Legal


Exigen Fiscalía Integral


Publicacion:07-09-2017

+ + - -

La jurista Ximena Ortiz, de Equidad y Justicia, reveló la importancia de que el Estado Mexicano tenga una visión amplía de una Fiscalía Integral.

La jurista Ximena Ortiz, de Equidad y Justicia, reveló la importancia de que el Estado Mexicano tenga una visión amplía de una Fiscalía Integral, donde las leyes metan a la cárcel a quienes vulneran los derechos de todos.

“Por su trascendencia para todos los ámbitos de la vida del país, la decisión de quién será el primer Fiscal General de la República ha dejado de ser un asunto de gobierno, para convertirse en un tema de Estado”.

“El nombramiento del Fiscal General debe ser una decisión que genere confianza y arraigo en nuestra sociedad. Como abogado de la nación, y no solo del gobierno, el nuevo Fiscal General requerirá un amplio respaldo social para enfrentar a quienes traicionan la ley y al Estado de Derecho”.

“Por ello, y derivado de versiones periodísticas y declaraciones públicas que hablan de nombrar al Fiscal General mediante una votación construida mediante mayoría simple, exhortamos al Senado de la República a considerar la necesidad de una discusión abierta sobre las alternativas para construir la nueva Fiscalía, incluyendo el método de designación del Fiscal”.

Dijo que en ese sentido, resulta indispensable revisar y considerar la iniciativa presentada por el propio Ejecutivo Federal, para suprimir el llamado “pase automático” de los artículos transitorios del artículo 102 Constitucional.

Además del llamado “pase automático”, hay una serie de consideraciones sobre el diseño de la Fiscalía General sobre los que se requiere una conversación abierta y de cara a la sociedad. Por ello, una amplia coalición social ha trabajado en los últimos meses para proponerles también un proyecto ciudadano de dictamen al artículo 102 Constitucional. La propuesta suscrita por nuestros colectivos, considera las 9 iniciativas presentadas, incluida la del Ejecutivo Federal.

“Nuestra intención es presentarla al Senado de la República al iniciar formalmente el periodo ordinario de sesiones. Lo hacemos previo a la primera sesión ordinaria del año. Estamos convencidos de que las propuestas incluidas abordan temas que son del interés de la sociedad y de nuestros legisladores”.

Además de que legalmente se logre construir una Fiscalía General autónoma, capaz, independiente, requiere de la activa participación de todos los sectores de nuestra sociedad. Confiamos en que abrirán el espacio para escuchar y deliberar sobre el contenido de nuestra propuesta, para tener una Fiscalía General que sirva a nuestra sociedad

Hubo una reforma al artículo 102 de la Constitución, que establece que el Ministerio Público estará encabezado por un Fiscal General de la Nación; el propio artículo dota al fiscal de autonomía, es decir, sus funciones dejarán de ser parte de las funciones del Poder Ejecutivo, ya no es miembro del Gabinete, será un funcionario independiente, estará en el cargo 9 años a partir de su designación, explicó

“El Ministerio Público se organizará en una Fiscalía General de la República como órgano público autónomo, dotado de personalidad jurídica y de patrimonio propios”.

“Para ser Fiscal General de la República se requiere: ser ciudadano mexicano por nacimiento; tener cuando menos treinta y cinco años cumplidos el día de la designación; contar, con antigüedad mínima de diez años, con título profesional de licenciado en derecho; gozar de buena reputación y no haber sido condenado por delito doloso”

Por ello el Fiscal General durará en su encargo nueve años, y será designado y removido conforme a lo siguiente:

I. A partir de la ausencia definitiva del Fiscal General, el Senado de la República contará con veinte días para integrar una lista de al menos diez candidatos al cargo, aprobada por las dos terceras partes de los miembros presentes, la cual enviará al Ejecutivo Federal.

Si el Ejecutivo no recibe la lista en el plazo antes señalado, enviará libremente al Senado una terna y designará provisionalmente al Fiscal General, quien ejercerá sus funciones hasta en tanto se realice la designación definitiva conforme a lo establecido en este artículo. En este caso, el Fiscal General designado podrá formar parte de la terna.

II. Recibida la lista a que se refiere la fracción anterior, dentro de los diez días siguientes el Ejecutivo formulará una terna y la enviará a la consideración del Senado.

III. El Senado, con base en la terna y previa comparecencia de las personas propuestas, designará al Fiscal General con el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes dentro del plazo de diez días.

“En caso de que el Ejecutivo no envíe la terna a que se refiere la fracción anterior, el Senado tendrá diez días para designar al Fiscal General de entre los candidatos de la lista que señala la fracción I.

Si el Senado no hace la designación en los plazos que establecen los párrafos anteriores, el Ejecutivo designará al Fiscal General de entre los candidatos que integren la lista o, en su caso, la terna respectiva”.

IV. El Fiscal General podrá ser removido por el Ejecutivo Federal por las causas graves que establezca la ley. La remoción podrá ser objetada por el voto de la mayoría de los miembros presentes de la Cámara de Senadores dentro de un plazo de diez días hábiles, en cuyo caso el Fiscal General será restituido en el ejercicio de sus funciones. Si el Senado no se pronuncia al respecto, se entenderá que no existe objeción.

V. En los recesos del Senado, la Comisión Permanente lo convocará de inmediato a sesiones extraordinarias para la designación o formulación de objeción a la remoción del Fiscal General.

VI. Las ausencias del Fiscal General serán suplidas en los términos que determine la ley.

Corresponde al Ministerio Público la persecución, ante los tribunales, de todos los delitos del orden federal; y, por lo mismo, solicitará las medidas cautelares contra los imputados; buscará y presentará las pruebas que acrediten la participación de éstos en hechos que las leyes señalen como delito; procurará que los juicios federales en materia penal se sigan con toda regularidad, para que la impartición de justicia sea pronta y expedita; pedirá la aplicación de las penas, e intervendrá en todos los asuntos que la ley determine.

La Fiscalía General contará, al menos, con las fiscalías especializadas en materia de delitos electorales y de combate a la corrupción, cuyos titulares serán nombrados y removidos por el Fiscal General de la República. El nombramiento y remoción de los fiscales especializados antes referidos, podrán ser objetados por el Senado de la República por el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes, en el plazo que fije la ley; si el Senado no se pronunciare en este plazo, se entenderá que no tiene objeción.

La ley establecerá las bases para la formación y actualización de los servidores públicos de la Fiscalía, así como para el desarrollo de la carrera profesional de los mismos, la cual se regirá por los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos.

El Fiscal General presentará anualmente a los Poderes Legislativo y Ejecutivo de la Unión un informe de actividades. Comparecerá ante cualquiera de las Cámaras cuando se le cite a rendir cuentas o a informar sobre su gestión.

El Fiscal General de la República y sus agentes, serán responsables de toda falta, omisión o violación a la ley en que incurran con motivo de sus funciones.

 



« El Porvenir / Alberto Medina »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario