Nacional Mas Nacional


Salva héroe a sus seis hermanos


Publicacion:06-11-2019

+ + - -

Kendra Lee Miller, familiar de varias de las víctimas, relató en Facebook detalles de lo que vivieron

Durante 11 horas duraron el dolor y la incertidumbre de la familia LeBarón al no poder confirmar el estado de salud y el paradero de sus familiares que fueron atacados el lunes por un grupo de hombres armados en el municipio de Bavispe, Sonora, cerca de los límites con Chihuahua.

Kendra Lee Miller, familiar de varias de las víctimas, relató en Facebook detalles de lo que vivieron:

"La mañana del 4 de noviembre de 2019, tres madres en tres vehículos, con 14 niños repartidos entre ellos, salieron de La Mora, una pequeña comunidad familiar en las montañas del noreste de Sonora.

"Dos de ellas [iban] a ver a familiares en Chihuahua y una, a recoger a su esposo, quien llegaba al aeropuerto de Phoenix, Arizona. Nunca lo lograron. Fueron emboscados por cárteles mexicanos; baleados, quemados y asesinados a sangre fría. Eran civiles inocentes, ciudadanos estadounidenses que simplemente trataban de vivir sus vidas pacíficamente", escribió.

Primero encontraron el vehículo en el que viajaban Rhonita Miller, de 30 años, y sus cuatro hijos: Howard, de 12 años; Krystal, de 10, y los gemelos Titus y Tiana, de ocho meses. La camioneta estaba baleada y calcinada con sus ocupantes adentro.

"Sólo quedaron un par de huesos para identificar a las cinco [personas] que habían estado en el interior. Al parecer, una intentó escapar, pues la puerta del pasajero del frente estaba abierta y había restos dentro y afuera del vehículo", relató.

Unos 10 kilómetros adelante encontraron otros dos vehículos; en uno viajaba Dawna Ray Langford, de 43 años, con sus nueve hijos, y en el otro iba Christina Marie Langford Johnson, de 29 años, con su bebé, Faith, de siete meses.

"A ambas les dispararon desde el frente. Christina salió del vehículo levantando las manos para que los atacantes supieran que iban mujeres y niños.

"Dio su vida para tratar de salvar al resto. Dawna y dos de sus hijos murieron durante el tiroteo", detalló Kendra Lee Miller.

 

El héroe

 

Devin, un adolescente de 13 años —hijo de Dawna— fue quien puso a salvo a sus hermanos, casi todos heridos, escondiéndolos entre los arbustos de la zona.

Después caminó durante seis horas, unos 22 kilómetros, sorteando el tiroteo y tratando de no ser visto, hasta que llegó al rancho La Mora para pedir auxilio.

De acuerdo con la versión de Kendra, "los tíos de Devin se armaron con pistolas y fueron a buscar a los niños escondidos, sabiendo que muchos de ellos estaban heridos. No llegaron lejos cuando se dieron cuenta de que se arriesgaban a morir, porque el tiroteo se alargó por horas en la zona de las montañas cercanas a La Mora.

"Los hombres esperaron refuerzos y alrededor de las 19:30 horas encontraron a los niños que estaban escondidos".

Los otros sobrevivientes son Kylie, de 14 años, quien presenta una herida en el pie; Cody, de ocho años, quien tiene heridas en la mandíbula y en una pierna; Xander, de cuatro años con un impacto de bala en la espalda, y Brixon, de nueve meses, con un disparo superficial en el pecho.

En ese mismo lugar fue localizado Jake, quien estaba ileso.

McKenzie de nueve años, quien presenta una herida en el brazo, fue encontrada hasta pasadas las 22:00 horas, pues se angustió porque su hermano no regresaba y decidió ir por ayuda, pero se perdió.

 

El milagro

 

En el punto donde fueron localizados los cuerpos de Christina y Dawna también fue encontrada Feith, ilesa.

La bebé estaba en su asiento, en el piso de la camioneta. Se presume que su madre la colocó ahí para ponerla a salvo.

Durante las largas horas de angustia, miembros de la familia LeBarón reconocieron que no espe-raban que los bebés que viajaban en la caravana lograran sobrevivir.

La noche del lunes, los menores heridos fueron trasladados en helicópteros al Diamond Children´s Medical Center, en Tucson, Arizona, donde son atendidos y se les reporta estables.

Anoche, la familia esperaba la entrega e identificación de los cuerpos. En tanto, abrieron una cuenta en GoFundMe —llamada LeBaron and Langford Family TRAGEDY— para los gastos de hospitales. Hasta las 19:30 horas de ayer lle-vaban 61 mil 337 dólares recaudados.



« El Universal »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario