EnEscena Televisi贸n


Maduran actrices su talento en series de tv


Publicacion:19-03-2017

+ + - -

Jessica Lange dice que gracias al patriarcado blanco en Hollywood las mujeres maduras tienen que vivir con un estigma.

Jessica Lange, Susan Sarandon y Jane Fonda son algunas de las actrices que a pesar de su edad siguen teniendo grandes personajes y ahora más en la pantalla chica. Lange dice que gracias al patriarcado blanco en Hollywood las mujeres maduras tienen que vivir con un estigma.
“En esta cultura no se te considera hermosa si tienes 50 años o más, y oyes comentarios sobre lo guapa que una mujer debió haber sido cuando era más joven”, explica.
La actriz de 67 años es la protagonista de la nueva serie de Ryan Murphy, “Feud: Bette and Joan”, que se transmite a las 22:00 horas a través de FOX Premium, en donde da vida a Joan Crawford, una de las divas del cine estadounidense de los años 30 y hasta los 50. Crawford pertenece a la generación de grandes actrices como Greta Garbo, Marlene Dietrich, Myrna Loy, Bette Davis o Katharine Hepburn, entre otras.
En el programa producido por Murphy se explora la rivalidad que tenía la actriz con Bette Davis (Sarandon) y que las llevó a trabajar juntas en el thriller nominado al Oscar “¿Qué pasó con Baby Jane?” y que explora cómo las dos mujeres soportaron discriminación por su edad, sexismo y misoginia mientras luchaban por mantener el éxito y la fama en el ocaso de sus carreras.
“Esta no es la primera vez que hago un personaje de corte biográfico, pero me costó mucho trabajo poder entender su ritmo, porque Joan era muy especial, así que una vez que me sentí cómoda con ella y la comprendí todo fue más fácil”, indica la actriz.
La dura personalidad de Joan la llevó a darle vida a diversos personajes de carácter fuerte y liberales que en su momento le dieron el reconocimiento de la crítica.
“Ella era muy sexual y lo que leí acerca de la diva era que su sexualidad no era recatada, no era tímida. Era directa. Y algunas de las historias sobre ella son salvajes, son grandiosas. Eso me encantó”, agrega Lange, quien también consideró que su imagen no tenía por qué tener el doble estándar de su sexualidad.
Sin embargo, Lange explica que entiende un poco sobre su tiempo, su papel y lo divertido que fue la rivalidad entre las dos.
Compuesta por ocho episodios de una hora cada uno, “Feud: Bette and Joan” cuenta con la producción ejecutiva del aclamado Ryan Murphy junto a Dede Gardner, Tim Minear y Alexis Martin Woodall. Además de las ganadoras del Oscar Lange y Sarandon, el elenco se completa con Alfred Molina, Stanley Tucci, Judy Davis, Jackie Hoffman y Alison Wright.
Colegas y rivales. Durante la década de los años 30, 40 y 50, Joan Crawford se convirtió en una de las actrices más aclamadas del cine de Hollywood y en una de las mejores pagadas de su tiempo junto con otras colegas de su mismo estudio cinematográfico al igual que de otros estudios.
La actriz a menudo interpretaba papeles de jóvenes emprendedoras y luchadoras que al final encontraban el amor; estas historias fueron bien recibidas por la crítica y el público —especialmente el femenino— durante la época de la gran depresión.
Ambas se detestaban y curiosamente les tocó trabajar juntas como protagonistas en el filme “¿Qué fue de Baby Jane?” donde Crawford es Blanche Hudson, quien esa maltratada brutalmente por Jane Hudson (Bette Davis). Durante el rodaje, Bette Davis hizo instalar una máquina dispensadora de Coca-Cola en el set para hacer enfadar a Joan Crawford ya que su esposo, Alfred Steele, era un ejecutivo de la marca Pepsi-Cola.



« El Universal »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario