Internacional Norteamérica


Crisis nuclear puede abrir vía al desarme

Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares

Publicacion:12-10-2017

+ + - -

Una crisis nuclear como la actual puede ser precisamente la vía que permita iniciar un debate sobre desarme nuclear

 

Naciones Unidas.-Una crisis nuclear como la actual, en la que dos potencias atómicas intercambian promesas de destrucción mutua, puede ser precisamente la vía que permita iniciar un debate sobre desarme nuclear, según Beatrice Finh, directora del organismo ganador del Premio Nobel de la Paz 2017.

La mayor tensión de destrucción en masa desde la Guerra Fría puede dejar una lección positiva, consideró Finh, directora ejecutiva de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN), galardonada la semana pasada con el Premio Nobel de la Paz 2017.

El optimismo de Fihn podría estar bien fundado. ICAN se convirtió en el principal impulsor desde la sociedad civil del Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares (TPAN), aprobado en julio pasado en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), lo que ha logrado dar a la desnuclearización una dimensión humanitaria.

El acuerdo, el primero que haría ilegal la fabricación, posesión y uso de esta clase de armas atómicas, busca quitar legitimidad y prestigio a un arsenal que tiene el poder de causar daños humanitarios y ambientales irreversibles en el planeta.

“Estamos en una situación extremadamente peligrosa ahora mismo. Cada día me despierto y veo las noticias y temo que haya habido alguna nueva prueba nuclear o un nuevo incidente. Pero creo que este es el momento en que debemos actuar”, señaló Fihn, nacida en Suecia en 1982.

En entrevista con Notimex, Fihn mencionó que parece que la sociedad dejó de estar atenta en la amenaza nuclear, tras el final de la Guerra Fría, hasta este momento, en que Corea del Norte en teoría podría ya alcanzar territorio continental estadunidense con una ojiva atómica.

“Si lanzan una bomba en California eso afectaría a México también, por eso todos los Estados tienen una responsabilidad, y este Premio Nobel de la Paz hará que la gente entienda mejor el riesgo dado el ambiente tan lleno de riesgos de seguridad”, afirmó.

La activista comentó que el Premio Nobel para ICAN debe ser aprovechado para impulsar el tema del desarme nuclear, y para redoblar la presión a los nueve Estados que poseen esta clase de arsenal: Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido, China, India, Pakistán, Israel y Corea del Norte.

De desatarse una guerra, ICAN calcula que se liberaría la potencia de 100 bombas como la lanzada en 1945 en Hiroshima. La conflagración causaría millones de muertes inmediatas, secuelas que perdurarían por generaciones, y una perturbación profunda del clima mundial y la producción agrícola.

“Hemos vistos que los cambios suceden muy rápidamente en nuestros tiempos. Primero tuvimos los otros tratados de prohibiciones de armas: químicas, biológicas y de minas antipersonales, que muestran que proscribir un arma comienza el proceso para su eliminación”, sostuvo.

Fihn añadió que la historia de los movimientos sociales sirve como ejemplo de que las dinámicas de poder pueden cambiar con celeridad. Precisó: “hay un puñado de países que han decidido quedarse con todo el poder y eso no cambiará hasta que el mundo entero los condene”.

Hasta el momento, 53 Estados han firmado el Tratado y apenas tres lo han ratificado. Se requiere que 50 países lo ratifiquen para que el TPAN entre en vigor, lo que podría suceder hacia finales de 2018 pese a la presión que ejercen las potencias nucleares para desalentar las adhesiones.

“Claro que hay presión (de las potencias nucleares), ha habido presión y sabemos que tiene un efecto en algunos Estados. Sin esa presión más Estados hubieran participado en las negociaciones del tratado, pero también esa presión ha movilizado a algunos que aseguran que no serán acosados”, aseveró.

La activista destacó el papel relevante de México en las negociaciones para aprobar el Tratado, en especial desde la conferencia organizada en 2014 en el estado mexicana de Nayarit sobre el impacto humanitario de las armas nucleares.

“México ha sido un Estado clave en liderar esta campaña. Hay varios talentosos diplomáticos en el gobierno de México, y es claro que tienen el multilateralismo y el desarme como una prioridad esencial”, enfatizó.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario