Legal


Presentan iniciativas de Seguridad Interior


Publicacion:13-04-2018

+ + - -

La jurista Cecilia Rom谩n y diversos grupos parlamentarios han presentado distintas iniciativas de ley.

Debido a que es un tema aún en la mesa para la comunidad legal,  la jurista Cecilia Román y diversos grupos parlamentarios han presentado distintas iniciativas de ley, denominadas de “Seguridad Interior”, a fin de legalizar la intervención de las Fuerzas Armadas en el ámbito de la seguridad pública.

Así es que dichas iniciativas parten del hecho de que actualmente no existen las capacidades policiales para hacer frente a la grave situación de inseguridad por la que atraviesa el país.

Sin embargo, e independientemente de que varias de esas iniciativas contienen peligrosas ambigüedades y otorgan atribuciones que deben corresponder exclusivamente a instituciones civiles, normalizar la intervención de las Fuerzas Armadas en labores policiales contribuiría a perpetuar la situación que se busca subsanar.

“Si hoy los gobiernos federal y estatales no han cumplido con su obligación legal de construir corporaciones de policía eficaces, menos aún lo harán si cuentan con el recurso legal para encubrir dicho vacío institucional con requerimientos de intervención militar”.

“Debemos, en cambio, centrar la atención política y legislativa en el fortalecimiento de nuestras instituciones de seguridad pública. Sólo así podremos resolver de fondo, y a largo plazo, la crisis de violencia, inseguridad y violaciones graves a derechos humanos en el país”.

Dicho ello  sobre las Fuerzas Armadas, proponen:

I. Respeto irrestricto al marco jurídico constitucional e internacional. La aprobación de una “Ley de Seguridad Interior” o de un capítulo de Seguridad Interior en la Ley de Seguridad Nacional, atentaría contra la Constitución y contravendría los tratados internacionales que México ha ratificado.

II. Adopción de medidas excepcionales sólo a partir de los mecanismos ya previstos. La vía adecuada para despliegues extraordinarios del Ejército es el artículo 29 constitucional. Actualmente no contamos con una ley reglamentaria de este artículo, y no se cuenta con una iniciativa que contemple verdaderos contrapesos y mecanismos de vigilancia. Los proyectos en discusión no son acordes con las normas internacionales en la materia.

III. Es fundamental un plan de fortalecimiento de las policías en todos los niveles de gobierno, cuyas normas y entrenamientos expresamente integren los principios de legalidad, proporcionalidad y absoluta necesidad. Además, es indispensable legislar sobre el uso de la fuerza.

IV. Reformar a las policías, sin embargo, no será suficiente. Es necesario reformar también las procuradurías, fortalecer al Poder Judicial y atender la crisis penitenciaria.

V. Se deben cumplir las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y definir un plan de retiro paulatino de las Fuerzas Armadas de las tareas de seguridad.

Y es que seguir dependiendo de las Fuerzas Armadas no va a fortalecer nuestras instituciones de seguridad pública; coadyuvará al desgaste de dos de las instituciones más importantes del país: el Ejército y la Marina; perpetuará la grave crisis institucional por la que atravesamos, y sólo contribuirá a que la Federación y los estados sigan incumpliendo con lo estipulado en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el SIDEPOL y los acuerdos del Consejo Nacional.

 

Por lo antes expuesto, nos oponemos categóricamente a la expedición de una ley o de reformas que permitan a las autoridades federales, estatales y municipales, continuar evadiendo sus responsabilidades constitucionales en materia de seguridad pública. Es el momento, en cambio, de emprender la inaplazable construcción de instituciones y capacidades civiles para afrontar la crisis de inseguridad y violencia por la que atraviesa el país

 

MEJORAS VS HOMICIDIOS

En otro orden de ideas con respecto a la  ruta de salida de la crisis pasa por la generación de diagnósticos locales, políticas públicas basadas en evidencia y el desarrollo de las capacidades institucionales.

 

El trabajo se tiene que enfocar en la colaboración y el fortalecimiento de las instituciones locales.

 

La campaña México Sin Homicidios fomenta compromisos entre gobiernos y sociedad civil local para implementar políticas públicas enfocadas en la reducción de homicidios.

 

 “Recientemente, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública publicó los datos de incidencia delictiva a partir del número de carpetas de investigación iniciadas por delito registrado. Para uno de los delitos de mayor impacto en la percepción de inseguridad, el acumulado anual y la cifra de octubre de 2017 ofrecen resultados preocupantes. A dos meses de finalizar el año, las carpetas de investigación abiertas por homicidio doloso (20,878) ya superaron la cifra del año pasado (20,547). De forma similar, octubre de 2017 cerró como el mes con el mayor número de homicidios dolosos desde que se empezó a generar esta estadística en 1997”.

 

 Y es que estas cifras muestran que el gobierno federal y los gobiernos estatales han fracasado en su obligación de mejorar la seguridad de los ciudadanos y reducir la impunidad. Este es el resultado de omisiones y malas decisiones que se han acumulado por muchos años.

 

 “No podemos perder más tiempo pensando que la solución solo pasa por la militarización de la seguridad o por contrarreformas al nuevo sistema penal. El incremento de la violencia letal es solo una de las dimensiones del problema; los costos de la inseguridad persistente se extienden por muchos ámbitos de la vida económica (según la ENVIPE 2017, el costo estimado de la inseguridad en 2016 fue de 1.1% del PIB), política (78 alcaldes, alcaldes electos o ex alcaldes asesinados entre 2006 y 2016, de acuerdo con ANAC y AALMAC) y social (70.5% de la población adulta no permite que sus hijos menores de edad salgan de casa)”.

 

 En México  se sabe que el mejoramiento de la seguridad tiene que pasar por propuestas y soluciones a nivel local. En específico, por la generación de diagnósticos locales, políticas públicas basadas en evidencia y el desarrollo de capacidades de las instituciones encargadas de la seguridad. Por ello, hemos elaborado convenios de cooperación con instituciones policiales para aportar soluciones que perfeccionen sus capacidades de diagnóstico, análisis territorial y criminal.

 

“Nuestro proyecto de Hot Spots de homicidio intencional en la Ciudad de México trabaja con datos geo-referenciados (2009-2016) y analiza factores de riesgo para identificar puntos críticos y optimizar el uso de recursos policiales. Este tipo de colaboración ayudará a mostrar las ventajas que tiene una estrategia orientada en problemas específicos en comparación con un accionar policial meramente reactivo”.

 

 Bajo el mismo espíritu, la campaña México sin Homicidios, parte de la alianza regional Instinto de Vida, ha incluido en sus objetivos principales fomentar compromisos entre gobierno y sociedad a nivel local para la adopción de planes realistas y sustentables a favor de la reducción del 50% de homicidios en los próximos 10 años.

 

 Asimismo, es necesario seguir insistiendo en la importancia de la prevención de la violencia y el delito a partir de necesidades locales y con diseños que permitan la evaluación ciudadana. Para ello, es indispensable seguir transparentando y mejorando los mecanismos de generación de estadística criminal y judicial, a fin de contar con instrumentos aptos para el diseño de políticas públicas.

 

 “En vista de que la carrera electoral ha comenzado, es necesario aprovechar la oportunidad para decidir el camino que queremos seguir. Si lo hacemos bajo una perspectiva enfocada en lo local, en la evaluación a partir de evidencia y en las capacidades institucionales, estaremos caminando hacia la salida de una situación que se ha vuelto insostenible”.



« El Porvenir / Alberto Medina »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario