Monitor Consolas y Videojuegos


Las escenas más embarazosas de los videojuegos


Publicacion:13-04-2018

+ + - -

Canciones, voces, ropajes volátiles... Hay de todo en esta selección tan incómoda.

Cruces de culturas, ideas que parecen buenas sobre el papel... Motivos los hay a patadas, casi tantos como escenas que son de lo más raro que te puedas echar a la cara. Los desarrolladores, directores o diseñadores de muchos videojuegos han pensado en más de una ocasión que determinados momentos de sus juegos serían interesantes para los usuarios, o incluso divertidos, pero lo que consiguieron fue un efecto extrañamente contradictorio.

Explorando un poco en la trayectoria de la industria, hemos podido recopilar las escenas más embarazosas de los videojuegos. Esas situaciones, esos instantes o incluso esos modos que te hacen soltar el mando y llevarte las manos a la cabeza mientras imploras para que todo pase lo más rápido posible.

A continuación repasamos lo mejor de lo peor, o lo peor de lo mejor, como prefiráis interpretarlo. Además, como es costumbre, os invitamos a compartir con nosotros esas escenas que os resultaron inevitablemente embarazosas.

 

Ríete, Tidus - Final Fantasy X

La risa más famosa y cansina de la historia de los videojuegos proviene de uno de los mejores RPG que ha engendrado la antigua Squaresoft. Tidus demostró en una conversación con Yuna que lo de fingir una risa es algo que no se le da bien, pero nada nada bien. Es una de esas escenas que uno prefiere dejar en el olvido, sino fuera porque la voz del protagonista se te clava por siempre.

 

Tali, la cantante - Mass Effect 3

Una escena que ya resultaría un poco extraña entre humanos se magnifica cuando uno sí lo es, pero el otro es un extraterrestre. En un momento bastante íntimo entre Shepard y Tali, esta arranca a cantar con esa voz tan peculiar que tiene en una situación en la que mejor sería dejar las bocas bien cerradas y no hablar más, al menos por nuestro bien.

 

La caverna - Metal Gear Solid 3: Snake Eater

En un alarde de no sabemos qué, EVA acaba en bikini dentro de una cueva oculta tras una cascada en Metal Gear Solid 3: Snake Eater, cerca del final del juego. La descomunal sexualización del momento, además de ese curioso y más que insinuante instante en el que ella decide quitarle un transmisor a Big Boss, es algo que puede incluso hacerte mirar a otro lado preguntándote por qué.

¿Pole dance? - Dead or Alive Xtreme 2

Es cierto que toda la saga Dead or Alive Xtreme es para mirarla con lupa, o más bien para no cuestionarse nada y encogerse de hombros, pero lo del pole dance en la segunda entrega es de juzgado de guardia. Las protagonistas bailan como cualquier bailarina de esta categoría, de una forma ligeramente extraña y provocando un "cringe" que casa con el nombre del juego, es extremo.

 

Atlántica - Kingdom Hearts 2

Cuando dijeron que los mundos de Disney y Square colisionarían con la saga Kingdom Hearts, todos pensamos que se limitarían a unir personajes, historias y universos para algo único, y así fue. Sin embargo, en la segunda entrega de la franquicia decidieron coger uno de los elementos más icónicos de las películas de Disney e introducirlos: las canciones. Ver a Sora cantar con Ariel, Donald y Goofy mientras hacen que bailan (porque eso, por dios, no es bailar) es una de las razones por las que muchos querían hacer lo posible por no tocar Atlantis.

 

Doki Doki - Gal*Gun 2

Todo Gal*Gun 2 llega a unos límites que pueden ser exageradamente avergonzantes, pero el modo Doki Doki que se desbloquea cuando logras conectar con alguna de las chicas principales es, para dejarlo claro, la prueba de por qué siempre nos costará entender la cultura nipona. Se trata de citas en las que disparas a las féminas para "purificarlas" y, si aciertas, provocar que vayan perdiendo ropa. Vale, sí, es "ecchi"; pero se trata de menores. Quizá habría que mirárselo un poco.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario