Legal


Exigen mejoras en derechos


Publicacion:14-03-2017

+ + - -

La Presidenta de la CEDH, Sof铆a Velasco Becerra, dijo que es necesario mejorar los derechos en los centros penitenciarios.

En aras de una mejor justicia y dignificación del derecho en los penales de la entidad la Presidenta de la CEDH, Sofía Velasco Becerra dijo que es necesario mejorar los derechos en los centros penitenciarios.

Así es que el pasado 11 de febrero, cuando se cumplió un año de la tragedia sucedida en el Centro Penitenciario Topo Chico, la CEDH hizo un balance y determinó  que urgen mejoras legales.

“Esta Comisión Estatal de Derechos Humanos lo recuerda con profunda tristeza, ya que cuarenta y nueve personas perdieron la vida en un enfrentamiento de internos pertenecientes a grupos rivales. Este fatal evento penitenciario nos colocó lastimosamente en las noticias de primera plana, no sólo en la nación, sino en el mundo”.

“La tragedia no terminó en esa fecha, posteriormente sucedieron eventos que daban cuenta del antagonismo entre los grupos de internos en los meses de abril, junio y octubre”.

“Ante hechos de tal magnitud, la Comisión se dio a la tarea de revisar las condiciones prevalecientes en el Centro Penitenciario y formuló un Informe Especial sobre la situación del Topo Chico. Informe que fue dado a conocer en junio de ese año”.

Así es que en dicho Informe se realizaron observaciones en el contexto del Sistema Universal, Interamericano y de Derecho Interno de los Derechos Humanos. Se tuvo especial referencia a las llamadas Reglas Mandela, que establecen las condiciones que deben prevalecer en los Centros de Reclusión. Las observaciones fueron acompañadas de propuestas a la autoridad, propuestas con carácter no vinculatorio y con ánimo constructivo en la solución de los problemas.

“Hoy, a un año de esos hechos, se realiza un breve recuento y balance del estado que guardan los derechos humanos observados a partir de aquella fecha y hasta el pasado día siete de febrero, momento en que se realizó la última visita a este Centro Penitenciario”.

La integridad de las internas e internos continúa sin garantizarse plenamente, las personas recluidas tanto hombres como mujeres refieren temores de que les quiten la vida o recibir agresiones que vulneran su integridad física y/o emocional. La Comisión a través de la coordinación penitenciaria ha canalizado recurrentes solicitudes para lograr la seguridad de los internos.

El número de personas internas ha disminuido; hace un año tenía 3 mil 595 (3,164 hombres y 431 mujeres), esa cantidad pasó a ser en este 2017 de 3,162 (2,734 hombres y 428 mujeres). Es decir, 433 personas internas menos que el día de la tragedia. De acuerdo a la capacidad instalada del centro, no existe sobrepoblación. Sin embargo, la distribución y separación que los internos tienen no es la que la normatividad señala; separación de quienes se encuentran vinculados a proceso y aquellos que están sentenciados.

Tampoco existe la separación entre las personas de acuerdo al grado de riesgo y/o violencia que presentan frente a sus iguales. Ante ello, las áreas denominadas “transitorias”, son espacios para resguardar que las y los internos no sean agredidos o ellos no agredan a los demás.

En este orden de ideas, el hacinamiento se presenta precisamente en estas áreas llamadas transitorias, que son identificadas coloquialmente como Canina de mujeres, Canina de hombres, Afis, Unidad de Reflexión y Salvadoreño.

Además continúan presentándose falta de camas, colchonetas y sábanas en las diversas áreas del centro.

Mención especial merece la estancia de al menos 39 niñas y niños menores de 3 años de edad, muchos de ellos bebés de brazos, es decir nacidos durante el año que dista a la tragedia. Estos niños y niñas requieren de una atención especial no sòlo de las autoridades penitenciarias, sino de otras instancias que atiendan su salud y

desarrollo integral, dada su vulnerabilidad al vivir en un centro penitenciario.

“Por lo que se refiere al derecho humano a la salud, prevalecen las condiciones de insuficiencia de personal de enfermería y médico, tanto en medicina general como de especialidad, y también material de curación y medicamentos”.

“En cuanto a la alimentación, las internas e internos dan testimonio de la poca calidad de la comida que se prepara. Algunas referencias extremas, señalan que sólo comen frijoles con sopa y agua durante varias semanas”.

“Es de llamar la atención que las áreas abiertas destinadas al esparcimiento y práctica de los deportes (campos de fútbol y beisbol) están en proceso de pavimentación, la autoridad refiere la construcción de canchas con pasto sintético. Se espera que dichos trabajos de remodelación repercutan positivamente en beneficio de los derechos de la población penitenciaria. La práctica del deporte es uno de los medios que la Constitución establece para lograr la reinserción social”.

Así es que urge un aspecto positivo observado que es la remodelación de los espacios de los talleres de carpintería y elaboración de artesanías para los internos. Los trabajos muestran buen avance, ello permitirá hacer frente al rezago laboral que tiene Topo Chico.

“Esta Comisión exhorta a que las ofertas de trabajo al interior del penal, se intensifiquen y amplíen para que participe toda la población penitenciaria”.

“El déficit de personal de seguridad y custodia sigue siendo una constante. El total de elementos, tanto hombres como mujeres, a la fecha de la visita fue insuficiente de acuerdo a la norma”.

Legalmente se debe de haber dos custodios por cada diez internos, artículo 174 de la Ley de Seguridad Pública del Estado.

Y la propuesta en suma, las consideraciones anteriores plantean la urgencia de incrementar los recursos públicos destinados a la inversión en el sistema penitenciario del Estado, con la finalidad de que cada uno de los derechos mencionados: Integridad, salud, alimentación, estancia digna, trabajo y derechos de las niñas y los niños, sean debidamente atendidos y garantizados.

En Topo Chico se requiere con premura extender los trabajos de remodelación que permitan la separación de los internos, a efecto de lograr la distensión del ambiente y así evitar en consecuencia, riñas y violencia.

 

 



« El Porvenir / Alberto Medina »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario