Deportes Selección Mexicana


Deja Tri de lado la fastuosidad


Publicacion:10-10-2019

+ + - -

Llegaron a su hotel de concentración en un par de minibuses y aunque se trata de un resort con todas las comodidades, tampoco están llenos de lujos

Lejos de los lujosos autobuses en los que suelen transportarse, los futbolistas de la Selección Nacional Mexicana convocados para el duelo ante Bermudas, parece, regresaron a las bases.

Llegaron a su hotel de concentración en un par de minibuses y aunque se trata de un resort con todas las comodidades, tampoco están llenos de lujos como cuando juegan en Estados Unidos.

Al frente del pelotón Héctor Herrera, quizá el de más experiencia y a quien Gerardo Martino, el técnico, intenta recuperar como líder, después de su ausencia en la Copa Oro. Después los jóvenes encabezados por J. J. Macías, Diego Lainez y Sebastián Córdova. Estos elementos tendrán minutos ante los bermudeños, y tendrán que enfrentarse a un ambiente que aunque no será tan hostil como en El Salvador u Honduras, tampoco será el día de campo que suelen tener en la Unión Americana o México mismo. Martino llegó sonriente después de los días de trabajo en Nueva Jersey, aunque ahora tendrá que enfrentar la Nations League, con visitas como esta y la obligación de siempre: salir campeones.

El estadio de Bermudas

El estadio Nacional de Bermudas, sede del juego del viernes de la Liga de Naciones de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf), no es digno de acoger un partido de estas características.

Puede ser una trampa para los futbolistas, por las malas condiciones del césped y hasta por las tribunas. Construido en 1953, para jugar criquet, el inmueble apenas si ha sido mejorado. Tiene dos tribunas, una pista tratán, muy desgastada, no hay cabeceras. Apenas alberga a 8,500 personas.

La cancha se encuentra en pésimas condiciones, mucho peor de las que presenta SUM en los juegos de la Selección Mexicana en los Estados Unidos. Las tribunas tienen acceso directo a la cancha, así que el público podría acceder a ésta en cualquier momento. Sí, podría ser una trampa para los jugadores mexicanos.

El estadio se encuentra de un Complejo Deportivo, en donde hay además una cancha de hockey sobre pasto y una alberca. Eso sí, si alguien le pega muy duro al balón, este se puede ir fuera del inmueble. Ojalá que lleven suficientes, porque no habrá forma de regresarlos.



« El Universal »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario