lentamente al planeta


Publicacion:15-04-2018

+ + - -

Si eres de los que cambian constantemente de teléfono, estás haciendo algo que acaba con la Tierra lentamente.

Reciclar, utilizar transporte público (o compartir coche como Uber), no tirar basura ni al mar ni a la calle o utilizar menos aerosoles son algunas de las prácticas que intentas hacer para proteger al planeta. Cada vez son más los organismos que intentan concienciar a los ciudadanos del peligro de la contaminación, problema que puede matarte.

El incremento del deterioro del planeta ha llevado a ciudades como Londres a tomar medidas drásticas en la circulación. Sin embargo, un nuevo estudio demuestra que el transporte no es el mayor agravante de la contaminación, sino un objeto que llevas casi siempre en la mano. Como ya sabrás, la presencia de los smartphones no para de aumentar y, según reporta Agencia Efe, el 97% de las personas entre 18 y 65 años ya tienen un teléfono inteligente.


El dato es demoledor e indica claramente que los smartphones dominan el planeta. Pero, ¿sabías que también lo están matando lentamente? Exactamente, esta industria es una de las grandes culpables de la contaminación que destruye la Tierra día a día. Y el futuro parece aún peor que el presente, según los investigadores.

El nuevo estudio del que hablamos apunta directamente a ti, y a todos, como responsables de la muerte lenta del planeta. ¿Por qué los smartphones contaminan tanto? ¿Qué podemos hacer para remediar datos tan negativos?

El impacto brutal de los smartphones en el planeta

Investigadores de la McMaster University han publicado el mencionado estudio en la revista Journal of Cleaner Production. En el mismo, revelan datos muy importantes sobre la relación actual entre los smartphones y la contaminación del planeta. En concreto, estos investigadores se han centrado en el impacto global del carbono emitido por la industriade las TIC.

Las Tecnologías de la Información y Comunicación cada vez tienen más fuerza en el mundo, por lo que la huella negativa que dejan en el planeta también aumenta. Puede parecer increíble, pero uno de los mayores peligros que afronta ahora la Tierra es el smartphone desde el que posiblemente leas esto.

Las TIC no están solo formadas por los teléfonos móviles, sino también por ordenadores, tablets, servidores, etc. Sin embargo, son los smartphones los objetos tecnológicos más peligrosos, ya que son renovados cada poco tiempo para estar al día de las novedades presentadas por Apple, Samsung, Huawei, Motorola y demás compañías.

En 2007, el carbono emitido a la atmósfera procedente de esta industria era 1% del total. El avance de la misma, que no tiene pinta de parar pronto, provocará que el porcentaje se eleve hasta más del 14% en 2040. Este es un dato demoledor si tenemos en cuenta que representa la mitad de un sector tan contaminante como el transporte.

Es verdad que, hoy en día, los teléfonos que usamos son mucho más pequeños que anteriormente. Pese a lo que podría significar, la energía que consumen estos dispositivos en la actualidad es mucho mayor, así como la influencia de esta necesidad energética en el medio ambiente.

A esto hay que sumarle que los smartphones están sustituyendo a otros productos tecnológicos que contaminan menos, como los ordenadores. Según el estudio, para 2020, la industria de estos teléfonos inteligentes tendrá un impacto ambiental mayor que la de los ordenadores debido a las enormes cantidades de carbono que emite a la atmósfera.

El planeta necesita que aguantes con tu móvil
Corría 2016 cuando i-ambiente se hacía eco de un estudio que ya dejaba ver las terribles consecuencias del ciclo de producción de los teléfonos móviles. Además, hay que contar con que el período en el que más contamina un smartphone es durante sus dos primeros años de vida.

Si tenemos en cuenta que estamos cambiando de dispositivo cada poco tiempo, llegamos al problema clave: usamos los smartphones solo durante su tiempo más contaminante. Entre un 85% y 95% del CO2 emitido por estos productos durante esos dos años procede de su fabricación, la misma cantidad de CO2 que si estuvieses utilizándolo diez años.

Cuanta más demanda haya de nuevos teléfonos, más dióxido de carbono está contaminando el planeta, provocando así que, para el 2020, el 45% de las emisiones de CO2 del sector de Tecnologías de la Información y Comunicación procedan de los smartphones.

Comprar un nuevo smartphone significa contaminar igual que si utilizases el mismo durante diez años. A esto hay que sumarle un nuevo dato, que hace referencia a la energía que gastamos nosotros escribiendo este artículo o a la que gastas tú leyéndolo desde tu dispositivo tecnológico.


El aumento del uso de los smartphones también ha provocado un incremento de la energía necesaria mientras los utilizamos. Escribir tweets, hablar por WhatsApp o buscar a alguien en Facebook requieren que un ordenador esté trabajando constantemente, es decir, esté requiriendo energía sin parar.

La actividad creciente de los usuarios significa que cada vez son más los servidores que trabajan sin parar para que los clientes tengan lo que necesitan. Estos servidores representan una parte muy importante de las cifras de carbono emitido de las que llevamos hablando durante el texto.

Algunas compañías tecnológicas ya están investigando si pueden emplear energía renovable para estos servidores, aunque los cambios van a tardar en llegar. Por el momento, hagamos todo lo que esté en nuestra mano y seamos responsables del uso inconsciente de smartphones que está matando lentamente al planeta a través del carbono.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario