Monitor Consolas y Videojuegos


Videojuegos (casi) cancelados que resurgieron de sus cenizas


Publicacion:18-05-2017

+ + - -

En todo proceso creativo se producen cambios.

Los aficionados a los videojuegos estamos acostumbrados a ver cómo títulos que avanzaban en sus desarrollos por unos derroteros acaban tomando otros caminos. Algunos corren peor suerte y terminan cancelados. A veces no se produce cancelación, sino que un futuro lanzamiento se toma su tiempo apartado de los focos. Es lo que denominamos periodo de congelación o de silencio mediático.

Pocos juegos pueden presumir de haber sobrevivido a un periodo de silencio prolongado. Cuando no hay información durante años, la experiencia nos lleva a pensar que el proyecto ha sido cancelado, pero a veces podemos vislumbrar un foco de luz que ilumina el camino a los creativos y guía el juego hacia las tiendas. Semanalmente repasamos juegos de este tipo en nuestra sección "Lo que pudo ser", pero hoy queremos dedicar unas líneas a juegos que casi no llegan al mercado.

Prey
Prey acaba de llegar a las tiendas y lo ha hecho ofreciendo una experiencia de juego notable. Estamos ante un juego de acción que ofrece un recorrido narrativo por un universo ideal para los amantes de la ciencia-ficción, pero que no siempre fue así. Antes del trabajo de Arkane Studios, pudimos ver los planes que Human Head Studios tenía para la saga con su Prey 2.

El proyecto no avanzaba con fluidez y Bethesda decidió retirarlo de Human Head Studios
Aquel proyecto estaba enfocado a la acción, contaba con un toque futurista más próximo a lo alienígena porque viajábamos hasta un planeta exterior, y hasta coqueteaba con el mundo abierto. Era un juego muy ambicioso en su planteamiento que acabó cancelado, al parecer, por diferencias entre Bethesda y Human Head Studios. El resto de la historia ya la conocemos: hemos recibido un título recomendable.

Final Fantasy XV
La historia sobre Final Fantasy XV es de sobra conocida por todos los seguidores de la saga de Square Enix. El juego de rol comenzó su desarrollo en exclusiva para PlayStation 3 como Final Fantasy Versus XIII. De su dirección se encargaba Nomura, pero aquella idea original acabó demorándose demasiado, tanto que los jugadores lo terminaron dando por cancelado al ver cómo avanzaba Final Fantasy XIII.

Tras finalizar la trilogía de Lightning, Square Enix decidió retomar aquel proyecto cediendo su gestión a Hajime Tabata, diseñador de Final Fantasy Type-0. Del juego original tomó a sus protagonistas, parte de la trama y del universo, pero poco más. El Final Fantasy XV que recibimos en 2016 dista mucho de la primera versión que dibujó Nomura en las oficinas de Square Enix y que jamás vio la luz.

The Last Guardian
También de la misma época que Final Fantasy XV y anunciado en un contexto similar para PlayStation 3, The Last Guardian del Team ICO y Fumito Ueda tuvo que pasar por malos momentos cuando su desarrollo vivió un fuerte revés. Estuvo al borde de su cancelación, pero Sony decidió conceder una segunda oportunidad al ambicioso proyecto. Se lanzó, para sorpresa de muchos, a finales del pasado año, con una versión que seguía manteniendo todo el espíritu del juego original.

Overwatch
Overwatch, la propiedad intelectual de Blizzard con un valor de 1.000 millones anuales de facturación, ha sido un éxito rotundo en el mercado y podemos decir que la empresa no esperaba alcanzar esta cifra con tanta velocidad, más teniendo en cuenta que se trata de un juego nacido "por accidente". El desarrollo de Overwatch se inició cuando la empresa californiana decidió cancelar Project Titan.

 

Blizzard supo aplicar todo lo aprendido tras el fiasco de Titan para lanzar Overwatch
Como bien saben los jugadores de World of Warcraft, Titan era el sucesor del MMO, un ambicioso juego online que estuvo durante años en desarrollo y de cuyas cenizas nació el juego por equipos que ahora disfrutamos. Poco o nada tienen que ver en su planteamiento por aquello de obviar la parte persistente del género, pero las raíces de Titan están bien ancladas en el código de Overwatch.

 

Fallout 3
Hablar de Fallout 3 es recordar nuestros viajes por el yermo con el juego de Bethesda, pero antes del lanzamiento de este excelente título del estudio pudimos conocer una versión bien diferente. Es la que desarrolló y canceló Black Isle para Interplay. El proyecto inició su producción a comienzos de la pasada década y era conocido internamente como Van Buren. Su cancelación dejó huérfanos a los fans de la saga hasta que Bethesda se hizo con los derechos de la serie y lo reinició desde cero borrando del mapa todo el trabajo anterior.

Rainbow Six Patriots
En esta categoría de juegos que "resucitan" a pesar de estar cancelados o casi, tenemos una modalidad especial: títulos que son cancelados pero que dejan material genético suficiente como para inspirar a otros proyectos dentro de una misma compañía. Es el caso de Rainbow Six Patriots, de Ubisoft, entrega de la serie de acción que decidió clausurar su desarrollo en 2014.

Gran parte de lo explorado en Patriots ha tenido reflejo en Rainbow Six Siege y The Division
En esencia, Patriots iba a ser un juego de acción con un alto componente narrativo, ambientado en Nueva York y con grandes toques de estrategia y táctica. Tras su cancelación, Ubisoft se puso manos a la obra con dos proyectos que venían inspirados por el concepto tras Patriots: el multijugador por equipos Rainbow Six Siege y la experiencia online con toques roleros The Division.

Battleborn
¿Qué tiene que ver la Segunda Guerra Mundial con los mundos de ficción y fantásticos de Battleborn? A priori, poco, pero si miramos más allá de la mera cuestión temática, mucho. El juego de Gearbox y 2K Games nació de la cancelacón de Brother in Arms Furious Four, entrega de la saga de disparos de Ubisoft que estaba siendo desarrollada por el estudio fundado por Randy Pitchford.

Aquel juego que se tomaba a broma la Segunda Guerra Mundial no terminó de cuajar lo suficiente a la empresa francesa, que decidió desconectar la respiración asistida que lo mantenía vivo en Gearbox. El estudio fue listo y aplicó a aquel cadáver un intenso lavado de cara para convertir sus mecánicas (juego por equipos, clases, etc.) en lo que finalmente se transformaría en Battleborn.

Doom
El Doom que recibimos en 2016 fue una experiencia excepcional, un shooter de vieja escuela, sabor clásico y puntos que no se olvidaban de la innovación del presente. Pero antes de que id Software se embarcara en este rentable proyecto, Bethesda tuvo que cancelar al menos una versión de Doom 4, como se llamaba por la época. En este juego jamás lanzado volvían los demonios invadiendo la Tierra en lo que se acercaba más a un Gears of War que a un título de la saga. En el Doom que recibimos el año pasado no quedó ni rastro de él.

Until Dawn
En esto de los videojuegos también es habitual que cuando se anuncie una nueva tecnología se presenten varios proyectos para remolcarla. Algunos no superan sus desarrollos y acaban cancelados. Fue el caso de Until Dawn, que se presentó como juego para PlayStation 3 y PlayStation Move antes de terminar saliendo para PS4. Así fue cómo la gente de Supermassive Games revivió el juego de terror renovando el motor gráfico y añadiendo más toques cinematográficos.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario