Legal


Dialogan de crecimientos de la Constitución


Publicacion:16-05-2017

+ + - -

El maestro Hugo Dante Lucio García, Presidente del Colegio de Abogados Regiomontanos A.C. (CARAC), detalló los avances del desarrollo legal.

En sinergia con la comunidad estudiantil, el maestro Hugo Dante Lucio García, Presidente del Colegio de Abogados Regiomontanos A.C. (CARAC), detalló los avances del desarrollo legal de nuestra constitución.

Así es que dijo que todo gran cambio político proviene de grandes hartazgos sociales, anteriormente eran revoluciones armadas como es el caso del origen de nuestra Constitución de 1917, con el triunfo de Venustiano Carranza.

“Al día de hoy la Constitución del 2017 se reviste de un nuevo paradigma que antes de la reforma del 2011 solo eran discursos de derechos humanos, de los que podría disfrutar la gente pero no existía el ¿cómo?. Para ello, tratándose de subsanar esto con el surgimiento de las garantías individuales que era de las que gozaba el gobernado desde 1917 hasta el 2011, en que a raíz del caso Radilla Pacheco se da un nuevo paradigma donde la Corte Interamericana de Derechos Humanos resuelve contra México para que nuestra república contenga los DDHH que existían desde la instalación de la ONU para incluirlos en nuestra carta magna ahora como Derechos Fundamentales”.

Y así convertirse en Derechos Humanos reconocidos y regidos por principios y valores que circunscriben el principio máximo del que "debería" estar dotado todo estado democrático, es decir el principio "Pro homine" que nos obliga a interpretar y aplicar la ley a favor de "la persona" como individuo, con la venia del principio denominado "Supremacía Constitucional", que se reviste de lógica y mando sobre Autoridades y ordenamientos de menor jerarquía.

“Todo esto trae como consecuencia una nueva ideología llamada Neoconstitucionalismo, que es la bandera que las nuevas generaciones de politólogos y abogados nos hemos esforzado en llevar a las aulas y los tribunales, pero como toda normatividad relativamente nueva (2011), aún existe mucho camino por recorrer en la capacitación de los operadores del derecho para su aplicación”.

Todo un  esfuerzo que la suprema corte y los colegios de abogados de todo el país así como las Instituciones se han preocupado en actualizar.

“De este análisis nos surge una duda ¿Entonces con el nuevo cambio de paradigma debimos tener una nueva Constitución o un nuevo Constitucionalismo?, la respuesta en opinión de su servidor es ambas, porque la Constitución actual en su parte orgánica artículos 39 y 41 no se encuentra dotada de los recientes cambios coyunturales producto del fracaso de la representatividad democrática de los partidos políticos y el hartazgo social que impera en la actualidad, pese al esfuerzo de determinados medios de comunicación por ocultarlos y en seguida explico”.

Reveló que en el artículo 39 nos privilegia que el poder público dimana del pueblo y este tiene en todo el tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno, ¿Cómo pueblo queremos esto? Definitivamente sí y en teoría el imaginario colectivo ante el evidente descontento político podemos tomar resoluciones en pro del pueblo con relación a la "representación" que supuestamente los poderes de la Unión hacen de nosotros y es aquí el "bloqueo" o contrariedad al primer artículo mencionado y su noble contenido, ya que el diverso 41 Constitucional nos dice el ¿cómo? Se va a llevar a cabo esa soberanía emanada del pueblo, es decir, esta se materializa a través de los poderes de la Unión.

Donde  cuyos puestos a los cuales normalmente y salvo honrosas excepciones se llega a través de una carrera política al interior de un partido y no por los méritos académicos, científicos o pragmáticos de quién nos debería representar, esto es algo que se sabe, se comenta y debe discutirse (política y científicamente) para determinar un posible "rediseño" a nuestra ley suprema donde tengamos efectiva representación democrática.

“Todo  esto es una revestida de lógica en base a "los mejores preparados" y no llegar a casos lamentables como la Sra. Carmen Salinas en el Congreso o diputados federales que tienen nivel de educación hasta bachillerato y cuentan con comisiones tan relevantes como la de Ciencia y Tecnología”.

“Por lo tanto lamentablemente todo indica que el ciudadano común no tiene más opciones fácticas y reales que ejercer la soberanía y el poder democrático a través del sufragio, teniendo como opciones candidatos impuestos por los partidos en las boletas de votación a las que nuestra voluntad “democrática” se tiene que someter porque al parecer la triada entre poder, lógica y sentido común son inconcebibles para la clase política que se esfuerza en defender su asiento de poder y el de su partido con tecnicismos y doctrinas que no encajan con la demanda social y su contexto actual”.

Dijo que para el rediseño mencionado será necesaria la participación activa y consciente del Ciudadano común y la mayoría silenciosa en aras de revolucionar el Derecho Constitucional que hoy celebramos con grandes expectativas de que el neoconstitucionalismo construya el puente real pragmático entre la justicia y la legalidad que los poderes fácticos no han podido alcanzar.

 



« El Porvenir / Alberto Medina »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario