Internacional Medio Oriente


Libaneses se manifiestan en rechazo a aumento de impuestos


Publicacion:20-03-2017

+ + - -

Miles de personas se manifestaron en calles del centro de esta ciudad en contra del aumento de los impuestos propuesto por el Parlamento del Líbano

 

Beirut.- Miles de personas se manifestaron en calles del centro de esta ciudad en contra del aumento de los impuestos propuesto por el Parlamento del Líbano para aliviar un déficit presupuestario de cuatro mil millones de dólares este año.

Al grito de ”¡No pagaremos!” y potando banderas nacionales, los manifestantes recorrieron varias calles y avenidas de Beirut hasta la Plaza Riad Al Solh, hasta donde llegaron cerca de mil personas.

Cientos de policías fueron desplegados a las inmediaciones de la sede del gobierno y el Parlamento para evitar desmanes de parte de algunos inconformes, que por tercer día consecutivo han realizado manifestaciones en Beirut, según un reporte de la televisión Al Manar.

Las protestas comenzaron el viernes pasado, luego de que los legisladores aprobaron dos días antes varias alzas en los impuestos, el más prominente, el 1.0 por ciento a las ventas al menudeo.

Los inconformes, en su mayoría jóvenes, acusaron a las autoridades libanesas de aumentar los impuestos para pagar los sueldos entre los trabajadores del sector público, que desde hace tiempo se han retrasado.

Las manifestaciones fueron convocadas por diversos grupos de la sociedad civil y algunos de los principales partidos políticos, como el Christian Kataeb y el progresista partido socialista druso Walid Jumblatt, que se oponen a la política fiscal.

Durante su recorrido por el centro de Beirut, algunos de los manifestantes lanzaron piedras, botellas y otros objetos contra el automóvil del primer ministro libanés, Saad Hariri, quien logró salir a salvo, bajo la protección de un convoy blindado de la Policía.

Los inconformes, ubicados afuera de la sede del gobierno, gritaron: “¡ladrones, ladrones!”, al tiempo que comenzaron a lanzar botellas y piedras.

Con botellas de agua cayendo a su alrededor y el de sus guardaespaldas , que lo protegían con sus brazos, Hariri llamó a la calma y dijo ante las cámaras de televisión: "Es cierto hay basura y corrupción en el país, pero vamos a luchar", tras lo cual abandonó la zona.

El secretario general de Hezbolá, Sayyed Hasan Nasrallah, llamó la víspera al gobierno a abordar el asunto de una manera consciente y razonable para evitar actos de violencia y disturbios durante las concentraciones masivas de este domingo.

"Apoyamos el aumento salarial porque es un derecho natural. En cuanto a los impuestos, consideramos que deben ser justos. No deben imponerse a los pobres o los trabajadores con salarios bajos, esto ha sido nuestra postura desde 1992”, dijo Sayyed Nasrallah.

Las autoridades libanesas están tratando de aumentar los impuestos para ayudar a un acuerdo sobre el aumento a los salarios del sector público.

Las manifestaciones son la última exhibición del descontento popular contra la élite política del Líbano, integrada por muchas de las milicias que actuaron en la guerra civil (1975-1990), considerada ampliamente como corrupta.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario