Nacional Derechos Humanos


Pagan por seguridad en cárceles


Publicacion:04-04-2018

+ + - -

El Reclusorio Preventivo Varonil Oriente en la CDMX y el Centro de Reinserción Social estatal de Puebla encabezan la lista, con 43% de corrupción cada uno.

CIUDAD DE MÉXICO.-  Las cinco cárceles más corruptas del país se ubican en la Ciudad de México, el Estado de México y Puebla, concluyó un análisis de datos del World Justice Project México.

 

Según el documento, el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente en la CDMX y el Centro de Reinserción Social estatal de Puebla encabezan la lista, con 43% de corrupción cada uno, según datos de la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad del Inegi, publicada en 2017, que fueron utilizados para realizar el análisis.

A estos les sigue el Reclusorio Preventivo Varonil Sur de la CDMX, con 41%; el Centro de Prevención y Readaptación Social Chalco, 33%; y el Centro de Prevención y Readaptación Social Nezahualcóyotl, en el Estado de México, con 30%.

El análisis titulado "Nuestros muchachos ¿cómo son los jóvenes en las cárceles del país?" advierte que 28.8% de la población carcelaria en México está compuesta por jóvenes de 18 a 28 años de edad.

"Se trata de jóvenes que ingresan más que a centros de readaptación social, a auténticas universidades del crimen". Es decir, que tres de cada 10 reclusos son jóvenes menores de 29 años y según la encuesta realizada por el Inegi, al menos uno de esos tres ha tenido que pagar a otros internos, se siente inseguro en la cárcel, ha sido robado o ha sufrido agresiones físicas porque intentó defenderse de los demás reos.

Los datos revelan que uno de cada cuatro sentenciados por el delito de secuestro son jóvenes; uno de cada dos menores de 29 años se declararon culpables; uno de cada cuatro de los que se declararon culpables lo hicieron por presión, y uno de cada seis se declaró culpable porque fue agredido físicamente.

Leslie Solís, investigadora de WJP México, quien junto con Layda Negrete realizó el estudio, explicó que en el conteo no consideraron los centros estatales con baja incidencia de corrupción, según el Inegi, porque "al revisar otras fuentes de información vimos que muchos tienen condiciones de autogobierno, lo cual hace que estos datos sean menos confiables".

 

A nivel estatal, los internos que más reportaron que alguna autoridad penitenciaria les pidió ser partícipes de actos de corrupción son los de las cárceles de la CDMX, 31%; del Estado de México, 22.9%; y de Puebla, 22.8%.

En cambio, en los estados donde estos porcentajes fueron bajos son Coahuila, con 0.2%; Nuevo León, 1%, y Durango, 1.2%.



« EL UNIVERSAL. »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario